Todo lo que debes saber del ascenso al monte Huashan

· 9 marzo, 2019
El monte Huashan es sagrado para el taoísmo. Pero además de templos, aquí te esperan unas vista de infarto y unos senderos solo para los más valientes.

El monte Huashan, en China, es el destino de muchos peregrinos y turistas. Los primeros buscan en sus cimas el templo taoísta desde el que, se dice, se puede contactar con el dios del mundo subterráneo. Los turistas acuden para conocer este territorio sagrado y recorrer, además, el sendero considerado más peligroso del mundo.

En la ruta por el monte Huashan podrás ver varios templos y grabados durante el recorrido por sus picos. Además, tendrás unas vistas espectaculares según vayas ascendiendo.

Pero es muy importante que no cruces las partes peligrosas si no te ves con las fuerzas para hacerlo. En cambio, si eres todo un aventurero y quieres conocer este histórico monte, no dudes en viajar hasta él.

Dónde está el monte Huashan y cómo llegar

Monte Huashan en China
Monte Huashan

El monte Huashan se encuentra en la provincia Shaanxi, en China. La zona más turística por la zona es Xian. Por ello, puedes planificar un viaje para descubrir los tesoros de esta ciudad y dedicar un día para hacer una ruta de senderismo en este monte.

Es fácil llegar hasta él. Desde Xian puedes viajar en tren y en un trayecto de algo más de una hora llegarás hasta la estación más cercana. Una vez allí, por carretera en transporte público debes dirigirte hasta el templo taoísta Yuquan Yuan y, desde ahí, ya puedes comenzar esta ruta famosa en China.

Monte del Esplendor

Traducido, Huashan significa “monte del Esplendor”. Es una de las cinco montañas sagradas del taoísmo, de ahí su gran importancia religiosa. Esta es la principal razón de la llegada de peregrinos.

Peregrinos en el monte Huashan
Peregrinos en el monte Huashan

Las creencias taoístas sobre la existencia de un dios subterráneo llevan a este lugar a miles de personas desde hace siglos. En concreto, hasta un templo que existía ya en el siglo II. Este edificio fue ocupado incluso por médiums que querían contactar con el dios que habita bajo la tierra.

Hace tiempo, al monte Huashan acudían también peregrinos en busca de la inmortalidad o de plantas medicinales. En este sentido, los propios médicos chinos creían que las plantas del monte contaban con un poder curativo especial.

Otros templos que conocerás

Además del templo Yuquan Yuan, conocerás otros en tu subida al monte Huashan. Estos edificios se encuentran en los picos y le otorgan a la ruta un carácter único.

Uno de ellos es un lugar de descanso y de paz para los senderistas. Actualmente se utiliza como salón de té, por lo que servirá como pequeña parada en tu subida al monte. Existe otro templo que merece la pena ser visitado, el templo de la Fuente de Jade.

Cinco picos que coronar

El monte Huashan tiene cinco picos a los que puedes llegar. El más alto de todos es el del Sur, con 2155 metros de altura. Si llegas hasta él vas a poder ver el templo Baidi. También el que es considerado sendero más peligroso del mundo, un acantilado que hay que cruzar por unas tablas de madera muy estrechas.

Sendero de madera en el monte Huashan
Sendero de madera en el monte Huashan

Si eres un amante de la aventura, no dudes en realizar a esta ruta. Si, por el contrario, te dan miedo las alturas, lo mejor es que esperes en la ladera del monte mientras tomas un té tranquilamente.

Por altura, el segundo pico es el central, que antes formaba parte del pico del Este. Ahora están conectados por una estructura conocida como la Escalera Celeste que, sin duda, también te quitará el hipo.

El tercer pico es el del Oeste, conocido como Flor de Loto por unas rocas que tienen forma de esta flor. El trayecto por sus senderos es más tranquilo que por los picos que hemos mencionado antes.

Para volver al riesgo puedes visitar el pico del Este, que es el cuarto más alto y tiene varias partes peligrosas. Eso sí, merece la pena ascender por él por las impresionantes vistas que hay en su cima, donde hay un telescopio astronómico.

Y finalmente, el pico más bajo (1613 metros) es el del Norte. Se considera como el punto de partida para el resto de rutas. De hecho, puedes acceder a él por medio de un teleférico.