Visitamos El Pedregal en Ecuador, una belleza natural

· 17 septiembre, 2018
El Pedregal esconde algunos de los paisajes más singulares de Ecuador. Situado entre volcanes, es un lugar perfecto para olvidarse de todo en plena naturaleza.

Vamos a enseñarte uno de los destinos turísticos más especiales que te esperan si viajas a Ecuador. El Pedregal es un lugar de paisajes sorprendentes en el que reina un silencio a veces sobrecogedor. Un lugar donde podrás pasar las mejores vacaciones de tu vida. ¿Quieres saber por qué? ¡Te lo contamos!

El Pedregal, belleza natural en Ecuador

Volcán Rumiñahui
Volcán Rumiñahui – Katarina / Flickr.com

El Pedregal se encuentra a poco más de cincuenta kilómetros de Quito, en las laderas del volcán Rumiñahui. Un lugar poco conocido fuera de Ecuador que, sin embargo, en 2017 fue uno de los sitios más recomendados para visitar por New York Times, junto a otros tan famosos como Dubrovnik, el desierto de Atacama o Detroit.

¿Y por qué esta recomendación? Muy simple: es un lugar perfecto para pasar unas vacaciones en medio de la naturaleza. En los alrededores de El Pedregal se encuentra el Parque Nacional de Cotopaxi y varios volcanes, alguno de ellos aún en activo.

Además, en esta zona hay pequeñas haciendas para alojarse y que se funden perfectamente con el entorno. Establecimientos que desde el mayor respeto aprovechan la riqueza de la zona y para convertirla en un lugar de relax, ocio y entretenimiento.

La magia de El Pedregal reside, por ello, en su combinación de naturaleza con diversión. Por estas razones y por otras que verás a continuación, es el destino perfecto para viajar en familia, pero también con amigos o en pareja. En El Pedregal puedes hacer muchas cosas, ¡y nosotros vamos a mostrártelas todas!

Qué hacer en El Pedregal

Hacienda típica en El Pedregal
Hacienda típica

Los paisajes singulares de El Pedregal ofrecen infinidad de posibilidades. Se pueden hacer recorridos a caballo para disfrutar de la belleza del entorno y del silencio que lo envuelve. Y los hay tanto de apenas unas horas como de varios días, acampando en medio de la naturaleza.

Si prefieres la bicicleta o el senderismo, aquí disfrutarás de hasta treinta kilómetros de senderos con poca inclinación, por lo que son asequibles aunque tu forma física no sea la mejor, o si viajas con niños.

Una posibilidad más: disfrutar de la belleza del paisaje a vista de pájaro, a bordo de un globo aerostático. Desde el aire podrás contemplar todo el valle de El Pedregal y los volcanes Cotopaxi, Rumiñahui, Sincholagua o Pasochoa, entre otros.

Y, si tienes suerte, quizá puedas observar el vuelo majestuoso del cóndor. Esta ave, símbolo del país, anida en algunos de los volcanes mencionados.

El Parque Nacional Cotopaxi

Volcán Cotopaxi
Volcán Cotopaxi

Es una de las visitas obligadas desde El Pedregal. El volcán Cotopaxi, que da nombre al parque, tiene casi 5.900 metros. Es el segundo más alto del país, después del Chimborazo, y uno de los más activos del planeta. Se puede coronar, pero es imprescindible llevar equipamiento adecuado e ir acompañado por un guía.

Pero no es necesario escalar para disfrutar de la belleza de este parque nacional. Es uno de los más hermosos de Ecuador por la presencia imponente del volcán, que se eleva en la llanura, pero también por la cantidad de ríos y pequeñas lagunas que lo salpican. Simplemente recorrer el parque a pie ya será una experiencia inolvidable.

Aquí encontrarás una rica y variada flora, entre la que destacan las coníferas. En cuanto a la fauna, está poblado por especies como los mencionados cóndores, así como pumas, osos o caballos salvajes, entre otras.

“Estudia la naturaleza, ama la naturaleza, acércate a la naturaleza. Nunca te fallará.”

-Frank Lloyd Wrigh-

¿Por qué visitar el Pedregal?

Ya ves que El Pedregal ofrece una propuesta diferente. Aquí se aprovecha la naturaleza del lugar para ofrecer diversión y relax a los huéspedes desde el respeto al medio ambiente. Una buena opción para pasar unas vacaciones diferentes.

No solo disfrutarás de la belleza de unos parajes espectaculares, también podrás relajarte en un lugar en el que reina la tranquilidad. Y, además de todo ello, en El Pedregal tienes la posibilidad de probar la gastronomía de Ecuador, que es deliciosa. ¿Qué te ha parecido? ¿Te animas a visitarlo? ¡Te están esperando!