Dorset, visitamos un condado de película

Juan Luis Minarro 1 enero, 2017

Todo el encanto y la magia que abarca Inglaterra encuentra su máximo en el condado de Dorset, donde lo nuevo y lo antiguo aúnan sus fuerzas para ofrecer al turista un gran paisaje. Se trata de una de las visitas más interesantes y llamativas que se pueda imaginar. La belleza de sus verdes parajes no hace más que intensificar la sensación de encontrarse en un paraíso perdido. Sus valles y v playas se asemejan a las tierras de algún cuento. El conjunto que conforman bien podría haber inspirado historias como las de Narnia.

Dorset, un paisaje novelizado

Incluso el mismísimo escritor Thomas Hardy le dedicó algunos fragmentos a las costas de Dorset . Lo hizo en su popular novela Lejos del mundanal ruido. Y es que las aguas de este lugar son consideradas por muchos como las más delicadas de la tierra.

Dorset
Costa Jurásica – Patryk Kosmider

Esto se debe a que la naturaleza ha personalizado el condado totalmente a su gusto. Y lo ha hecho reformando las playas que baña el Canal de la Mancha durante milenios. Esto ha llevado a que la denominada “Costa Jurásica” de Dorset fuera declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el año 2001.

La piedra caliza y los terrenos arcillosos conforman la fisionomía geológica de la región. Estas características permitieron que se generase de manera innata un puerto. Como curiosidad, este está considerado como el segundo puerto natural de mayor tamaño del mundo. El más grande se halla en la ciudad australiana Sidney.

Tesoros de Dorset

1. La magia de la Prehistoria

Durante el mesolítico allí se instalaron sus primeros habitantes. Hablamos del período prehistórico que sirvió de transición entre el Paleolítico y el Neolítico. En aquella época coexistían varias tribus. Unas vivían bajo en cobijo de las zonas boscosas mientras que la mayoría lo hacía en las costas.

Dolmen en Dorset
Dolmen – Helen Hotson

Pero hablando de espacios ancestrales, en las inmediaciones podemos encontrar el famosísimo Stonehenge el megalito crómlech por excelencia. La cercana región de Wiltshire nos seducirá gracias a estos restos arqueológicos.

2. Playas y calas

Debido a sus extensas formaciones rocosas, las playas de Dorset dibujan preciosas curvas a lo largo del mar que generan vistas y paseos de infarto.

Durdle Door en Dorset
Durdle Door – Ollie Taylor

Espacios como Lulworth Cove cuentan con grandes extensiones por las que caminar respirando aire purísimo. Otro tanto ocurre con la bahía de Warbarrow. Sus acantilados son el lugar más indicado para llevar a cabo una parada.  De este modo será posible sentarse a escuchar el espectacular sonido de las olas rompiendo contra las enormes piedras.

Y es que los caminos de esta comarca dan mucho de sí. Tanto en invierno como en verano es importante no olvidar pasarse por Durdle Door. Los lugareños suelen recomendar la contemplación del atardecer desde sus arenas. Su excepcional arco sobre el agua impresiona a todos los visitantes.

3. Cerne Abbas, el hogar del gigante

En el valle del río Cerne se encuentra una de las mayores atracciones turísticas de esta área. Estamos hablando del gigante rudo de Cerne Abbas. Hasta la fecha continúa siendo uno de los restos antiguos más misteriosos del mundo.

Cerne Abbas
Cerne Abbas – DavidYoung

La imagen, vista desde el cielo, representa a un personaje masculino. Este se halla alzando lo que parece un bastón. Esta curiosa y extraña representación masculina fue creada por medio de tiza proveniente de las montañas de alrededor.

Si tenemos la posibilidad de alquilar una avioneta podremos disfrutar de su visión desde el aire. En caso contrario podemos prestar atención desde la ventanilla de nuestro avión durante nuestro aterrizaje.

4. La casa de Lawrence de Arabia

A todos aquellos que conocen la asombrosa historia del aristócrata Lawrence de Arabia le interesará saber una curiosidad. Y es que en Dorset, más concretamente en Wareham, está abierto al público un museo dedicado dedicado a su persona.

Resulta llamativo el hecho de que fue el último domicilio habitado por este arqueólogo, a quien Peter O’Toole interpretó en 1962. Dicha cinta narra las aventuras del por entonces teniente del ejército británico T. E. Lawrence. El filme alcanzó una enorme fama en la década de los 60.

“Ciertamente, viajar es más que ver cosas; es cambio que continúa, profundo y permanente, en las ideas de vivir.”

– Mary Ritter Beard –

Dorset es un condado de auténtico ensueño. Un lugar donde dejar volar la imaginación mientras se disfruta de paisajes espectaculares imposibles de olvidar.

Te puede gustar