El Día de las Paellas en Benicàssim, Castellón

· 22 enero, 2019
Benicàssim es conocido por sus playas. Pero hay un momento especial para visitarlo, y no es en verano, sino en el mes de enero.

Un buen momento para visitar Benicàssim es durante la celebración del Día de las Paellas. La gastronomía es uno de los grandes alicientes para muchos a la hora de viajar. También es algo que en cada población se cuida y se muestra con orgullo. Y eso es lo que ocurre en esta localidad de Castellón en el mes de enero.

Por todos es conocida la famosa paella valenciana, uno de los platos más apreciados de la cocina española. Pues bien, en Benicàssim se celebra un día en su honor. Si te apasiona esta receta que tiene al arroz como protagonista, no dudes en visitar esta localidad durante la apetitosa celebración de la que te vamos a dar más datos.

Cuándo se celebra el Día de las Paellas

Día de las paellas en Benicassim
Paella – Heather Cowper / Flickr.com

La localidad de Benicàssim ha hecho del Día de las Paellas una fecha con gran peso en la tradición local. En 2019, la fiesta gastronómica se celebra el viernes 25 de enero. Y es la primera vez que lo hace como Fiesta de Interés Turístico Autonómico.

Y es que, con el paso de los años, este evento ha ido creciendo en participación y en visitantes. De hecho, en las últimas ediciones se han llegado a reunir más de 20 000 personas para probar los mejores arroces.

La particularidad de la fiesta reside en que son los vecinos quienes cocinan sus propios platos. Esto permite que haya centenares de paellas diferentes, que se cocinan en las calles del municipio.

También preparan paellas los propios negocios, por lo que los turistas que acuden a Benicàssim no tienen problemas para participar en la fiesta. De hecho, este evento nace con la idea de expandir aún más la fama de este plato.

Fiesta local

Reparto de paella
Reparto de paella

El Día de las Paellas es ya para muchos una cita esperada e ineludible. Desde mediados del mes de enero, la localidad celebra sus fiestas locales en honor a San Antonio Abad y Santa Águeda. Pero este evento gastronómico no es uno más dentro del programa de festejos.

Su importancia ha llegado a tal punto, que el día de la celebración se ha decretado en 2019 como festivo local. De esta manera, todos los vecinos podrán participar en la elaboración de las paellas. También los más pequeños, que empezarán a hacer sus “pinitos” como expertos cocineros.

Productos de la tierra y del mar

Paella en Benicassim
Preparación de la paella – Heather Cowper / Flickr.com

Si por algo son famosos los arroces de Valencia, con la paella a la cabeza es por la calidad de sus ingredientes. Son platos elaborados siempre con los productos más frescos procedentes tanto de la tierra como del mar. Eso, y la maestría a la hora de cocinarlos, hacen que este plato sea mundialmente conocido.

Un ingrediente clave, pues sin él no hay paella, es el arroz. En el Día de las Paellas se cocinan centenares de kilos. Y no faltarán ni el aceite de oliva ni las verduras que se utilizan para elaborar el plato: tomate, pimiento o ajo estarán presentes en las paellas, entre otros ingredientes.

También habrá cientos de kilos del mejor marisco procedente del mar Mediterráneo. Calamares, langostinos, mejillones o gambas harán las delicias de los que prefieren las paellas elaboradas con los productos del mar. Aunque también las habrá con carne de pollo o de conejo, por ejemplo.

Aprovecha el día en Benicàssim

Desierto de las Palmas
Desierto de las Palmas – Daniel Cuesta / Flickr.com

Como el Día de las Paellas se celebra en plenas fiestas patronales, habrá muchas actividades de las que puedas disfrutar junto a los vecinos del pueblo. Pero, si lo prefieres, puedes aprovechar tu visita en esta jornada para conocer la localidad.

Como tantos otros pueblos de la costa levantina, un atractivo de Benicàssim son sus magníficas playas. Puedes conocerlas caminando por ellas o, a unos metros, por el paseo marítimo.

También puedes visitar la torre San Vicente. Esta construcción es una de las que formó parte de la creación del municipio y que aún se mantiene. Por entonces, su función era defender los ataques que recibía Benicàssim desde el mar.

Y un último lugar emblemático: el Desierto de las Palmas. Desde aquí disfrutarás de una estupenda panorámica del pueblo de Benicàssim y también sus playas y el mar de fondo.