Descubre algunas curiosidades de Islandia

20 septiembre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por el historiador del arte Armando Cerra
La isla de Islandia es mucho más que un lugar frío en el Atlántico Norte. Nos espera con infinidad de sorpresas y curiosidades.

Islandia, la ‘tierra del hielo’, es un país apasionante. De hecho, en los últimos tiempos se ha convertido en uno de los destinos predilectos para viajar por Europa. Los motivos son la extraordinaria conservación de sus paisajes y el respeto a la naturaleza que impregnan todas las costumbres de este país. ¿Piensas viajar allí próximamente? Presta atención porque te contamos algunas curiosidades de Islandia.

Tiene numerosos volcanes activos

Como ya hemos avanzado, una de las razones principales para viajar a Islandia es maravillarse con sus paisajes. Pues bien, allí tienen una importancia especial los más de 200 volcanes que hay a lo largo de la isla. Muchos de ellos todavía están activos, e incluso entran en erupción con cierta regularidad, con lo que el paisaje es cambiante y también alucinante.

Los glaciares

Glaciares en Islandia: Vajnajokull
Glaciar Vajnajökull

Los volcanes son una vía de salida del fuego, la lava y la energía que se esconden en las entrañas del planeta. Pero en Islandia todo ese calor convive con numerosos glaciares. De hecho, el 10% del territorio está cubierto por glaciares. Muchos son tan impresionantes como el de Vatnajökull, enclavado en un parque nacional del mismo nombre al sureste de la isla.

La sorprendente noche de Reikiavik

Islandia es un país eminentemente rural y muy poco poblado. Solo la quinta parte de su superficie está habitada. Menos de 350 000 personas viven en este país, y más de la mitad lo hacen en su capital, Rieikiavik. Es una urbe sorprendente en muchísimos sentidos, pero que adquiere su aspecto más divertido con su intensa vida nocturna. Otra de esas curiosidades de Islandia.

Reikiavik en Islandia
Reikiavik

Más curiosidades de Islandia: la cerveza

Disfrutando de esa noche o de los fuertes licores tradicionales de Islandia, parece mentira, pero aquí va un dato muy curioso: la cerveza fue un producto ilegal en la isla hasta 1989. Hoy ya es legal, pero carísima, así que tendrás que viajar con una economía muy saneada para poder beberla.

La primera mujer presidenta de una democracia

Antes de que beber cerveza en Islandia fuera legal, el país ya había votado democráticamente a la primera mujer presidenta. Era el año 1980 y semejante avance a nivel mundial tuvo un nombre propio: Vigdis Finbogadóttir. Y es que realmente la política igualitaria en Islandia alcanza niveles admirables para la gran mayoría de países del planeta.

Todos sabemos una palabra en islandés: géiser

Geysir, una de las curiosidades de Islandia
Geysir – Tormod Fauskrud / Flickr.com

Los turistas en Islandia siempre incluyen en sus rutas por el país la visita de alguno de sus géiseres más famosos, como el Haukadalur o el Strokkur. Verdaderamente, sus violentas erupciones nos dan idea de la mucha energía escondida en el subsuelo. Y además, también descubrimos esta curiosidad: este fenómeno se llama en todo el mundo con la palabra islandesa, geyser.

Curiosidades de Islandia: creen en los elfos

8 de cada 10 islandeses afirman que los elfos existen. Y esto que simplemente nos puede sorprender, tiene auténticas consecuencias en la vida del día a día. Por ejemplo, ha habido caminos y carreteras que se han tenido que desviar para no afectar a la vida de estos pequeños seres.

Y tiene su propio Papa Noel

En realidad, en Islandia tienen 13. Eso sí, son muy diferentes al barbudo que vive en Laponia. En Islandia los 13 Jolasveinar son feos troles que viven en las montañas. Pero abandonan sus refugios todas las noches desde el día 12 de diciembre hasta el 24 para ir dejando en cada ocasión un regalo a los niños islandeses.

Un país feliz, otra de las curiosidades de Islandia

Calle de Akureyri
Calle de Akureyri

Podríamos contar muchas más curiosidades sobre Islandia, como que el número de ovejas duplica al de personas, o que no hay trenes en una isla tan grande, o que los semáforos en la ciudad de Akureyri (de los pocos que hay en Islandia) tienen forma de corazón… También que no hay McDonald’s, que el plato nacional es el tiburón fermentado o que podrás visitar un museo dedicado al pene.

Habría muchas más cosas curiosas que contar de esta isla que es mucho más verde y dinámica de lo que pueda parecer. Un lugar donde sus habitantes están considerados entre los más felices del mundo. Y es que nadie sabe dónde está la felicidad. Puede estar en un lugar tan frío como Islandia, en un país tan remoto como Bután o en los lugares más insospechados de los que te seguiremos hablando aquí.