Disfruta de una escapada en estos hoteles rurales con encanto

Adrián Pérez 9 septiembre, 2017

Siempre es un buen momento para disfrutar de una escapada de fin de semana que nos saque de la rutina y nos permita descansar un poco. Si parece que ha pasado un siglo desde tus vacaciones y o si necesitas un poco de paz, nada como olvidarse del mundo en alguno de los hoteles rurales con encanto que hay en España

Hoteles rurales con encanto para relajarse y disfrutar

Para el otoño o la primavera, si cae nieve o hace calor, el campo nos espera para disfrutar de la tranquilidad y la naturaleza. Aléjate un poco del estrés de la ciudad y de los problemas y recarga tus baterías en alguno de estos hoteles rurales con encanto:

1. Novavila, Pontevedra

Hotel novavila, hoteles con encanto
Hotel Novavila – Novavila Enoturismo / Flickr.com

Para conocer el primero de los hoteles rurales con encanto de esta lista viajamos a Santo Tomé de Nogueira-Meis, en Pontevedra. El protagonista principal en tu estancia será el vino. ¡Hasta las habitaciones tienen nombre de uvas!

La familia Vilanova Peña (fundadores del alojamiento) sienten una verdadera pasión por el vino… y lo demuestran en cada rincón. La antigua casona, además de encantadora, es bastante moderna y tiene un showroom con muchos objetos a la venta.

2. Aldearoqueta, Castellón

Aldearoqueta, uno de los hoteles con encanto de España
Hotel Aldearoqueta – Carquinyol – Flickr.com

Está ubicado en Culla, en Castellón. Rodeado de pinares y almendros, este hotel se levanta en una antigua aldea abandonada y posteriormente rehabilitada. Así, desde el año 1995, este precioso lugar ofrece todos los servicios e instalaciones para una estancia inolvidable.

Pasea entre las calles semivacías, disfruta de la biblioteca o quédate mirando la montaña. El paisaje es espectacular, ya que este hotel está en la sierra del Maestrazgo y a un paso del Desierto de las Palmas. Además, puedes realizar rutas de senderismo para todos los niveles o visitar las pinturas rupestres en La Valltorta.

3. Hotel Ayllón

Este hotel, situado en Ayllón, en la provincia de Segovia, te hará viajar en el tiempo. Su arquitectura austera típica castellana esconde una sorpresa, y es que en su interior se han animado a combinarla con la sobriedad y el colorido del mobiliario tradicional escandinavo. ¡Ideal para escapadas de invierno!

“Un viaje, una vez comenzado, no tiene fin.”

-Kiran Desai-

4. Hotel Consolación, Teruel

Hotal Consolación – Salvador T / Flickr.com

Este es un hotel rural singular en muchos sentidos. Está en Monroyo, en la provincia de Teruel, en el corazón de la comarca de Matarraña. Un lugar perfecto para perderse durante horas.

Pero decíamos que no es un hotel al uso, y es que su arquitectura moderna no es precisamente la que uno se imagina al pensar en hoteles rurales. Seguro que sus habitaciones en forma de cubo y con frentes de cristal para admirar el paisaje te sorprenden. 

5. La Almunia del Valle, Granada

Situado en Monachil, en la hermosa provincia de Granada y a los pies del Parque Natural de Sierra Nevada, este hotel boutique nos permite disfrutar de un paisaje natural idílico. Por la noche te recomendamos que aproveches para mirar las estrellas desde la amplia terraza. De día puedes hacer muchas excursiones cercanas, por supuesto todas en contacto con la naturaleza.

6. Casa de San Martín, Huesca

Casa de San MArtín, uno de los hoteles rurales con encanto
Casa de San Martín – Toprural / Flickr.com

Este hotel está localizado en San Martín de Solano, en Huesca, a la entrada del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido. Sin duda, es uno de los hoteles rurales con encanto más pintorescos del país. La finca está rodeada de robles, hayedos y pinos y sus habitaciones tienen vistas fabulosas. Pero, si no solo quieres tranquilidad, puedes disfrutar de paseos a caballo, escalada, rafting o senderismo.

7. Hotel Iturregi, Guipúzcoa

Situado en Getaria, este es otro de los hoteles rurales con encanto que fue pensado para los amantes del diseño. Está rodeado de viñedos y con unas fantásticas vistas al mar Cantábrico y a los montes de Getaria. Es, por ello, el plan perfecto para los que quieren levantarse sin prisas y admirar la naturaleza mientras desayunan.

En los alrededores del hotel (por si te animas a realizar caminatas matutinas o vespertinas) puedes encontrar un marcado perfil rocoso con acantilados algo escalofriantes. Muy cerca hay también playas para disfrutar del sol, como las de Orruaga, Gaztetape y Malkorbe.

Te puede gustar