7 cosas que debes saber antes de visitar Granada

· 27 abril, 2018
Granada es una ciudad española maravillosa, y guarda muchos secretos que conviene saber antes de recorrer sus calles y visitar sus monumentos.

Visitar Granada es, sin duda, visitar una de las ciudades con más magia de España y del mundo. La Alhambra, el precioso barrio del Albaicín o el mirador de San Nicolás, donde disfrutar del que para muchos es el atardecer más bonito que han visto nunca.

Muchas son las razones que te pueden llevar a Granada. Pero hay algunas cosas que debes saber antes de hacer la maleta y emprender tu viaje para que este sea tan especial como merece la ciudad andaluza. Por ello, os contamos las 7 cosas que debes saber antes de visitar Granada.

1. Visitar Granada es increíblemente barato

Catedral de Granada
Catedral – Jose Ignacio Soto

Como buena ciudad universitaria que es, Granada tiene unos precios realmente asequibles, especialmente en lo relacionado con la hostelería.

Por ejemplo, el plan preferido por turistas –y granadinos- a la hora de comer es salir a tapear. Con un par de cervezas y sus tapas puedes cenar perfectamente por unos cuatro euros. Las cervezas de medio litro en muchos bares cuestan 1,5 euros.

Muchos monumentos y museos son gratuitos y hay muchos alojamientos (hostels y pensiones) desde unos 10 euros. Obviamente, hay lugares para todos los públicos (y bolsillos). Por ello, si pretendes ir a un hotel de 4 estrellas pagando como si fuera un hostal, despídete.

2. Ciudad universitaria por excelencia

Granada
Granada – Antonio Martinez / Flickr.com

Como decíamos antes, Granada es la Ciudad Universitaria de España. En mayúsculas. De hecho, ya se ha convertido en el destino preferido por los estudiantes Erasmus de todo el continente.

La vida universitaria ha influido a Granada y viceversa. Puedes disfrutar de un increíble ambiente juvenil por el centro de la ciudad, donde se sitúan la gran parte de facultades. La oferta de ocio es variada y, además, barata.

3. (Mucho) más que la Alhambra

Barrio del Albaicín en Granada
Barrio del Albaicín – cge2010

Es cierto que el principal motivo para visitar Granada es la Alhambra, pero ni mucho menos es el único atractivo. Es el monumento más visitado de España, pero la ciudad tiene mucho más preparado para nosotros.

Por ejemplo, antes de irte de la ciudad debes recorrer las callejuelas del barrio del Albaicín. Debes vivir uno de los atardeceres más impresionantes que hayas visto desde alguno de sus miradores. Debes visitar el Sacromonte o comer tapas (de las que hablaremos más adelante) hasta que no puedas más.

“Todas las ciudades tienen su encanto, Granada el suyo y el de todas las demás.”

-Antonio Machado-

4. La Alhambra (y cómo entrar)

La Alhambra de Granada
La Alhambra – lotsostock

Que la Alhambra no sea el único lugar que visitar en Granada no significa, en absoluto, que no merezca una minuciosa visita. Habría que invertir más o menos medio día para descubrir todos sus secretos.

En este sentido, es muy importante que hablemos del tema de la entrada. No es la primera ocasión en la que un turista ha llegado con toda ilusión a visitar la Alhambra y se ha encontrado con que no quedan entradas para hacerlo.

Las entradas anticipadas se acaban con mucha antelación, incluso meses antes de la fecha. Se pueden comprar  por Internet y te ahorrarás colas, pero sobretodo, sobresaltos.

Si aun así te encuentras con el cartel de no hay entradas, aunque te quedan algunos ases en la manga:

  • Adquirir la Granada Card, que te permite la entrada a más museos sin esperar colas. Te queda esta posibilidad, puesto que reservan un pequeño cupo de entradas para aquellos que posean esta tarjeta.
  • Acudir a una agencia privada en la que comprar algunas de las poquísimas entradas que se les reservan. Eso sí, prepárate para pagar más que si las hubieras adquirido por otros canales.

5. Las tapas

Visitar Granada: tapas
Tapas – Frédérique Voisin-Demery / Flickr.com

Las tapas en Granada merecen un capítulo aparte. Ya hemos hablado en algún momento del artículo de ellas, y no es para menos. Lo primero que llama la atención es que son gratis. Sí, no tienes que pagar más que por la bebida, y los camareros te servirán su correspondiente tapa.

Puedes pensar que al ser gratis serán pequeñas o poco cuidadas, pero nada más lejos de la realidad. Lo cierto es que con un par de rondas puedes acabar perfectamente lleno, y sin haberte dejado más que 4 o 5 euros.

Es importante saber dónde tapear. Si queremos tapas más elaboradas, aunque con un precio algo superior, la mejor opción es tapear por el centro. Si en cambio queremos cenar por muy poco, lo mejor es ir a la zona universitaria. Hay decenas de locales, algunos míticos, como El Reventaero, donde la caña incluye hasta el postre.

6. Olvida el coche

Carrera del Darro en Granada
Carrera del Darro – Pablo Pecora / Flickr.com

Conducir y aparcar en Granada es misión imposible. De hecho, muchas de las calles más céntricas están cortadas al tráfico, por lo que los atascos y los problemas están a la orden del día.

Lo mejor en Granada es dejar el coche en las afueras de la ciudad. Una buena opción es tener el hotel o el apartamento también algo apartado, para ahorrarnos problemas de tráfico y también dinero.

Para acercarse al centro, la conexión a través del transporte público es muy buena. Por ejemplo, cuando visitéis la Alhambra o el Sacromonte, acercaos hasta la zona en bus público.

Sin duda, visitar Granada es algo que hay que hacer a pie, con el consiguiente cansancio que esto acarrea. Pero así podrás descubrir rincones que el cristal del parabrisas de tu coche no te permitiría.

7. El mirador de San Nicolás (y los otros 100)

La Alhambra de Granada
La Alhambra – Shchipkova Elena

Cien no, pero otros tantos miradores sí que hay en Granada. El más mítico es el de San Nicolás, desde donde captar la postal más característica de la ciudad. Es cierto que este lugar es especial, que el atardecer con la Alhambra es inolvidable…pero no es el único lugar desde donde divisar la magia de Granada.

Algunos de esos miradores “olvidados” son el de San Miguel Alto, el de Carvajales o el de Mario Maya. Prepara el GPS y disfruta de uno de los momentos más bellos de tu visita a la ciudad.