Descubre el encanto del salar de Uyuni en Bolivia

· 6 diciembre, 2018
Durante la época de lluvias, el salar de Uyuni es un espejo natural en el que la línea del horizonte desaparece por momentos. Mientras, en época seca es un gigantesco océano blanco.

El salar de Uyuni en Bolivia es, quizás, el sitio más turístico de este país. No es para menos, si se tiene en cuenta que se trata del desierto de sal más grande del planeta y que las imágenes de su belleza han dado la vuelta al mundo entero. Hasta él nos vamos, ¿nos acompañas?

Tiene una extensión de más de 10.000 km² y se ubica en la zona de Potosí, en el suroccidente de Bolivia. Cuando llueve, se convierte en un espejo natural en el que el cielo y la tierra se confunden en una sola imagen.

Todo ese espectáculo tiene lugar a 3.600 metros sobre el nivel del mar. Por eso, el de Uyuni ostenta el récord de ser el salar más alto del mundo. Por eso, también, el cuerpo debe estar preparado para soportar ese nivel de altura.

El salar de Uyuni en Bolivia

Salar de Uyuni en la estación seca
Salar de Uyuni en la estación seca

Algunos piensan que la población de Uyuni es lo mismo que el salar de Uyuni, pero no es así. El poblado de Uyuni es el más cercano al salar, pero estrictamente no forma parte del mismo. Es un lugar pequeño, sin muchos servicios, ni tampoco grandes atracciones.

El salar está compuesto por 11 capas, que alcanzan los 120 metros de profundidad. Se estima que contiene unos 10 billones de toneladas de sal. Por su aspecto, a veces resulta muy difícil establecer cuál es la línea del horizonte, ya que el cielo y la tierra se confunden.

En el centro del salar de Uyuni en Bolivia hay un conjunto de islotes. El más famoso es la isla del Pescado, que es muy conocida porque alberga cactus de hasta 10 metros de altura. Este lugar es también un pequeño centro turístico, que cuenta con algunos servicios.

¿Cuándo viajar al salar de Uyuni en Bolivia?

Ilusiones ópticas en el salar de Uyuni en Bolivia
Salar de Uyuni en la estación lluviosa

En general, durante todo el año hay un gran contraste de temperatura entre el día y la noche. Los días suelen ser bastante calurosos y las noches, frías en extremo. Existe, eso sí, una estación lluviosa y otra seca. La lluviosa corresponde al verano y la seca al invierno.

Los amantes de la fotografía podrían disfrutar mucho más del salar si van entre enero y febrero, que son los meses más lluviosos del año. Es entonces cuando el agua contenida sobre el salar forma el famoso efecto espejo, en el que lo de arriba se ve reflejado abajo, pero al revés. Es maravilloso.

Los meses más secos son los que van de mayo a noviembre. En ese período, solo hay algunas lluvias esporádicamente. El salar de Uyuni se ve como un gran océano blanco y en su superficie se forman naturalmente una serie de figuras geométricas.

¿Cómo llegar al salar de Uyuni?

Isla del Pescado en el Salar de Uyuni
Isla del Pescado

La recomendación central que hacen los lugareños es la de no ir por cuenta propia al salar. En este, básicamente, no hay señalización y el transporte es sumamente escaso. Por eso, el riesgo de perderte o pasar un mal momento es muy alto. Lo mejor siempre es contratar un tour.

Ahora bien, las excursiones más baratas salen desde la población de Uyuni. A esta puedes llegar en autobús o por tren, desde diversos puntos. Una vez allí, puedes contratar un tour de entre uno y cuatro días. Lo mejor es informarte bien para que el servicio que elijas compense lo que pagas por él.

También salen excursiones desde La Paz, capital de Bolivia, que por lo general tienen una duración de 3 días. Otro tanto ocurre con las que salen desde San Pedro de Atacama, en Chile. Sin embargo, desde este último punto el recorrido es una auténtica colección de postales inolvidables.

Atractivos cercanos

Laguna Chaxa en Atacama
Laguna Chaxa en Chile

Si vas desde San Pedro de Atacama, hay un conjunto de lugares maravillosos que puedes visitar. El primero de ellos es la Laguna Verde, que está en la Reserva Nacional Eduardo Avaroa, en Chile. Está también el desierto Salvador Dalí, que lleva ese nombre por lo surrealista del espectáculo que forman sus arenas rojas.

Antes de llegar al salar de Uyuni están las termas de Polques, un conjunto de pequeñas piscinas de aguas termales, que están a temperatura elevada. También está el campo geotérmico llamado “Geysers Sol de Mañana”, donde se peuden ver grandes fumarolas.

Finalmente, en la región de Uyuni se puede visitar la espectacular Laguna Colorada. Un lugar que fue candidato a estar en la lista de las 7 maravillas naturales del mundo. Esta zona es hogar de los flamencos andinos.