El castillo de Gibralfaro: la mejor panorámica de Málaga

· 3 diciembre, 2018
Si hay un lugar desde donde se observan unas vistas maravillosas de Málaga es desde este castillo. Fortaleza que ha sido testigo de buena parte de la historia de la ciudad.

El castillo de Gibralfaro es uno de los monumentos más visitados de Málaga. No es de extrañar, pues, además de estar considerado Bien de Interés Cultural, permite obtener unas fantásticas vistas de la ciudad. A continuación, te contamos todo lo que debes de saber antes de visitarlo. ¿Nos acompañas?

Historia del castillo de Gibralfaro

Castillo de Gibralfaro en Málaga
Castillo de Gibralfaro

El castillo de Gibralfaro se construyó en el siglo XIV, por iniciativa del rey nayarita Yusuf I. El objetivo era albergar a las tropas y proteger a la alcazaba. No obstante, esta zona ya había sido utilizada antes por otras civilizaciones. De hecho, su nombre se lo debe a un faro que había en la época de los fenicios.

Un siglo más tarde, el castillo de Gibralfaro fue objeto de un fuerte asedio por parte de los Reyes Católicos. Después de que Málaga fuera conquistada a los musulmanes, Fernando II de Aragón decidió tomarlo como residencia. Isabel, por su parte, prefirió vivir en la ciudad de Granada.

Características del castillo de Gibralfaro

Muralla del castillo de Gibralfaro en Málaga
Muralla del castillo

En su momento fue una de las fortalezas más inexpugnables de toda la península ibérica. Está compuesta por dos líneas de murallas. La exterior se alarga hasta la Alcazaba. La interior, por su parte, permite hacer el camino de ronda por todo el perímetro de la construcción. Cuenta, además, con ocho torreones. 

Además, la fortaleza se divide en dos partes diferenciadas. La zona inferior corresponde al patio de armas y a la torre albarrana. En el interior de esta se conserva un aljibe, así como diversas dependencias y almacenes.

En lo que respecta a la parte superior, aquí se puede ver la torre Mayor, con diecisiete metros de altura. También se pueden ver el pozo fenicio y los baños. Además, aquí hay un centro de interpretación donde podrás conocer la historia de este castillo.

Algunos de los artículos que se pueden encontrar expuestos son uniformes militares, armas de distintas épocas, sellos, soldados de plomos, naipes, diversos muebles, instrumentos de navegación y de cartografía.

Horario y precio del castillo de Gibralfaro

Interior del castillo de Gibralfaro en Málaga
Interior del castillo

El castillo de Gibralfaro abre sus puertas a las visitas todos los días de la semana. En verano, el horario es de nueve de la mañana a ocho de la tarde. En invierno, sin embargo, la hora de cierre se adelanta a las seis de la tarde.

Respecto al precio, la entrada tiene un coste de 2,20 euros y de 3,55 si incluye la visita a la Alcazaba. Dicho coste se reduce a 0,60 euros para los menores de entre seis y dieciséis años, así como para los estudiantes, jubilados y pensionistas.

Mientras tanto, los domingos se puede entrar gratis, desde las dos de la tarde y hasta la hora de cierre del castillo.

Subir a lo alto del castillo de Gibralfaro

Vista desde el castillo de Gibralfaro
Vista desde el castillo de Gibralfaro

El castillo de Gibralfaro se encuentra en una colina, dirección plaza de la Aduana. Llegar hasta allí es muy sencillo. Basta con ir andando por el paseo de Don Juan de Temboury y tomar posteriormente un sendero. También se puede acceder en coche hasta el camino de Gibralfaro o coger el autobús número 35 de la avenida de Cervantes.

Como adelantábamos, ya en lo alto del castillo de Gibralfaro se puede disfrutar de unas magníficas vistas panorámicas de la ciudad de Málaga. Tan solo hay que ir paseando por sus murallas y pararse en el punto que se desee para contemplar el paisaje urbano o para tomar alguna fotografía.

Asimismo, desde la torre del homenaje, y si el día es claro, es posible vislumbrar algunos montes de la cordillera del Rif, en el continente africano. Y también se puede ver el estrecho de Gibraltar. Esto supone un ejemplo más de las maravillas que nos esperan si subimos a lo alto del castillo de Gibralfaro.

Otra opción para disfrutar de las vistas de Málaga es ir a la cafetería al aire libre que hay en el complejo del castillo. De esta forma también podremos reponer fuerzas antes de seguir con la visita o de continuar haciendo turismo por la ciudad, algo que, por supuesto, merece la pena.