El parque Maloti-Drakensberg, algo excepcional

15 abril, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por el historiador del arte Armando Cerra
Es un espacio natural compartido por Sudáfrica y Lesoto. Un parque en el que se encuentran las montañas más altas del sur de África

El parque Maloti-Drakensberg, en realidad, son dos parques nacionales distintos. Al fin y al cabo, se desarrolla en el territorio de dos países diferentes. Se trata de Sudáfrica y el Reino de Lesoto, un país que está completamente rodeado por el estado sudafricano.

Así que, como todo lo que tiene que ver con África y el descubrimiento de sus riquezas naturales, hay que considerar el viaje al parque Maloti-Drakensberg toda una aventura. Es lo que te vamos a mostrar.

¿Dónde está el parque Maloti-Drakensberg?

Paisaje de Drakensberg
Paisaje de Drakensberg

El parque Maloti-Drakensberg es la zona más espectacular del Gran Acantilado del sur de África. Se trata de una sucesión de montañas que separa las dos planicies de esta zona del continente.

Por un lado está la zona de El Cabo y, por otra, se encuentra la del Kalahari. En medio se alzan las montañas. Y las más altas son las que se incluyen en el parque Maloti-Drakensberg, a caballo de los dos países.

El alpinismo en Sudáfrica y Lesoto

Pico Sentinel en Drakensberg
Pico Sentinel

Si alguien es aficionado al montañismo y quiere subir los picos más altos de esta región del mundo, ha llegado al lugar indicado. El pico más alto de todos está en Lesoto, es el Thabana Ntlenyana, que alcanza los 3492 metros de altitud. Mientras, la cumbre sudafricana más alta es el Njesuthi, con 3408 metros.

En definitiva, que los paisajes montañosos muy distintos a otras zonas del país están garantizados. Así que nos espera otro tipo de vegetación y de fauna, que en muchos casos se encuentra protegida. Aunque también en el parque Maloti-Drakensberg hay amplias extensiones que son cotos de caza.

La riqueza del parque

Formaciones rocosas en las montañas Maloti
Formaciones rocosas en las montañas Maloti

El parque Maloti-Drakensberg está declarado como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco desde comienzos del siglo XXI. Esa categoría, sin duda, salta a la vista al descubrir sus paisajes.

Allí se elevan grandes roquedos de dura y oscura roca basáltica. Unas zonas que contrastan con las áreas más doradas de arenisca. Todo un conglomerado que es el hábitat idóneo para numerosas especies vegetales y animales, algunas de las cuales solo viven aquí.

Pero la riqueza del parque Maloti-Drakensberg va más allá. Y es que aquí hay infinidad de cuevas. Unas cuevas que durante miles de años habitó la etnia san. Una cultura prehistórica que nos ha dejado miles de grabados y pinturas rupestres repartidas por la zona.

En esta área se encuentra el mayor conjunto de arte rupestre de todo el sur de África y uno de los más apasionantes del mundo.

Las pinturas rupestres de los San

Vamos a comenzar a hablaros de este conjunto artístico. Esas pinturas rupestres son el mejor catálogo que se tiene sobre las formas de vida de la etnia san. Cómo cazaban, en qué creían, cómo vestían, qué animales había…

Un documento gráfico grabado en cientos de cuevas y cuyo descubrimiento es parte del atractivo de muchas de las rutas senderistas que se pueden hacer en el parque Maloti-Drakensberg.

La naturaleza del parque Maloti-Drakensberg

Montañas de Maloti-Drakensberg
Montañas de Drakensberg

Las caminatas y excursiones en vehículos todoterreno por el parque Maloti-Drakensberg nos muestran un paisaje grandioso. Pero además de por su belleza excepcional, es un espacio que hay que proteger por sus valores ecológicos.

Aquí se han contabilizado hasta 250 especies de flora endémicas. Y eso lleva aparejado un buen número de especies de fauna vinculadas a esos hábitats. No hay que olvidar que aquí, en una distancia relativamente corta, lo mismo hay parajes típicamente alpinos que humedales de montaña ideales para la reproducción de las aves.

Esta es una zona donde conviven los pastos, los roquedos y los ríos de aguas puras. En fin un deleite para todos los amantes de la naturaleza.

Poco a poco, la infraestructura turística va creciendo en la zona, en ambos países, tanto en Sudáfrica como en Lesoto. Sin embargo, en este último todo está menos avanzado y cualquier actividad o alojamiento siempre implica un poco más de trabajo a la hora de contratarlo.

No obstante, en ambos casos, visitar el territorio del parque Maloti-Drakensberg puede ser una experiencia inolvidable. Te permitirá descubrir un territorio tan atractivo como salvaje y desconocido.