Una increíble ruta del Pisuerga al Sil

· 2 marzo, 2017

Atravesando Palencia, Ponferrada y León, esta ruta maravillosa nos permite conocer lugares preciosos pero no tan famosos de España. Sin duda, el recorrido del Pisuerga al Sil es pintoresco, salvaje y sobre todo con tintes románicos. ¿Nos acompañas?

Conociendo los ríos Pisuerga y Sil

El río Pisuerga es un afluente del Duero, nace en Palencia y desemboca en Geria (Valladolid). Durante su recorrido de casi 300 kilómetros sus aguas se desvían hacia el Canal de Castilla para ser usadas en el riego. Atraviesa infinidad de localidades, muchas de las cuales viven gracias al río.

Río Pisuerga
Río Pisuerga – Pedr0Gar

Por su parte, el río Sil es el principal afluente del Miño. Pasa por las provincias de León, Orense y Lugo. Nace a casi dos mil metros sobre el nivel del mar y discurre por varias comarcas en más de 250 kilómetros de cauce. En su trayecto tiene diferentes embalses, entre ellos el de Bárcena.

Una aventura del Pisuerga al Sil

Primera parte de la ruta

La ruta de esta ocasión nos lleva por la Palencia románica hasta la Ponferrada carbonera y botillera. Podemos comenzar en el centro histórico de Aguilar de Campoo, que discurre a la vera del río y en el que destaca su plaza trapezoidal porticada, con su vieja colegiata gótica de San Miguel y sus galerías acristaladas.

Abadía Santa María la Real, Aguilar de Campoo
Abadía Santa María la Real, Aguilar de Campoo – ahau1969

Situada en la comarca palentina de la Montaña, Aguilar (o Valle de las Águilas por la cantidad de estas aves que habitan la región), fue declarada Villa Realenga por Alfonso X el Sabio. El viejo castillo pertenece a la época de la Reconquista y además mantiene muchos monumentos medievales: murallas, puertas, iglesias y un monasterio.

El siguiente destino es Cervera del Pisuerga. Merece la pena visitar la iglesia gótica de Santa María del Castillo, con sus dos impresionantes retablos. Continua por la P-210 recorriendo el Parque Natural de Fuentes Carrionas hasta llegar a San Martín de los Herreros y Rebanal de las Llantas, dos pequeñas aldeas en pleno bosque de robles y hayas.

Segunda parte del recorrido

Al pasar por Triollo y su pueblo vecino, Vidrieros, es la hora del almuerzo. Tras la comida sigue por la zigzagueante ruta 210, pasa por el embalse de Camporredondo y Alba de los Cardaños (con vistas panorámicas). Bordea el pantano de Compuerto una vez que hayas dejado atrás pequeños núcleos poblacionales como Otero de Guardo o Velilla del Río Carrión. Así llegarás al último pueblo de Palencia, Guardo.

Reserva de Camporedondo
Reserva de Camporedondo – villorejo

Sal del Parque de Fuentes Carrionas y entra en León, más precisamente al Parque Regional de Picos de Europa. Por la CL-626 atravesarás las ruinas de las antiguas explotaciones mineras como por ejemplo Valmartino y Grandoso.

Tras ello, detente en Boñar, conocido por sus dulces de hojaldre y por albergar un puente medieval construido en el siglo XIII. Otros atractivos son las iglesias de San Pantaleón y de San Pedro y el Museo de la Fauna Salvaje.

Unos kilómetros más adelante en este camino del Pisuerga al Sil haz una parada en el conjunto histórico de Vecilla, con su torreón del siglo XIV y el museo Gallo Leonés. Puedes quedarte a dormir en Candana de Curueño.

Última parte de la ruta

Al día siguiente dirígete hacia la cueva de Valporquero, entre las gargantas del río Torio y las hoces de Vegacervera.

Cueva de Valporquero
Cueva de Valporquero – Guillermo Pis Gonzalez

Llegarás poco después a la Reserva de la Biósfera de los Arguellos, con sus formaciones geológicas y sus 1300 cuevas visitables. Regresa a la CL-626 hacia La Robla donde están el yacimiento romano de Fenar y el castillo de Alba.

Pasa por el desfiladero de los Calderones, adéntrate en el valle de la Luna y entra en la comarca de Babia. Luego, sigue por valle de La Laciana con sus castros prerromanos, iglesias medievales y casas solariegas.

“Un buen viajero no tiene planes fijos y no tiene intención de llegar.”

– Lao Tzu –

El camino del Pisuerga al Sil está llegando a su fin pero quedan algunas aventuras más. Tomando la CL-631 y la LE-463 pasa por Santa María del Sil y después ve a Ponferrada, capital del Bierzo, cruzada por el bello río y que alberga por ejemplo un castillo templario, una basílica renacentista y un palacio consistorial gótico.

En las afueras, el casco histórico de Peñalba de Santiago, en el valle de Oza, cierra este precioso e inolvidable viaje.