Tren Crucero de Ecuador: un bello recorrido entre volcanes

Adrián Pérez 10 febrero, 2016

Ecuador, un país reconocido por tener la mayor biodiversidad por metro cuadrado del mundo, mezcla su pasado y su presente en una mítica ruta de un tren crucero que recorre los volcanes desde la costa del Pacífico hasta las cumbres nevadas de los Andes. Iniciamos el viaje en el Tren Crucero de Ecuador, una ruta entre volcanes.

Este tren crucero ha sido nombrado por World Travel Market como el mejor producto turístico fuera de Europa. No es para menos, este tren se mueve por la accidentada geografía ecuatoriana con ascensos de 3.600 metros y descensos al nivel del mar, en medio de bellezas naturales: volcanes, ríos, lagos, montañas y la mítica Nariz del Diablo. Un recorrido con sabor a los viajes de antaño.

Tren crucero de Ecuador
Tren crucero de Ecuador – Natalia Cartolini / Flickr.com

Historia del tren que viaja entre volcanes

Este increíble tren fue obra de un insigne ecuatoriano, José Eloy Alfaro, quien cuenta entre sus hazañas la abolición de la esclavitud, el voto de la mujer y la instauración de la educación laica. Con el fin de conectar la costa con la sierra y el Pacífico tropical con la fría cordillera andina, construyó este tren, iniciando una era de modernidad a Ecuador.

Las obras de esta infraestructura terminaron en 1.908, dando como resultado una integración de las regiones y la unión de dos polos que desafiaban las alturas del vértigo, algo que la difícil ortografía ecuatoriana no había permitido.

Tren crucero de Ecuador
Tren crucero – Natalia Cartolini / Flickr.com

En los años 80, las fuertes lluvias e inundaciones traídas por el fenómeno El Niño, ocasionaron daños a varios tramos de la ruta, quedando el tren en decadencia desde finales de los años 90.

Recientemente fue restaurado para convertirse en el Tren Crucero, un tren de vapor de lujo renovado que opera un nuevo servicio que atraviesa los Andes entre Guayaquil y Quito, la ciudad capital más alta del mundo.

“Los viajes son los viajeros. Lo que vemos no es lo que vemos, sino lo que somos.”

-Fernando Pessoa-

Tren Crucero, un elegante ferrocarril con el sabor de antaño

Tren crucero de Ecuador
Tren crucero – Ministerio de Turismo Ecuador / Flickr.com

El tren fue restaurado para ofrecer una experiencia completa en los fantásticos paisajes ecuatorianos. Actualmente incluye alojamiento en haciendas desperdigadas por el trayecto, excursiones y recorridos guiados en cuatro días de duración y 450 kilómetros de travesía. Los vagones están provistos de cafetería y excelentes servicios al viajero.

Es demasiada belleza: llanuras, montañas, volcanes, parques naturales, caminos zigzagueantes, ríos, selvas y pueblos escondidos. Todo ello sin dejar de lado joyas patrimoniales, mercados con artesanías, museos de huellas multiétnicas y una gastronomía autóctona digna de reconocimiento universal.

Las rutas del Tren Crucero

Tren crucero
Tren crucero – Natalia Cartolini / Flickr.com

El Tren Crucero ofrece rutas segmentadas que incluyen la visita a sitios destinados a la recreación y el descubrimiento de la naturaleza. Uno de ellos es la estación de El Boliche, junto al Parque Nacional Cotopaxi, donde se establece contacto directo con la gente y la cultura ecuatoriana. También se puede disfrutar de lugares pintorescos y encantadores como Machachi, Guamote o Palmira y varios más, los cuales se pueden conocer en las diferentes rutas:

  • Tren de la Libertad
  • Tren de los volcanes
  • Tren del Hielo I
  • Tren del Hielo II
  • Tren Nariz del Diablo
  • Tren de la Dulzura
  • Tren Costa Sierra
  • Tren de la Quinua

La Nariz del Diablo

Nariz del Diablo
Nariz del Diablo – KalypsoWorldPhotography

La Nariz del Diablo es una de las partes más impactantes del recorrido del tren. Es resultado de la maniobra de sus constructores sobre las escarpadas montañas cercanas a Alausí, una pendiente de roca a 1.900 metros de altitud, por cuyas faldas transita el Tren Crucero.

Avanza y retrocede en un vertiginoso zigzag que supera los 400 metros de desnivel en dos kilómetros de distancia para seguir con el viaje, transportarse en el tiempo y vivir la construcción de la vía a punta de pico y pala, un siglo atrás en la historia de este mágico país.

La Avenida de los Volcanes

Desde los ventanales panorámicos del ferrocarril o, si eres más aventurero, desde la terraza abierta del Tren Crucero, se abre la cordillera ecuatoriana, mostrando la Avenida de los Volcanes, un corredor interandino que serpentea entre más de setenta volcanes paralelos, 27 de ellos aún activos, a lo largo de 300 kilómetros.

Volcán Cotopaxi
Volcán Cotopaxi – Ammit Jack

El volcán más alto es el Chimborazo (6.310 metros), el volcán activo más alto del mundo y el punto más alejado del centro de la Tierra. En sus faldas se encuentran campos de cultivo de quinua, papa o maíz, que parecen cuadros multicolores trabajados por los indígenas.

Podrás admirar poblaciones indígenas como Alausí, con sus casas protegidas por la estatua de San Pedro; Guamote, donde se celebra la pintoresca feria de artesanía; o Colta, con su iglesia antigua y su hermosa laguna y la Balbanera.

El tren, que en algún momento fue llamado el más extremo del mundo, está hoy catalogado como “el tren crucero más hermoso del mundo”, por la gran belleza que muestra en sus recorridos, no te lo puedes perder.

Te puede gustar