Descubre Almansa, una preciosa población de Albacete

19 Diciembre, 2019
Este artículo ha sido escrito y verificado por la historiadora del arte Cristina Moreno
Fue frontera entre reinos cristianos y musulmanes y lugar de la famosa batalla de Almansa durante la Guerra de Sucesión de 1707. Hoy es una localidad con muchos atractivos

Almansa es un bonito municipio de la provincia de Albacete, en Castilla-La Mancha. Poblado desde la Prehistoria, empezará a cobrar importancia en la Edad Media, sobre todo, cuando pasa a formar parte del reino de Castilla. ¿Te vienes a conocerlo?

Qué ver en Almansa

1. Iglesia arciprestal de la Asunción

En la plaza de Santa María se alza la imponente iglesia arciprestal de la Asunción. Es un templo que tiene su origen en el siglo XVI, pero que ha sufrido transformaciones hasta el siglo XIX. Su interior, mucho más sobrio al haber sido reformado en estilo neoclásico, cuenta con bóveda de cañón, así como la cabecera semicircular con múltiples columnas.

Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción
Iglesia de la Asunción – Millart /Wikimedia Commons

La portada es neoclásica, pero se enmarca en una arquitectura de estilo renacentista. Junto a ella se encuentra su torre, realizada en ladrillo y cuya construcción tuvo lugar en el siglo XVIII. Pero falta la otra torre, que nunca se llegó a construir por falta de fondos.

Se trata de uno de los lugares más importantes de Almansa, ya que a sus pies se celebran dos de sus manifestaciones culturales más importantes: la llamada ‘Conversión del Moro al cristianismo’ y la ‘Serenata a la Virgen de Belén’. Todo ello, durante las fiestas mayores de Almansa.

2. Castillo de Almansa

Vista del castillo
Castillo de Almansa

Se trata de una fortificación cuyo origen se encuentra en época almohade, es decir, en el siglo XII. Para acceder al mismo hay que subir desde la iglesia de la Asunción hasta el cerro del Águila. Realizado en origen en tapial, cuando pasó a manos cristianas se vio reforzado por medio de nuevas murallas hechas con mampostería.

Fue en su momento una de las fortificaciones más importantes de la época, ya que esta era zona de frontera entre el Reino de Valencia y la Taifa de Murcia. Fue entregado a Alfonso X cuando aún era príncipe. Su mayor reforma la viviría en el siglo XV, mientras fue propiedad de Juan Pacheco, marqués de Villena.

Tiene una planta cuadrangular entorno a la cual se extiende una muralla almenada y barbacana. Sobresale en todo el conjunto la torre del homenaje. Desde él se domina todo el territorio de Almansa.

3. Casa Grande o palacio de los Cirat

Ayuntamiento de Almansa
Ayuntamiento

Junto a la iglesia de la Asunción se encuentra la Casa Grande o palacio de los Condes Cirat. Hoy es sede del Ayuntamiento, pero en su origen fue un palacio del siglo XVI. Tiene planta cuadrada y la distribución de sus habitaciones y salas se llevó a cabo en torno al patio, que cuenta con galerías de arcos de medio punto y decoración de escudos en sus enjutas.

Su construcción se llevó a cabo por orden de Alfonso de Pina. Este era un noble de Almansa cuya familia había participado en la conquista del Reino de Valencia con el rey Jaime de Aragón. Sin embargo, desde el siglo XVIII perteneció al conde de Cirat, de ahí su nombre.

Ya en el siglo XX fue adquirido y restaurado por el Ayuntamiento de la localidad para que fuese sede del mismo. Su fachada es una gran muestra de la arquitectura manierista que ha sido relacionada con Francisco del Castillo, siguiendo los tratados de arquitectura de Sebastiano Serlio.

4. Otros monumentos de Almansa

Además del castillo, la iglesia de la Asunción y la Casa Grande, en Almansa también podrás ver muchos más monumentos y lugares de interés. Entre ellos, destaca el convento del Corpus Christi, en cuyas inmediaciones encontrarás también las casas nobles de los Enríquez de Navarra y de los Galiano, además de la Casa de Cultura.

Otro lugar de interés es el convento de San Francisco, de estilo barroco y que cuenta con la iglesia de Santiago Apóstol en su conjunto. Además, no te puedes perder el puente de Carlos IV, que servía de paso hacia Madrid y que se construyó en el siglo XVIII, o la lonja, que data del siglo XIX.

Qué ver cerca de Almansa

Santuario de Nuestra Señora de Belén
Santuario de Nuestra Señora de Belén – Millars / Wikimedia Commons

Como habrás visto, Almansa es un lugar que merece la pena visitar. Pero además, en las afueras de la localidad también existen espacios únicos dignos de conocer. Podemos mencionar la Torre Grande, una casa de labor con una impresionante torre de tres plantas y sótano, o el santuario barroco de Nuestra Señora de Belén y la ermita de San Blas.

Y no te puedes perder los cucos, donde el principal es el llamado Cuco de los Garganchines. Son unas edificaciones hechas a base de piedra en seco que servían como refugio para quienes salían a pastorear, pero cuya antigüedad aún no se ha determinado.

  • Almansa Turística. Recuperado el 19 de diciembre de https://almansaturistica.es/
  • Visita Almansa. TCLM - Turismo Castilla-La Mancha. Recuperado el 19 de diciembre de http://www.turismocastillalamancha.es/patrimonio/almansa-26731/descripcion/