Curiosidades del Parque Natural de las Bardenas Reales

19 diciembre, 2018
Este artículo fue redactado y avalado por el historiador del arte Armando Cerra
Es uno de los paisajes más sobrecogedores de la península ibérica. Un lugar que esconde infinidad de aspectos singulares.

El Parque Natural de las Bardenas Reales seguramente sea, dentro de toda la riqueza natural de Navarra, el paisaje más singular de todos. Es un amplio territorio árido, esculpido por los agentes atmosféricos y que, por momentos, nos puede recordar un desierto de película. Por cierto, entre las curiosidades de este lugar os vamos a contar alguna relacionada con el cine.

¿Por qué Parque Natural de las Bardenas Reales?

La primera curiosidad que vamos a descubrir hace referencia a su nombre. Es decir, por qué son “reales” las Bardenas. Eso nos traslada a la Edad Media, cuando este territorio pasó a ser propiedad de los reyes de Navarra, que lo convirtieron en la frontera con los dominios musulmanes situados al sur.

¿Quiénes son los propietarios de las Bardenas Reales?

Castildetierra en el APrque Natural de las Bardenas Reales
Catildetierra

Obviamente, en la actualidad la propiedad de estas tierras del Parque Natural de las Bardenas Reales no recae en la monarquía navarra. Pero en cambio, fueron aquellos reyes los que dieron las tierras a distintos municipios, tanto cercanos como lejanos.

Así, incluso municipios de los valles pirenaicos del Roncal o Salazar fueron premiados con estas tierras, a las que podían trasladar sus ganados en invierno. Una concesión que se debió a su apoyo en la lucha contra los árabes.

Pues bien, a día de hoy, los propietarios siguen siendo los mismos. Es la Comunidad de Bardenas, que agrupa más de 20 localidades repartidas por toda Navarra.

Dos visitas al Parque Natural de Bardenas Reales

Vista de las Bardenas Reales
El Plano

Otra curiosidad que le da una personalidad especial al Parque Natural de las Bardenas Reales es que, si lo visitamos en verano, nos parecerá un lugar espectacular semidesértico. Lo hará por sus increíbles formaciones de arcillas y areniscas talladas durante siglos por el viento y la lluvia.

Esa es la imagen prototípica del lugar, pero hay otra bien distinta. Basta con viajar al Parque Natural de las Bardenas Reales a finales del invierno y durante la primavera. Entonces, paseando por la zona, veremos atractivas praderas verdes en sus espacios más llanos.

Se trata de praderas de cereal y de arroz que se enriquecen con las aguas de un embalse próximo. Y, sin duda, son un verdadero contrapunto al aspecto más emblemático de las Bardenas.

Un campo de tiro en el parque natural

Vista de las Bardenas Reales
Bardenas Reales

Los encantos de la zona no solo lo disfrutan los turistas. También las aves que aquí anidan y se reproducen. De hecho, el Parque Natural de las Bardenas Reales es Reserva de la Biosfera de la Unesco y Zona de Especial Protección para las Aves según la Unión Europea.

Y sin embargo, toda esa riqueza medioambiental convive con una zona del parque que está reservada a un uso militar. Sí, dentro de las Bardenas Reales hay un gran espacio que es un campo de tiro del Ejército del Aire, donde, obviamente, el paso está restringido.

Castillos en las Bardenas Reales

Castilldetierra en el Parque Natural de las Bardenas Reales
Castildetierra

El carácter fronterizo de este territorio durante la Edad Media hizo que tanto en el actual Parque Natural de las Bardenas Reales como en su entorno se levantaran diversos castillos y fortalezas. Allí estuvieron los castillos de Aguilar, Sancho Abarca, Peña Redonda, Mirapeix, Estaca o el de Peñaflor.

Lamentablemente, queda muy poco de aquellas fortalezas. Un ejemplo es el del castillo de Peñaflor, que hoy en día no son más que unas ruinas que amenazan con caerse de forma definitiva.

En cambio, el castillo más famoso del lugar no es una obra del hombre. Se trata de la formación geológica más vistosa de todo el Parque Natural de las Bardenas Reales. Es el cabezo de roca conocido como Castildetierra, o sea, “castillo de tierra”.

Leyendas y cine en las Bardenas de Navarra

PAisaje de las Bardenas Reales
Bardenas Reales

Acabamos este repaso a las curiosidades de esta zona evocando viejas leyendas. Por ejemplo, hay una que dice que estas tierras antaño estaban cubiertas de bosques donde los reyes navarros venían a cazar.

También se cuenta que aquí se han escondido muchos bandidos. Entre ellos destaca el más famoso de todos, apodado Sanchicorrota, que llegó a autoproclamarse rey de las Bardenas.

Y es que las características paisajísticas del Parque Natural de las Bardenas Reales hacen que sea fácil disparar la imaginación. Por eso, no es extraño que se haya convertido en un gigantesco plató cinematográfico. Por aquí han pasado desde James Bond hasta exitosas producciones españolas, como Acción Mutante o Airbag.

En fin, si tienes pensado viajar a tierras navarras, haz una excursión al Parque Natural de las Bardenas Reales porque pasarás un día de cine.