Los escenarios de ‘Star Wars’ en Túnez

10 octubre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por el historiador del arte Armando Cerra
Túnez tuvo la suerte de ser uno de los platós naturales donde se filmaron algunas de las imágenes más icónicas de 'Star Wars'. Lugares que hoy son atracciones turísticas.

La saga de Star Wars ya es historia del cine, uno de los grandes hitos del séptimo arte y sus seguidores son millones en todo el mundo. Cualquier cosa que esté vinculada con las películas que ideó George Lucas hace unas décadas genera interés entre sus fans. Y por supuesto, eso es aplicable a los escenarios naturales donde se rodó. Ahí ocupa un lugar destacado Túnez, al norte de África.

El cine y el turismo

La relación entre cine y turismo es cada vez más estrecha. Son muchos los escenarios de película que luego se han convertido en destinos turísticos. En unos casos se trata lugares reales que aparecen tal cual en las pantallas de cine, como puede ser el barrio de Notting Hill en Londres, donde se enamoraron Julia Roberts y Hugh Grant.

Y en otros casos pueden ser lugares que han inspirado escenarios o que han sido completamente transformados para la ocasión. Se trata de lugares de película a caballo de la realidad y la ficción. Y desde luego, ese es un equilibrio en el que se han sabido manejar como nunca en los distintos episodios de Star Wars.

Escenarios de Star Wars

Cañón de Tamerza en Túnez
Cañón de Tamerza

En muchas ocasiones, los futuristas ambientes de Star Wars se han basado en espacios naturales reales, como puede ser el nonte Etna en Sicilia o el Parque Nacional de las Secuoyas en California. Y en otras ocasiones son lugares históricos sorprendentemente cambiados para la filmación, bien sea con atrezzo real o con simulaciones digitales, como ocurre con la plaza de España de Sevilla.

No obstante, si hay un lugar desde el principio de la saga relacionado con los rodajes de Star Wars ese es Túnez. Hasta allí nos vamos para conocer algunos de los escenarios en los que se rodó.

El turismo en Túnez

Lo cierto es que este país norteafricano posee muchos encantos para atraer a los viajeros, comenzando con su magnífica costa a orillas del Mediterráneo que ofrece estupendos hoteles y amplias playas.

Y además, en el territorio tunecino y muy cerca de esa costa hay yacimientos arqueológicos de gran interés, ya que en este país se dio la cultura cartaginesa y luego pasaron por aquí los romanos.

Pero mucho, mucho más tarde pasaron por aquí otras tropas distintas: las rebeldes y las imperiales de Star Wars, o lo que es lo mismo, la gente del cine de Hollywood. Ellos aprovecharon varios lugares de Túnez para filmar en 1977 escenas de la primera película de la saga, el Episodio IV. Más tarde regresarían para entregas posteriores. Y todo ello se ha convertido en un reclamo turístico más.

Star Wars en Túnez

Poblado de MAtmata, uno de los escenarios de Star Wars
Poblado de Matmata

Lo cierto es que George Lucas se enamoró de Túnez, tanto, que se inventó un planeta llamado Tatooine, inspirado en él. Y hasta ahí que se fue a rodar. En algunos casos se hizo sin apenas transformación, como en el lago de Sal o Chott el Jerid, sobre el que vuela Luke Skywalker con su aerodeslizador.

Al igual que tampoco transformó un lugar como el barranco de Tozeur. Por él deambulaban perdidos los androides más famosos de la historia del cine: C3PO y R2D2.

En cambio, otros lugares de rodaje de Star Wars fueron construidos en Túnez para la filmación, como la ciudad de Mos Espa o la Gran de los Lars, también en el área de Tozeur. Y en la isla de Djerba se recreó la cantina donde se vieron por primera vez Han Solo, Chebwacca y Skywalker, si bien, hoy está en ruinas.

Pero no acaban aquí los escenarios tunecinos de Star Wars. En el poblado de cuevas excavadas de Matmata se ambientó la Granda de los Lars. Así como la vivienda de Anakin Skywalker estaba en unos auténticos ksars bereberes de Hadada y de Medenini.

En definitiva, que los mayores seguidores de Star Wars deberían apuntarse Túnez como un posible destino de vacaciones. Y el resto, a la espera de que se puedan hacer viajes al espacio, siempre pueden viajar hasta estos escenarios tan especiales.