Visita el Palacio Imperial de Pekín, la Ciudad Prohibida

· 5 noviembre, 2018
Fue durante siglos la Ciudad Prohibida, uno de los lugares más misteriosos del mundo. Hoy todo el mundo puede visitar este magnífico complejo palaciego de Pekín.

El Palacio Imperial de Pekín, la Ciudad Prohibida, es quizá el monumento más emblemático de China. Durante siglos fue el lugar de gobierno de este inmenso país, y sus puertas estuvieron cerradas hasta hace relativamente poco tiempo. ¿Te gustaría saber qué se oculta tras los muros de este lugar tan legendario? ¡Presta atención!

El Palacio Imperial de Pekín, historia de las dinastías de China

Ciudad Prohibida de Pekín
Ciudad Prohibida

El Palacio Imperial de Pekín tiene su origen a principios del siglo XV. Es entonces cuando el emperador Yongle ordena la construcción de un palacio inmenso en torno al cual giraría la política en China.

Lo que jamás hubiera imaginado este emperador es que, quinientos años después, este complejo de palacios sería uno de los grandes atractivos turísticos del país. Un lugar considerado Patrimonio de la Humanidad y el mayor edificio arquitectónico hecho en madera del mundo.

Sus dimensiones son de escándalo: 980 edificios en 72 hectáreas de extensión. En esta ciudad gobernaron un total de 24 emperadores durante quinientos años. Está rodeada por murallas y un foso para protegerse de ataques, y en sus muros se esconden secretos y curiosidades que llaman realmente la atención.

Hasta hace relativamente poco tiempo, los ciudadanos chinos no podían visitar el palacio. Las personas no podían salir ni entrar salvo permiso expreso del emperador, de ahí su nombre, Ciudad Prohibida.

Sin embargo, hoy el recinto está abierto a las visitas, de hecho, se le considera un museo. Por esta razón, todo el mundo puede permitirse el lujo de entrar y descubrir qué había tras esos muros que separaban el palacio del resto del mundo.

¿Cómo llegar al Palacio Imperial de Pekín?

León del Palacio imperial de Pekín
Palacio Imperial – Adam Y Zhang / Flickr.com

Por todo lo que te acabamos de contar, la Ciudad Prohibida es uno de los lugares más visitados de Pekín y de toda China. Su relevancia histórica es innegable, así como su belleza y grandiosidad. Llegar es muy sencillo, ya que se encuentra en pleno centro de Pekín.

La Ciudad Prohibida está a 1.5 km de la plaza Tiananmen, lugar donde concluyen muchas líneas de autobús. Si vas a acercarte al centro en autobús, basta con que cojas una línea que tenga una parada allí. Por ejemplo, las líneas 1, 2, 5, 10, 20, 22, 37, 52, 59, 82…

En caso de usar el metro, tienes que coger la línea 1. Deberás bajarte en las estaciones de en Tian’an men dong o Tian’an men xi.

Horarios y tarifas de visita al Palacio Imperial de Pekín

Acceso al Palacio Imperial de Pekín
Acceso al Palacio Imperial

El Palacio Imperial de Pekín abre todos los días a las 8:30 y cierra a las 17 h. entre abril y octubre. De noviembre a marzo abre a la misma hora, 8:30, pero cierra a las 16:30 h.

En cuanto a los precios, varían en función de la temporada del año. Entre abril y octubre, temporada alta, el precio es de 60 yuanes (7,5 euros). En temporada baja (noviembre a marzo), el precio son 40 yuanes, que son unos cinco euros. En el caso de los niños, si miden menos de 120 cm, entran gratis.

¿Qué ver durante la visita a la Ciudad Prohibida?

Muro de los Dragones en el Palacio Imperial de Pekín
Muro de los Dragones

Hay lugares clave del complejo que no debes perderte. Por ejemplo, te recomendamos ver el muro de los Dragones: te impresionarán sus 9 figuras de cerámica de este mítico animal para la cultura china. Son 9 porque este número representa la armonía suprema. De hecho, en el palacio hay 9.999 habitaciones.

Junto a este muro, debes observar los leones chinos que se encuentran en los tejados del palacio. Suelen ser comunes en todos los templos chinos, pero estos son especiales: su misión era proteger al emperador y a todos los habitantes de la ciudad.

Otro lugar imprescindible: la gran escalinata de mármol, lugar por el que descendía el carruaje del emperador. Al igual que el muro, también tiene dragones tallados sobre ella.

Y finalmente, en el interior del palacio te aconsejamos prestar atención a salas. Una de las más llamativas es el Salón de la Longevidad. En él hay una gran colección de objetos y joyas de la historia de China.

Esto es todo lo que te estará esperando en la Ciudad Prohibida de Pekín. No te pierdas uno de los lugares más importantes Asia y, sobre todo, prepárate para sorprenderte con la inmensidad de los edificios del palacio. ¿Cómo sería la vida siglos atrás? ¡Descúbrelo sumergiéndote en la historia de China en tu visita!