La mejor época para visitar la Sagrada Familia de Barcelona

Es la gran joya de la ciudad de Barcelona. Pero, para disfrutar de la Sagrada Familia, es importante elegir un momento de menor afluencia de visitantes.

Es la obra maestra de Gaudí y el máximo exponente de la arquitectura modernista catalana, por ello, visitar la Sagrada Familia es imprescindible en cualquier viaje a Barcelona. La mejor época tiene que ver en parte con la más idónea para viajar a la Ciudad Condal. Te descubrimos qué aspectos hay que tener en cuenta antes de hacer la elección. ¿Nos acompañas?

El tiempo en Barcelona 

Barcelona
Barcelona – Becker Stefan

La Ciudad Condal suele tener un clima bastante agradable durante todo el año, aunque hay un elemento que juego en su contra, la humedad. Esta es más evidente en invierno y en verano.

Sin embargo, viajar durante ambas estaciones también tiene sus ventajas. Ir en invierno nos permite disfrutar de la ciudad con la decoración y espectáculos navideños. En verano, además de visitar la ciudad, podemos relajarnos o bañarnos en sus playas.

Respecto a las temperaturas, en invierno oscilan entre los 10-12 grados; en verano entre los 25-30; y en primavera y otoño varían entre los 15 y los 20 grados. Aún así, recuerda que puede haber fluctuaciones, por lo que antes de preparar tu viaje no te olvides de consultar el tiempo que va a hacer durante tu estancia.

Por otro lado, en Barcelona la media anual de días de lluvia es de 90. Suele darse más en las estaciones intermedias, es decir, en primavera y en otoño, pero es difícil que se encadenen varios días de precipitaciones seguidos. En verano también pueden darse tormentas, aunque son bastantes cortas y en poco tiempo vuelve a lucir el sol.

Visitar la Sagrada Familia: la afluencia turística y los precios 

Sagrada Familia de Barcelona
Sagrada Familia – Aliaksandr Antanovich

En julio de 2017 Barcelona batió su récord de turismo, con 10,51 millones de visitantes extranjeros. Y es que son muchas las personas que aprovechan sus vacaciones estivales para disfrutar de una de las ciudades más demandadas, pues ocupa el duodécimo puesto a nivel mundial. Por ello en esas fechas aumentan los precios.

Durante el resto del año Barcelona sigue siendo bastante visitada, pero la afluencia turística disminuye, pudiéndose apreciar mejor los distintos puntos de interés, como la Sagrada Familia. Esto suele ir acompañado de más ofertas hoteleras o de transporte, siempre y cuando no hagamos coincidir nuestro viaje con alguna festividad.   

Conclusión: es mejor visitar la Sagrada Familia en primavera u otoño

Sagrada Familia, Barcelona – Luca Florio / Flickr.com

Una vez que hemos visto aspectos como el tiempo, el número de turistas o los precios, descubrimos que la mejor época para viajar a Barcelona y, por tanto, para visitar la Sagrada Familia, es en primavera u otoño. Los servicios de turismo son más baratos que en verano y hay menos turistas abarrotando las principales calles y monumentos de la ciudad.

Asimismo, y a pesar de que en Barcelona no suelen darse temperaturas extremas, el clima es más agradable. No hace tanto calor y humedad como en la época estival, lo cual suele ser bastante agobiante a la hora de caminar por Barcelona.

Y, si viajas en septiembre, mayo u octubre podrás disfrutar incluso de la playa, aunque no hay que olvidar que octubre es el mes con más lluvias. Eso así, el sol seguirá sin esconderse.

La mejor hora para visitar la Sagrada Familia

Interior de la Sagrada Familia de Barcelona
Interior del templo – Oliver Huitson / Flickr.com

Tan importante como la época en la que visitemos la obra maestra de Gaudí es la hora a la que accedamos a ella. Para disfrutar de todos los detalles arquitectónicos, lo ideal es ir a primera hora de la mañana o al final de la tarde, que es cuando los reflejos del sol los magnifican y las vidrieras y los rosetones se pueden ver en todo su esplendor.

“La belleza es el resplandor de la verdad, y como que el arte es belleza, sin verdad no hay arte”.

-Antoni Gaudi-

Por otro lado, para evitar largas colas y asegurarnos que las entradas no están agotadas cuando lleguemos, lo mejor es comprar los tickets previamente por internet.

La entrada individual tiene un coste de 15 euros, a no ser que queramos también un audioguía (el precio se eleva a 22 euros), lo cual es recomendable para conocer más a fondo el máximo exponente de la arquitectura modernista catalana. Si además quieres subir a las torres, algo más que recomendable, el precio se eleva 29 €.

Fotografía de portada: dimbar76 / Shutterstock.com

Categorías: Consejos Etiquetas:
Te puede gustar