Descubrimos las grandes maravillas de Perú

· 16 octubre, 2018
Perú es un país lleno de lugares históricos y misteriosos. Un país que esconde auténticas sorpresas para los viajeros.

¿Cuáles son los encantos que nos aguardan en Perú? ¿Por qué este destino es tan especial y deberías descubrirlo? Prepárate, porque después de saber todo lo que puedes disfrutar allí no podrás parar de pensar en viajar. Historia, cultura y naturaleza, ¡esas son las claves de las maravillas de Perú!

Más allá de lo que puedas pensar, Perú es un país de una riqueza histórica y arqueológica inigualable, distribuida por cada colina, cada montaña, cada bosque. Y por si fuera poco, su naturaleza es una de las más bellas de Latinoamérica. ¿Lagos? ¿Cañones? ¿Montes? ¡No hay nada que no tenga Perú!

Maravillas de Perú: Machu Picchu

Machcu Picchu, una de las maravillas de Perú
Machu Picchu

Machu Picchu es un antiguo lugar de residencia del Imperio inca, ubicadas al sur de Perú a unos 100 kilómetros de Cuzco. Se sitúa en el mítico Valle Sagrado de los Incas, la civilización indígena que tanto peso tuvo en la zona durante muchos siglos.

Hay quienes consideran que el lugar es un santuario y un lugar de culto. Otros señalan que fue lugar de residencia de Pachacútec, uno de los emperadores incas. En cualquier caso, es un lugar único por su arquitectura.

Su ubicación, en lo alto de una montaña, a más de 2.400 metros sobre el nivel del mar, aporta un tinte misterioso que termina de darle todo su encanto. ¿Nuestro consejo? No te pierdas una visita a un lugar tan mágico como este. ¡No lo olvidarás nunca!

Lago Titicaca

Islas de los uros en el lago Titicaca en Perú
Lago Titicaca

El lago Titicaca, que Perú comparte con Bolivia, es el lago navegable más alto del mundo. Aquí hay una importante actividad pesquera: tanto industrial como de aficionados. Pero llama la atención la geografía del lugar: varios afluentes de ríos confluyen en este lago, que tiene en su interior dos islas.

Te recomendamos recorrer el lago o atravesarlo en un barco. Será como desplazarse a otro lugar: un paisaje único se abrirá paso por sus aguas. Y sobre todo, no te pierdas el atardecer ni las islas de los uros, islas artificiales en las que viven pequeñas poblaciones de indígenas.

Cuzco, ciudad Patrimonio de la Humanidad

Centro histórico de Cuzco, una de las maravillas de Perú
Centro histórico de Cuzco

Cuzco es otra de las maravillas de Perú, un lugar histórico declarado Patrimonio de la Humanidad. Está ubicada entre montañas y fue la capital del antiguo Imperio inca, aunque apenas quedan restos de su existencia en la zona.

Te aconsejamos visitar la plaza de Armas y la catedral. También el templo de la Luna, el mercado y el barrio de los artesanos.

Si no quieres marcharte sin perderte unas vistas privilegiadas de la ciudad, debes subir al mirador cerca de Cristo Blanco. Desde allí, tendrás acceso a una increíble panorámica de la ciudad más importante de Perú.

Si te sobra tiempo, podrás visitar algunas ruinas incas que hay por la zona, como Pukapukara, Tambomachay o Qenqo. ¡Descubre el pasado de Perú!

Arequipa, la ciudad blanca

Vista de Arequipa, una de las maravillas de Perú
Vista de Arequipa

Junto con Cuzco, Arequipa es otra de las ciudades históricas más importantes de Perú. También es Patrimonio de la Humanidad, y en breves comprenderás por qué. Lo más sorprendente de la ciudad es que sus casas están construidas con piedra volcánica.

A lo largo de la ciudad hay lugares fantásticos como la plaza de Armas, la catedral, el monasterio de Santa Catalina…  Pero sin duda, lo que más te llamará la atención es pasear por sus calles que nos recuerdan a la lava del volcán Misti. ¡Es como un viaje en el tiempo!

Las misteriosas Líneas de Nazca

Líneas de Nazca
Líneas de Nazca – Handtrade By FG, SL. / Flickr.com

Por último, Perú nos regala uno de los lugares más misteriosos del mundo, las curiosas Líneas de Nazca. Fueron creadas por la civilización nazca hace bastantes siglos, entre el 700 y el 200 a.C. A día de hoy, todavía se desconoce con qué propósito.

Son una serie de geoglifos localizados en el desierto de Nazca. Se crearon extrayendo la roca superficial y dejando la arena blanca del fondo haciendo una serie de formas de todo tipo, desde animales a personas, incluyendo geometría.

Por supuesto, hay muchas maravillas de Perú que se quedan fuera, pero no está de más mencionarlas. Por ejemplo, el valle del Colca, el valle Sagrado de los Incas, Iquitos o el oasis de Huacachina. Lo que está claro es que si viajas a este país necesitarás varios días, incluso semanas. Merecerá la pena. ¡Seguro!