Descubrimos los wadis de Omán más bellos

Este artículo fue redactado y avalado por la historiadora del arte Begoña Ibáñez
· 11 junio, 2019
Los wadis son ramblas esculpidas por ríos y que en Omán ofrecen paisajes espectaculares. Hacemos un recorrido por los más increíbles.

Es posible que Omán no se encuentre en tu lista de destinos preferentes. Sin embargo, seguro que cambiarás de opinión cuando descubras lo que es capaz de ofrecerte este fascinante país: una cultura ancestral, una gastronomía única, bellas ciudades y unos parajes naturales irrepetibles. Entre los encantos de la naturaleza de Omán, destacan los wadis.

Se llama así a los valles abiertos por los cauces de los ríos secos o estacionales. Suelen estar rodeados de árboles que se sitúan frente a las paredes de las montañas. En muchos de ellos se forman piscinas naturales o pozas, además de oasis, por lo que verlos cargados de agua es todo un espectáculo.

Datos y consejos para visitar los wadis de Omán

Wadi Bani Khalid
Wadi Bani Khalid

En la península arábiga y en el norte del continente africano encontramos un gran número de estas formaciones. Pero es en Omán donde podemos hallar una mayor presencia de wadis y algunos de los más impresionantes.

Casi todos se sitúan en la provincia más oriental, Ash Sharqiyah. Por ello, una de las ciudades que podemos tomar como referente es Mascate, la capital del sultanato de Omán.

Al ser una de las urbes fundamentales, es un lugar ideal para utilizar como centro de operaciones y visitar los wadis de la zona. Aquí podrás alquilar un coche o contratar diferentes excursiones que te llevarán hasta tu destino. Igualmente, es esencial que tengas algunos consejos presentes para conocer los wadis.

  • Si optas por alquilar un coche, lo mejor es que te decantes por un modelo todoterreno para que se adapte mejor a las carreteras por las que se accede a los wadis.
  • Algunos wadis tienen agua todo el año y otros tienen carácter estacional. Por este motivo, es recomendable que te informes de las distintas estaciones y temporadas.
  • Otra cuestión importante son las temperaturas y el calor propio de Omán. Los meses mas frescos son entre octubre y marzo, cuando el clima es más agradable y el termómetro no suele pasar de los 25º C. Los meses de lluvia suelen tener lugar entre junio y septiembre.
  • La indumentaria para recorrer los wadis es fundamental. Asegúrate de llevar un calzado cómodo, si es impermeable o se puede mojar, mucho mejor. Asimismo, no olvides guardar en tu mochila ropa de baño, toallas y crema solar.
  • Los wadis solo se pueden recorrer a pie y nadando entre sus pozas o lagos.

Los wadis de Omán más increíbles

1. Wadi Shab y su impactante belleza

Wadi Shab en Omán
Wadi Shab

Se dice que es uno de los wadis más maravillosos de Omán y que las fotografías no le hacen justicia. Además, su recorrido es bastante sencillo, por lo que está recomendando para todos los públicos.

Wadi Shab se halla a unos 150 kilómetros de Mascate y es posible llegar en coche hasta el aparcamiento que hay antes de iniciar el itinerario. Una vez allí, es necesario coger un barco, apenas unos dos minutos, para cruzar hasta la otra orilla, donde comienza el camino.

El sendero te adentrará en el cañón de altas paredes de roca, un cañón que el propio río ha ido formando. Presta especial atención a la biodiversidad que posee el lugar, uno de sus aspectos más sobresalientes. Tus pasos te llevarán entre huertos y palmeras, ascendiendo por las rocas y siguiendo el curso del río.

Se trata de una caminata de una hora aproximadamente, a través de los acantilados y sus peculiares formas. En los espacios mas abiertos podrás observar terrazas que se han dispuesto a modo de cultivo, aprovechando el agua. También se pueden ver los sistemas de regadío llamados falaj. 

