Dime cómo eres y te diré a dónde viajar

Edith Sánchez·
16 Enero, 2020
Si no sabes a dónde viajar, quizás es porque no has identificado qué tipo de viajero eres. Algunos buscan aventura y otros diversión, mientras que algunos más quieren comodidad, romance, naturaleza o reflexión. Para un viaje que colme tus expectativas, elige el destino que mejor te va.

Un viajero que quiera disfrutar al máximo de sus recorridos debe aprender a conocerse. No todos los sitios son para ti, aunque la industria turística quiera meterlos por los ojos. Para saber a dónde viajar, primero debes saber quién eres y tener una idea de qué buscas.

Hay gente que pasa su vida viajando y le encuentra gusto a cualquier sitio, pese a que tengan sus preferidos. Otros, en cambio, viajan de cuando en cuando y quieren ir a un lugar que en verdad los llene. En ese último caso, es importante reflexionar para saber a dónde viajar y no decepcionarte.

No es fácil clasificar las personalidades, ya que todos tenemos un poco de todo. Sin embargo, algunos rasgos sobresalen por encima de otros y son más marcados en cada uno de nosotros. Con base en eso, veamos cuáles son esos destinos a dónde viajar y que te harán sentir mejor.

1. Los extrovertidos: ¿a dónde viajar?

Vista aérea de la ciudad de Nueva York
Nueva York

Los extrovertidos son esas personas que adoran el contacto social y disfrutan en los sitios donde haya mucha gente, especialmente si hacer amigos es fácil. También aprecian mucho las fiestas, la vida nocturna y los planes colectivos.

Si perteneces a este grupo, hay varios lugares donde puedes sentirte como en tu casa. Nueva York, una de las ciudades que nunca duerme, es uno de ellos, al igual que Los Ángeles, Ibiza, Buenos Aires y prácticamente todo el Caribe. Irlanda y Bulgaria, seguramente, van a agradarte mucho.

2. Los viajeros clásicos

Coliseo de Roma
Coliseo de Roma

A los viajeros clásicos les gustan los destinos clásicos, sitios donde haya varios atractivos reunidos y que permitan hacer las típicas salidas a museos, restaurantes y atracciones sin ningún problema. Los clásicos aprecian el buen servicio y no se sienten agradados con lo impredecible.

Los destinos más clásicos están en Europa: España, Italia, Francia, Suiza, Grecia y Alemania, principalmente. Tienen todo lo que acabamos de mencionar. Sitios como México, Miami, Panamá, Uruguay, Jamaica, Japón, Corea, Perú y China también entrarían en este grupo.

3. Los aventureros

Cataratas Victoria
Cataratas Victoria

Los aventureros buscan novedad y sorpresa. Tienen una enorme curiosidad y andan siempre en busca de algo diferente. Hay aventureros moderados y aventureros extremos. Los primeros no son exactamente atletas, pero sí muy curiosos. Los segundos necesitan, sí o sí, de adrenalina.

Cuando este tipo de viajeros se pregunta a dónde ir, hay dos respuestas: Latinoamérica y África. En América Latina hay lugares portentosos que garantizan diversos tipos de aventura: el Amazonas, Atacama, la Patagonia, la selva Lacandona, etc. África es un continente exuberante en el que nada es predecible.

Tanto en un lugar como en el otro hay grandes oportunidades para encontrar lugares y situaciones increíbles o para sentir toda la adrenalina que se desee. Habría que sumarle Mongolia, Laos y Vietnam a esta lista.

4. Los románticos y los nostálgicos

Saint James's Park en Londres
Saint James’s Park en Londres

Este tipo de viajeros quieren dejarse enamorar por los paisajes y tienen un gran aprecio por la arquitectura y los planes íntimos. Suelen ser amantes de la historia, pero principalmente de la belleza que está en todas partes y no solo en los museos.

Para estos viajeros toda Gran Bretaña puede ser una gran opción, así como Holanda, Bélgica y los países nórdicos. Cuba puede ser una excelente alternativa, así como Grecia y toda Europa del Este. La parte sur de Chile, Marruecos y la India también pueden estar dentro de sus posibles destinos.

5. Los espirituales

Monte Annapurna, lugar a donde viajar si buscas soledad
Monte Annapurna

Se caracterizan porque buscan destinos que sean más o menos solitarios, de modo que les permitan reflexionar y adentrarse en sí mismos. Huyen del bullicio y adoran los lugares con gran significado que tengan esas ‘energías’ indescifrables que invitan a la introspección.

Este tipo de viajeros se pueden sentir muy cómodos en Nepal, en la zona norte de la India, Bolivia, la Patagonia, algunas zonas de Japón, de China y Tailandia, Bután, Rusia y Guatemala. Todos esos son lugares con una atmósfera especial que servirá como marco a su espiritualidad.

6. Los amantes de la naturaleza

Selva en Costa Rica, lugar a donde viajar si eres aventurero
Parque Corcovado en Costa Rica

Los amantes de la naturaleza lo tienen cada vez más difícil por la gran invasión del turismo en muchas zonas donde antes primaba la belleza natural. Es lo que pasa con muchas playas del mundo, así como con sitios de montaña que progresivamente se han abierto a la industria turística.

Brasil y Colombia son los dos países más biodiversos del mundo y en ambos hay varias zonas que siguen teniendo una naturaleza monumental. Costa Rica y Honduras también cuentan con una gran diversidad y sitios paradisíacos. Malasia es un destino muy interesante para este tipo de viajeros, así como África central.