Descubriendo Bradford, una ciudad llena de sorpresas

Armando Cerra 22 mayo, 2017

Se encuentra en el condado inglés de West Yorkshire y tal vez no te suene de nada, pero déjanos que te digamos que en el pasado Bradford llegó a ser considerada la capital mundial de la lana. Y por eso gran parte de las actividades turísticas que hallarás allí se centran en descubrir su historia textil e industrial. En definitiva, que aquí te vamos a decir qué ver y qué hacer en Bradford, Inglaterra.

Bradford, Ciudad Herencia Mundial

La Unesco calificó así a Bradford, como Ciudad de Herencia Mundial, por dos motivos. El primero son sus más de 5.000 edificios declarados como históricos. El segundo, que hasta aquí llegaron inmigrantes de media Europa durante todo el siglo XIX y hasta la Segunda Guerra Mundial, de manera que entre todos generaron el polo industrial y el particular carácter de Bradford.

Por todo ello, este es un destino de lo más interesante, en el que no te puedes perder los siguientes lugares y actividades.

1. Little Germany

Little Germany en Bradford
Little Germany – Julian Dobson / Flickr.com

Ya hemos dicho que vinieron muchos inmigrantes, y gran parte de ellos llegados del este de Europa. Pues bien, esos inmigrantes también se trajeron sus costumbres constructivas, algo que se manifiesta en esta área de la ciudad, llamada “Pequeña Alemania”.

Se trata de una barriada que se levantó durante la segunda mitad del siglo XIX. Y si originalmente fue una zona obrera, hoy es un área residencial ideal para darse un paseo haciendo turismo por Bradford.

2. Saltaire Village

Saltaire Village en Bradford
Saltaire Village – DMC Photogallery

Una idea de cómo sería aquella urbe industrial la podemos captar en Saltaire Village, que viene a ser como una aldea dentro de la ciudad. De esta manera se evoca como era Bradford en su época de esplendor, y este fue el detonante para que el lugar integre la lista de Herencia Mundial de la Unesco.

3. Museo del Bradford Industrial

Como es habitual en muchos sitios de Inglaterra, los museos públicos de Bradford son gratuitos. De esta manera tampoco se paga nada por entrar el Museo de la Industria. Una visita muy interesante para amantes de esta temática y también para los profanos, que se quedan realmente admirados ya que aquí se pueden contemplar antiguos telares, grandiosas máquinas de vapor, viejísimas imprentas e incluso los antecedentes de nuestros automóviles.

4. The Mirror Pool

Fuente en Bradford
Mirror Pool – Russell Watkins

Dentro del llamado Parque de la Ciudad de Bradford hay que acercarse hasta The Mirror Pool, más aún si hacemos el viaje en temporada de calor, porque allí nos podremos refrescar. Nosotros y muchas otras personas, ya que esta es la fuente más grande de todo el Reino Unido.

Una fuente que transforma toda la plaza en una piscina y también en un espejo. Muy interesante de día, y también de noche, cuando se hace aquí un atractivo show audiovisual.

5. Museo del Órgano y la Armónica

Victoria Hall en Bradford
Victoria Hall – Alastair Wallace

En el antiguo Instituto Victoria Hall se encuentra este curioso museo, dedicado en exclusiva a dos instrumentos musicales. El primero la armónica, inventada en China. Un pequeño instrumento que fue evolucionando hasta convertirse en los grandiosos órganos de viento que durante siglos hicieron sonar la música en las iglesias. Una visita muy curiosa, y además gratuita.

6. Parque de Saint Ives

Si se viaja con niños a Bradford, un lugar imperdible ha de ser este parque. Allí además de pasear por zonas boscosas y ajardinadas de gran belleza, hasta se puede llegar hasta el área de The Adventure Playground, con actividades especiales para niños. Y después, es posible acercarse a Coppice Pond para navegar en lancha o remar en pequeñas barcas.

“Ciertamente, viajar es más que ver cosas; es cambio que continúa, profundo y permanente, en las ideas de vivir.”

-Mary Ritter Beard-

7. Ruta Ale Trail

Y ya de noche, para los que viajen sin niños, les recomendamos atreverse a realizar la Ruta Ale Trail. Un recorrido por los pubs más afamados de la población, donde se pueden degustar numerosas cervezas, y sobre todo de las de tipo Ale, la tradicional aquí. Sin duda, una actividad que puede ser muy divertida.

Te puede gustar