Descubre los lugares donde se rodó “La guerra de las galaxias”

· 13 febrero, 2016

Por supuesto que para filmar Star wars (en sus siete entregas) los actores no debieron viajar a otros planetas ni galaxias. ¡El mundo en que vivimos es suficiente! Con algunos cambios menores y un poco de tecnología, estos lugares donde se rodó La guerra de las galaxias te dejarán boquiabierto.

Los escenarios de La guerra de las galaxias

Luke Skywalker, la princesa Leia y Darth Vader se quedaron aquí en nuestro planeta para narrar su historia. Descubre donde se rodaron las escenas y qué paisaje se empleó para cada galaxia:

1. Redwood National Park (Estados Unidos)

Redwood National Park
Redwood National Park, Estados Unidos – Sam Strickler

La luna del planeta Endor estaba cubierta de grandes bosques, iguales a los que se hallan en este bello parque en la coste norte de California. Los árboles que abundan en Redwood son las gigantes secuoyas rojas que pueden medir varios metros de altura y cumplir cientos de años. Si tienes la suerte de pasear por allí te sentirás un hobbit (perdón, ¡eso era de otra película!).

2. Guilin (China) y Phuket (Tailandia)

Paisajes de Gulin en China
Guilin, China – aphotostory

Estos paradisíacos lugares aparecen en el Episodio III, la venganza de los Sith. ¡De seguro pensastéis que se trataba de un paisaje hecho en ordenador! Si bien la película no se rodó en estos destinos se tomaron fotografías de la zona del río Li con las montañas kársticas y de las islas de Krabi, que sirvieron de fondo para la película, donde vivían los wookies.

3. Parque Nacional de Tikal (Guatemala)

 

Parque arqueológico Tikal en Guatemala
Parque arqueológico Tikal, Guatemala – Simon Dannhauer

La base rebelde de Yavin 4 en realidad son las ruinas de una ciudad maya protegida por un parque selvático. En este escenario se planea la revolución durante el Episodio IV. Desde el punto de vista arqueológico e histórico esta zona es de una riqueza sin igual debido a sus templos y altares (por ello son Patrimonio de la Humanidad desde 1979).

4. Death Valley (Estados Unidos)

Death Valley
Death Valley, Estados Unidos – BrunitaGio

El Valle de la Muerte es una depresión de casi 200 kilómetros de longitud en pleno desierto. Sin dudas un infierno ideal para rodar partes de La amenaza fantasma y Una nueva esperanza. Se capturaron imágenes con la textura de los paisajes para que luego nuestros amigos pudieran vivir sus aventuras.

5. Palacio de Caserta y Villa del Balbianello (Italia)

Palacio Real de Caserta
Palacio Real de Caserta – Francesco Dazzi / Shutterstock.com

Estas dos edificaciones sirvieron para recrear el planeta Naboo y su palacio Real. El palacio aparece en los episodios I y II y tiene una superficie de 40 mil m² (es la mayor residencia real del mundo y Patrimonio de la Humanidad). La escalinata es de los puntos más reconocidos por los amantes de la película.

A su vez en los alrededores del lago Como y de la Villa del Balbianelo (al norte del país) se filmaron los exteriores del planeta de Padme Amídala en el Episodio II y la boda clandestina entre la Reina y Anakin. El edificio fue construido en 1787 y renovado a inicios del siglo XX.

“Siempre ha de haber dos, ni más ni menos. Un maestro y un aprendiz”.

-Maestro Yoda-

6. Volcán Etna (Italia)

Volcán Etna
Volcán Etna, Italia – Wead

Parece que George Lucas está enamorado de Italia. Es el tercer sitio empleado para su megaproducción. En este caso para el ardiente planeta Mustafar, cubierto de lava y volcánico. Se capturaron imágenes reales de la erupción del Etna y luego se usaron para una de las escenas más recordadas de la película: la batalla entre Anakin y Obi Wan.

Túnez, el gran elegido por George Lucas

Si bien hemos dicho que Italia había sido de los favoritos del director… ¡es porque aún no hemos analizado su relación con este país del norte de África! Para recrear el planeta de Tatooine, donde el joven Luke vive de pequeño, se eligieron varias localidades tunecinas.

Escenario de la Guerra de las Galaxias
Túnez – Natalia Sidorova / Shutterstock.com

Una de ellas es Matmata, a 400 kilómetros al sur de la capital. Un sitio completamente austero y donde sus habitantes viven en cuevas subterráneas. Entre estas construcciones se destacan los hoteles bajo tierra (hay 3) sino uno el más famoso y visitado: Sidi Driss Hotel. En sus instalaciones se filmaron las escenas de la familia Lars, que acogieron al hijo de Padme y Anakin.

En la isla de Djerba, más precisamente en la ciudad de Ajim, se recrearon las calles de Mos Eisley, el barrio de Obi Wn Kenobi. Parece perdido en el tiempo y en el paisaje pero no por ello menos popular que los demás lugares escogidos por LucasFilm.

Tozeur
Tozeur, Túnez – Lukasz Janyst

Por último tenemos Sidi Bouhelel, donde los jawas capturan a R2-D2 y los Tusken atacan a Luke (entre otras escenas memorables de la película). Todo ello sucede en el cañón cerca de la ciudad de Tozeur. También en La amenaza fantasma aparece esta zona, durante la carrera de Boonta Eve.

Si eres completamente fanático de La guerra de las galaxias te gustará saber además que el planeta Alderaan se filmó en Grindelwald, Suiza; Hoth es el glaciar Hardangerjokulen en Noruega; Theed en Naboo es la Plaza de España de Sevilla; Alderaan es Grindelwald en Suiza y el bosque de Nabo está en Watford, Inglaterra.