Descubre las islas de la laguna de Venecia

Armando Cerra 16 mayo, 2016

Lo que conocemos como Venecia es un rosario de islas sobre esta peculiar laguna del mar Adriático. A eso se deben los famosos canales, desde los mayores como el Gran Canal o el de Guidecca, hasta el laberinto de canales menores atravesados por pequeños puentes. Pues bien, también hay islas en la laguna de Venecia, más lejos del epicentro veneciano y a las que solo se puede llegar navegando. El número es elevadísimo, pero aquí os vamos presentar las más interesantes.

Las más hermosas islas de la laguna de Venecia

San Giorgio Maggiore

Vamos a empezar por las islas de la laguna de Venecia más cercanas. De hecho, la impresionante Basílica de san Jorge que domina esta isla es una de las imágenes más típicas de Venecia.  Esta basílica formó parte de un monasterio del mismo nombre, y todo ello fue diseñado por uno de los arquitectos a los que debemos gran parte del encanto de la ciudad de los canales, el gran Andrea Palladio.

San Giorgio MAggiore en la laguna de Venecia
Iglesia de San Giorgio Maggiore – Sorin Colac

A la isla de San Giorgio Maggiore se llega en apenas cinco minutos de trayecto en el vaporetto desde la famosa Piazza San Marcos. El vaporetto en Venecia es algo así como el autobús acuático que une todos los puntos de la ciudad, incluidas sus islas.

Giudecca

La anterior isla de San Giorgio Maggiore está colindante con esta otra isla, en realidad un grupo de islas rialtinas, todas ellas separadas de la zona más famosa de Venecia por el ancho canal de Giudecca.

Lo cierto es que ese canal alcanza más o menos los 300 metros de anchura, lo que supone que desde el Palacio Ducal quede perfectamente a la vista, y desde ahí en apena tres o cuatro minutos de vaporetto desembarcaremos en Giudecca.

Giudecca en la laguna de Venecia
Iglesia del Cristo Redentor, Giudecca – kavalenkava volha

Y una vez allí, ¿qué nos espera? Pues la figura de Palladio vuelve a ser importante, ya que este arquitecto proyectó en la iglesia del Cristo Redentor. Y otro de los grandes artistas del Renacimiento, en este caso Miguel Ángel, alquiló aquí una casa en la que vivió durante 3 años.

Lido

Vamos alejándonos del centro. Ahora para llegar a la isla del Lido, a unos 10 minutos en vaporetto. ¿Os suena el Lido? Seguro que sí porque es lugar del famoso Festival de Cine y donde hay un glamuroso casino, en el que si queréis entrar tendréis que ir de etiqueta.

Lido en la laguna de Venecia
Lido – vichie81

No obstante, además del traje, lo que no hay que olvidarse si se va al Lido en verano es el bañador, ya que aquí hay una concurrida playa de 12 kilómetros de largo.

“Todo aquel que se casa es como el Dax de Venecia, que se desposa con el mar Adriático. No sabe qué es lo que se oculta en su desposada: tesoros, perlas, monstruos, tempestades ignotas.”

-Heinrich Heine-

Burano

Posiblemente de todas las islas de la laguna veneciana, la de Burano situada al norte sea de las más hermosas y también una de las más visitadas, ya que cualquier día del año llegan hasta aquí los vaporettos cargados de turistas.

La razón son su maravillosas casas de colores. Una tradición que se cuenta que instauraron los pescadores de la zona para que sus casas fueran visibles entre las habituales nieblas del lugar.

Burano en la laguna de Venecia
Burano – kavalenkava volha

Y ciertamente este trayecto de unos 45 minutos de navegación compensa mucho, por la belleza del lugar. No obstante, dado el reducido tamaño de Burano, es interesante que tras pasear por aquí y hacer cientos de fotos, retornemos al vaporetto para visitar la cercana isla de Torcello.

Torcello

Ambas islas quedan unidas por un trayecto de unos 5 minutos. Y sorprendentemente, lo primero que hay que saber sobre Torcello es que es hasta hace 1000 años fue la isla más habitada de la laguna, pero entonces la malaria acabó con gran parte de su población y fue cuando Venecia cobró más importancia.

Torcello en la laguna de Venecia
Torcello – scimmery

En realidad, Torcello tiene todo para ser un verdadera sorpresa. Aquí está el trono de Atila, en la principal plaza del lugar, o se conserva el edificio más antiguo de la laguna: la basílica de Santa María dell’Assunta fundada en el siglo VII y que guarda unos hermosos mosaicos bizantinos.

Murano

Murano en la laguna de Venecia
Murano – pavel dudek

Vamos a acabar este recorrido por las islas de la laguna de Venecia por una de las más famosas, la de Murano. La cual por cierto es la isla más grande de la laguna, después de la propia Venecia. El lugar no es excesivamente atractivo, no es feo pero comparándolo con el entorno, no destaca.

En cambio, Murano es mundialmente famoso por sus trabajos de cristal. Una industria o artesanía que aparece en cualquier rincón de la isla y, sobre todo, en el curioso Museo del Vidrio.

Te puede gustar