Descubre Valencia en tres días. ¡Anímate!

Alicia Vecino López · 16 enero, 2019
Lo mejor de Valencia se puede disfrutar en una corta escapada. Eso sí, hay que planear cada día al detalle para no perderse nada. Este es nuestro plan.

Museos, arquitectura, playas… La ciudad de Valencia posee cientos de atractivos y nunca defrauda. ¿Pero cuánto tiempo necesitamos para verla? ¿Se puede conocer la ciudad en una corta escapada? Quédate con nosotros, hemos diseñado un pequeño itinerario para disfrutar de lo mejor de Valencia en tres días.

La capital de la Comunidad Valenciana destaca por sus bellas playas y su buen clima. Pero hay mucho más, y en este viaje conoceremos su esencia. Desde la tranquilidad de sus playas hasta la belleza del casco antiguo de la ciudad.

Una escapada corta, pero muy intensa. En estos días podremos visitar la famosa Lonja de la Seda, el centro histórico y su rico patrimonio artístico y, por su puesto, el Oceanográfic y el Museo de las Artes y las Ciencias. ¿Preparados? ¡Vamos allá!

Valencia en tres días: el centro histórico de la ciudad

Torre del Miguelete en Valencia
Torre del Miguelete y catedral

El primer día lo vamos a dedicar a conocer el gran centro histórico de Valencia. Vamos a perdernos por sus calles y a visitar sus monumentos y edificios más representativos, que no son pocos.

Comenzamos por la famosa Lonja de la Seda. En ella admiraremos la arquitectura gótica, el Patio de los Naranjos y la bella y emblemática torre. Por cierto, hay que fijarse en las gárgolas, un repertorio de personajes de lo más curioso.

No nos vamos muy lejos. A un paso está el Mercado Central, lleno de puestos con productos frescos. Pero si destaca por algo, es por su bella arquitectura modernista. Y hay que pasear por los alrededores, nos esperan verdaderas joyas.

Caminando tranquilamente llegaremos a la plaza de la Virgen y al conjunto catedralicio. La de Valencia es es una catedral diferente, pero hermosa. Una mezcla de estilos que van del románico al barroco.

Junto a la catedral, hay que hay que visitar el que es su campanario y la torre más famosa de Valencia: El Miguelete.

Y aún nos quedará mucho por ver: la plaza Redonda, el Tribunal de las Aguas, la iglesia de San Nicolás de Bari, la torre de Serranos… El centro de Valencia está lleno de monumentos dignos de una visita. Por eso exprimiremos al máximo la primera jornada en la ciudad.

Segundo día: la Ciudad de las Artes y las Ciencias

No podemos visitar Valencia y no recorrer este fabuloso complejo. Aquí nos esperan el Oceanogràfic, el Museo de las Ciencias y el Hemisféric. Recomendamos sacar una entrada conjunta para los tres espacios y disfrutar así de una experiencia completa.

El Oceanogràfic

Oceanogràfic en Valencia
Oceanogràfic – Javier Yaya Tur / commons.wikimedia.org

El segundo mejor acuario del mundo y el mejor de Europa. Acoge a cientos de especies, distribuidas según sus hábitats. Océanos fríos, aguas tropicales, un aviario… Gracias a este proyecto, podremos disfrutar de una gran diversidad de animales conviviendo en comunidad.

Encontraremos pingüinos, focas, tiburones e incluso belugas. Atrévete a recorrer el túnel submarino más largo de Europa, ¡Te dejará con la boca abierta y a los niños les encanta!

El Museo de las Artes y las Ciencias

Este museo interactivo nos enseñará los secretos de la ciencia a través de la diversión. Exposiciones, talleres, juegos… Estas actividades nos acercarán a la ciencia y a nuevos conocimientos de un modo lúdico y entretenido.

El Hemisféric

Este gran edificio tiene una gran cúpula en la que se realizan proyecciones. Podremos elegir la temática de la proyección, incluyendo que sea en 3D. Es una gran forma de descubrir grandes aventuras a través de imágenes espectaculares. Un buen modo de acabar esta segunda jornada de la visita a Valencia en tres días.

Tercer día: la marina y la playa de la Malvarrosa

Playa de la Malvarrosa – Werner Wilmes / Flickr.com

Tras dos jornadas sin parar, necesitamos un día de relax y descanso. Es lo que vamos a hacer para poner un broche de oro a este recorrido por Valencia en tres días. Para disfrutar del sol y el buen tiempo, nada como la playa de la Malvarrosa.

no podemos irnos de Valencia sin comer una paella, así que reservaremos en los restaurantes situados en el paseo marítimo. Comer en una terraza al lado del mar, disfrutando del sol. ¿Se os ocurre mejor plan?

La Marina Real se encuentra al final de la playa de la Malvarrosa. Podremos dar un agradable paseo entre grandes barcos y lujosos yates allí situados. Los restaurantes de este puerto, son una buena opción para disfrutar de la gastronomía de la zona y contemplar la belleza de la playa y del mar.