El templo de Yangón: qué debemos saber antes de visitarlo

Una increíble pagoda dorada de más de cien metros de altura preside este recinto religioso, uno de los más importantes de Myanmar. Un lugar que en los últimos años se ha convertido también un gran foco turístico.

El templo de Yangón es el mayor reclamo turístico de la ciudad y uno de los destinos principales de Myanmar, la antigua Birmania. Incluso algunos viajeros que comienzan su viaje en Tailandia deciden cruzar la frontera para visitar la increíble y colosal pagoda del que es uno de los recintos religiosos más importantes del país.

¿Estás planificando un próximo viaje a Myanmar o incluso a Tailandia? ¿Te gustaría conocer una de las construcciones más impactantes que puedas imaginar? En ese caso, debes conocer ciertos aspectos antes de visitar la gran joya de Yangón: Shwedagon Paya. Quédate, ¡nosotros de lo explicamos!

El templo de Yangón: Shwedagon Paya

Shwegadon Paya en el templo de Yangón
Shwegadon Paya – 835450 / Pixabay.com

Su arquitectura, su historia y su belleza dejan sin aliento a todos los viajeros que visitan este recinto religioso. La imponente estupa que lo preside, Shwedagon Paya, tiene cien metros de altura. A su alrededor, infinidad de templos diferentes que dan forma a este espectacular complejo.

Shwedagon es, además, la pagoda más sagrada para los budistas del país. Esto se debe a las reliquias de Buda que el templo guarda y protege en su interior: un trozo de tela y ocho cabellos del mismísimo Siddharta Gautama.

Qué saber antes de visitar el templo de Yangón

Antes de visitar este fabuloso lugar es necesario conocer ciertos aspectos. El complejo religioso tiene 46 hectáreas y 2500 años de historia y es uno de los templos budistas más importantes de Myanmar.

1. Cómo llegar

Templo de Yangón
Templo de Yangón – sharonang / Pixabay.com

El templo de Yangón se encuentra en lo alto de la colina Singuttara. Sin embargo, tiene fácil acceso, apenas se tardan 30 minutos caminando desde el centro de la ciudad.

Conducir no es buena opción, por el complicado tráfico de Yangón. Pero si no te apetece andar, siempre puedes coger un taxi (son muy económicos) o el transporte público: el autobús 204 siempre para frente al recinto.

2. Entradas al templo

Templo de Yangón
Templo de Yangón – sharonang / Pixabay.com

El templo de Yangón tiene 4 accesos diferentes. Estas diversas entradas son denominadas como “escaleras”. Las escaleras están distribuidas de manera que coinciden con los puntos cardinales: escalera norte, escalera sur, escalera este y escalera oeste.

También es posible acceder al templo en ascensor, pero la única entrada sin ascensor es la oeste. Cada una de las escaleras tiene un encanto diferente. Sin embargo, las entradas más famosas dada su belleza son la sur y la este. Aunque todas las escaleras están protegidas por diversos Chinthe, Unos leones míticos birmanos de 12 metros de altura.

3. Consejos para la visita

  • Para entrar a los templos y la pagoda es imprescindible llevar los pies descalzos. De hecho, existe la posibilidad de utilizar las consignas para poder dejar los zapatos.
  • También hay que cuidar la vestimenta. No se pueden llevar camisetas sin mangas y faldas y pantalones deben ser por debajo de la rodilla.
  • Dentro de la ciudad e incluso dentro del complejo del templo de Yangon hay múltiples cajeros automáticos.
  • Dado da  grandeza del complejo, la visita debe comenzar a primera hora de la mañana. Sin embargo, pasear por el templo de Yangón al caer la noche es un espectáculo de luces increíble.
  • El clima es realmente extremo, por ello, es recomendable el uso del paraguas para protegerse tanto de la lluvia como del sol.

4. Arquitectura

Estupa de Shwedagon
Pagoda Shwedagon – Sean Pavone

La estupa destaca por su altura, pero también porque está bañada en oro. De hecho, Shwedagon Paya está recubierta de 27 toneladas de oro y la corona de la parte superior está decorada por 2.317 rubíes y 4.531 diamantes.

Esta imponente estupa tiene un pedestal de 6 metros de altura, seguido por las terrazas escalonadas de 20 metros de altura. Y está coronado por una especie de campanilla de 28 metros de altura.

Además, en el complejo donde se encuentra se pueden ver  otros increíbles monumentos, distribuidos en un territorio octagonal. De esta manera, podemos disfrutar de la belleza de construcciones que van desde simples altares a pagodas más pequeñas o santuarios.

5. Rituales

El primero de ellos es el ritual “let ya yi”, una tradición que consiste en recorrer los templos en el sentido de las agujas del reloj.  Y muy llamativo para los turistas es el ritual de bañar a Buda, que consiste sencillamente en verter agua sobre una estatua y que es un ritual para celebrar su nacimiento.

“Es mejor viajar bien que llegar.”

-Buda-

Como podemos observar, Yangón es un destino único donde cualquier viajero descubrirá un pequeño universo realmente extraordinario.

Categorías: Destinos Etiquetas:
Te puede gustar