El paseo te irá descubriendo pozas donde el color turquesa es cada vez mas intenso. Solo en algunas está permitido el baño, cuando la seguridad lo permite. En algunas zonas, dependiendo de la época del año, es posible que tengas que cruzar a nado si el nivel del agua es muy alto. El final de la ruta acaba en una cueva a la que puedes acceder nadando.

2. Wadi Bani Khalid, regado por el agua todo el año

Wadi Bani Khalid
Wadi Bani Khalid

Este es otro de los wadis mas destacados de Omán, situado a unos 260 kilómetros de Mascate. Además, se encuentra muy cerca de Sur, la capital de la región de Ash Sharqiyah y cuenta con agua en cualquier época.

Hasta el wadi Bani Khalid se llega a través de una carretera que termina en un parking. En este caso, existe un puente para cruzar al otro lado del cañón y comenzar el sendero. Casi al inicio, ya hallarás la primera piscina natural de agua cristalina en la que podrás refrescarte.

El paisaje que se crea es, sin duda, de cuento: el oasis entre las palmeras y las montañas, el color turquesa de las aguas y la belleza natural del entorno. Siguiendo el itinerario del cañón, se pasa por diferentes pozas y se camina por la ruta que el río ha ido excavando durante miles de años.

Algunas de estas pozas forman pequeñas cascadas. Al final del sendero hay una cueva por la que corre el río subterráneo. Sin embargo, apenas se puede penetrar unos 20 metros, pues el techo es muy bajo. Wadi Bani Khalid es otro de los tesoros ocultos que no puedes dejar pasar en tu viaje por Omán.

3. Wadi Al Arbeieen, toda una aventura

Wadi Al Arbeieen
Wadi Al Arbeieen

En el caso de este wadi, puede que la ruta sea un poco menos accesible y deberás estar en buena forma física para realizarla. Sin embargo, es otro de los mas espectaculares de Omán y, si estás interesado en estos accidentes naturales, no puedes dejar de conocerlo.

Se sitúa a menos de 130 kilómetros de Mascate y es necesario llevar un vehículo todoterreno apropiado para circular por la carretera que llega hasta el aparcamiento. La serenidad que se respira y el hecho de poder encontrar agua en casi cualquier época del año hacen que sea uno de los wadis más atractivos.

Una vez dejamos el coche, se inicia la caminata. Para conocer este wadi en todo su esplendor deberías atravesar a nado sus diferentes pozas y escalar un poco entre las rocas. Es toda una aventura recorrer este cañón milenario plagado de palmeras y limoneros. Las cascadas y los lagos serán tus compañeros para disfrutar de este increíble paraje.

4. Otros wadis de Omán destacados

Wadi Darbat, uno de los wadis de Omán más bonitos
Wadi Darbat

Aunque la mayoría de ellos se encuentran en la parte más oriental del país, existen wadis por todo Omán. Por ello, no importa la parte a la que viajes, seguro que podrás encontrar alguno de estos accidentes naturales cerca de tu destino.

Además de los ya mencionados, hay muchos otros wadis de interés. Wadi Tiwi está lleno de huertos y plantaciones que aprovechan su agua. Y en Wadi Darbat tendrás la oportunidad de contemplar una cascada de 30 metros que se forma entre julio y septiembre.

Por otra parte, Wadi Al Rawdah destaca por las ruinas antiguas que ofrece. En cambio, si te interesan las formaciones rocosas únicas, no dejes de visitar el Wadi Damm. Todo un mundo de posibilidades se presenta en este país con incontables atractivos turísticos.

  • Uadi. (s.f.). En Wikipedia. Recuperado el 11 de junio de 2019 de https://es.wikipedia.org/wiki/Uadi
  • Al-Farraj, A., & Harvey, A. M. (2000). Desert pavement characteristics on wadi terrace and alluvial fan surfaces: Wadi Al-Bih, U.A.E. and Oman. Geomorphology. https://doi.org/10.1016/S0169-555X(00)00049-0