Descubre la cultura japonesa en Nagoya

Nagoya es la cuarta ciudad más grande de Japón. Aún así, para muchos, sigue siendo una desconocida, ya que la mayoría de turistas no la incluyen en sus itinerarios. A continuación, te daremos razones suficientes para que no te olvides de ella si viajas a Japón y descubras todo lo que Nagoya tiene que ofrecerte.

¿Cómo llegar a Nagoya?

Nagoya es la capital de la prefectura de Aichi. Se encuentra en la región de Chubu, a medio camino entre Tokio y Kioto, por lo que tendrás que pasar por ella si viajas de una ciudad a otra.

Si sales desde Tokio, la forma más fácil y rápida de llegar es en tren bala (en el JR Tokaido Shinkansen). Tarda entre dos y tres horas en llegar. También puedes ir autobús. En ese caso, el trayecto dura entre cuatro y seis horas, dependiendo de la línea que escojas.

¿Qué ver en Nagoya?

1. El castillo de Nagoya

Castillo de Nagoya
Castillo de Nagoya – Tupungato

El castillo de Nagoya se construyó en 1612 bajo las órdenes del sogún Ieyasu Tokugawa, el gobernador de la época. Era uno de los castillos que se encontraban en la más importante de las Cinco Rutas del Período Edo, la Tokaido, carretera que conectaba Tokio y Kioto.

Fue destruido durante la Segunda Guerra Mundial. Sin embargo, algunas partes resistieron, así como una gran variedad de pinturas que han sido preservadas hasta hoy. El castillo actual es una reconstrucción de hormigón que cuenta con aire acondicionado y ascensores.

Fíjate en los delfines dorados gigantes, conocidos como “kinshachi”, que adornan los extremos del tejado. Son el emblema del castillo y de la ciudad.

2. El jardín Tokugawa

JArdín Topugawa en Nagoya
Jardín Tokugawa – Sean Pavone

Fue en su día la residencia oficial de la familia Owari Tokugawa (una de las más poderosas del Japón de la época). En el centro del jardín hay un estanque lleno de carpas koi a las que se puede alimentar. Es el lugar perfecto para descansar mientras te empapas del paisaje típico japonés.

Si vas en otoño, seguramente puedas admirar el cambio de color de las hojas (momiji en japonés), mucho más impresionante en un jardín tan majestuoso como este.

3. Santuario sintoísta Atsuta, uno de los más importantes del país

El santuario Atsuta de Nagoya es de los más importantes dentro de la religión sintoísta. Dedicado a la diosa del sol Amaterasu, guarda el sable sagrado Kusanagi, uno de los tesoros imperiales.

4. Sakae, el distrito comercial de la ciudad

Oasis 21 en Nagoya
Oasis 21 – Lee Yiu Tung

Este es uno de los barrios más modernos de Nagoya. Encontrarás cientos de tiendas de todo tipo y muchos centros comerciales. Aunque hay muchísimas cosas que hacer en Sakae, no puedes olvidarte de subir a la Nagoya TV Tower. Fue la primera torre de televisión que se construyó en Japón. Además, ofrece una vista impresionante de la ciudad.

El Oasis 21 es un edificio de aspecto futurista que se construyó en el 2002 y también se encuentra en Sakae. Destaca por su techo (al que se puede subir): cuenta con grandes piscinas de agua en la parte superior que se pueden observar tanto desde arriba como desde abajo debido a la transparencia del material con el que está construido. Representa un nave espacial.

“Ve el mundo. Es más fantástico que cualquier sueño.”

-Ray Bradbury-

¿Qué comer en Nagoya?

Según muchos, Nagoya tiene una de las mejores ofertas gastronómicas de todo Japón. A continuación, te recomendamos algunos deliciosos platos que solo encontrarás allí:

Misokatsu

Misokatsu, plato típico de Nagoya
Misokatsu – Tomoaki INABA / Flickr.com

Se trata de un filete de cerdo rebozado, frito y cubierto en salsa de miso (una salsa muy salada hecha a partir de pasta de alubias). Se considera el plato más típico y famoso de la ciudad de Nagoya. Algunos de los restaurantes más populares en los que podrás probar el misokatsu son: Yabaton, Futaba o Hirono.

Miso Nikomi Udón

¡Otra vez el miso! Se considera uno de los alimentos más emblemáticas de Nagoya, por lo que lo encontrarás en muchos platos. En este caso, el plato Miso Nikomi Udón consiste en unos fideos gruesos hechos de harina (udón) en un caldo hecho con miso.

Tebasaki

Tebasaki un plato típico de Nagoya
Tebasaki – ManEatManila / Flickr.com

Alitas de pollo fritas muy picantes típicas de Nagoya. Son el acompañamiento perfecto para tomar una cerveza en cualquier izakaya (bar de estilo japonés). Te recomendamos probarlas en un izakaya llamado Furaibo, en Sakae.

Y para el postre… ¡ve a un Komeda’s Coffe!

Komeda’s Coffe es una cadena de cafeterías que, aunque se pueden encontrar en todo Japón, abundan sobre todo en la prefectura de Aichi. Te recomendamos probar los batidos y, por supuesto, su postre más famoso: el Shiro Noir. Es una especialidad de esta cafetería.

Nagoya es una ciudad con muchísimo que ofrecer. Aparte de estas pocas sugerencias, encontrarás muchos más lugares inolvidables: el puerto y el acuario, Osu Kannon, el museo de Toyota, el jardín Noritake, etc. Sin duda, los días que pases en Nagoya te ayudarán a comprender la cultura japonesa y se convertirán en recuerdos inolvidables.

Categorías: Destinos Etiquetas:
Te puede gustar