Curiosidades del parque del Retiro de Madrid

· 3 octubre, 2018
Es uno de los pulmones de la capital española, un parque maravilloso con rincones llenos de encanto y alguna que otra curiosidad.

El parque del Retiro de Madrid está situado en pleno centro de la capital española. Una inmensa zona verde que sirve de pulmón a la ciudad. Con una larga historia, es uno de los lugares favoritos por los madrileños para pasear. Y, a pesar de ello, hay muchas cosas de él que se desconocen ¿Te gustaría descubrirlas?

Curiosidades del parque del Retiro de Madrid

Este maravilloso parque que parece no tener fin, tiene unas 125 hectáreas de extensión y alberga unos 15.000 árboles de distintas especies, muchos de ellos centenarios. Tiene dieciocho puertas de acceso y cuatro de ellas se consideran monumentales. ¿Lo creías tan grande? ¡Pues lo mejor está por venir!

Su origen

Su origen se remonta a principios del siglo XVII cuando el conde-duque de Olivares se lo regaló a Felipe IV. Durante años sus maravillosos jardines de fueron uso exclusivo de los monarcas. Carlos III permitió la entrada a los ciudadanos y tras la Revolución de 1868 el parque pasó a ser del Ayuntamiento.

Su estanque

Estanque del parque del Retiro de Madrid
Estanque del parque

El estanque que caracteriza al parque, y en el que se puede navegar en pequeñas barcas, no existía en su origen. Lo mandó construir Felipe IV con el fin de recrear batallas navales, una de sus aficiones. Los avances de la tecnología ya no lo hacen necesario, pero antiguamente necesitaba de norias para surtirse de agua.

En el fondo del agua

Para limpiar el estanque se hizo necesario vaciarlo en el año 2001. ¿Qué se encontró bajo sus aguas? Pues de todo lo que podamos imaginar: sillas, vallas del ayuntamiento, móviles, monopatines, ¡incluso urnas de fallecidos con sus cenizas! Es impresionante saber lo que la gente es capaz de tirar en cualquier sitio…

Aunque suene curioso, en el estanque viven miles de peces que se trasladaron mientras se realizaban los trabajos de limpieza. Entre ellos se halló una carpa de nada más y nada menos que doce kilos.

Sus flores

La Rosaleda en el Parque del Retiro de Madrid
La Rosaleda

Pasear por los senderos del parque es una delicia para los sentidos. Sus flores juegan un papel esencial. Por ejemplo, las flores de las más de cuatro mil plantas de la Rosaleda. Como es de esperar, para disfrutar al máximo de su belleza y olor no hay nada mejor que visitar el parque del Retiro de Madrid en primavera.

El diseño de la Rosaleda, el cual está meticulosamente calculado, es obra del jardinero mayor de la Villa a principios del siglo XX, Cecilio Rodríguez, que dejó a todos asombrados con su originalidad y su buen hacer.

El Palacio de Cristal

Palacio de Cristal del Retiro de Madrid
Palacio de Cristal

En pleno centro del parque encontramos el Palacio de Cristal, un edificio construido en hierro y cristal y que que da forma a uno de los rincones más bonitos del Retiro. La mejor hora para visitarlo es por la mañana cuando el reflejo del sol incide directamente sobre él dándole un tono increíble.

En principio, se construyó para que expusiera una colección de flora tropical, es por ello que se asemeja a un invernadero. Más tarde sin embargo, se usó como sede de la Exposición Nacional de Bellas Artes y del Museo Reina Sofía.

Tiene el árbol más viejo

El árbol más antiguo de Madrid se encuentra en el parque del Retiro. Se cree que está allí plantado desde el año 1663. Si quieres verlo, dirígete a la puerta de España, por el lado que colinda con la calle Alfonso XII. Es un ahuehuete y se encuentra en los jardines del Parterre.

“Madrid, si tanto tienes tanto vales y aunque falto de encinas, te respiro bebiéndole los vientos al Retiro y al oro del crepúsculo en Rosales.”

-Luis López Anglada-

El Bosque del Recuerdo

Bosque del Recuerdo en el Retiro de Madrid
Bosque del Recuerdo

Este parque también alberga el homenaje y recuerdo a las víctimas de los atentados del 11 de marzo de 2004. Se trata de un bosque formado por 170 cipreses y 22 olivos, que coincide con el número de víctimas mortales.

Tuvo su propio alcalde

Tal como si fuera un pequeño pueblo, el parque del Retiro de Madrid tuvo su propio alcalde, aunque cuando este falleció nadie pudo sustituirle. Ese alcalde honorario fue el dibujante Antonio Mingote. De él son los murales que adornan las paredes de la estación de metro de Retiro.

Si te dejas perder por los rincones del parque del Retiro de Madrid, estamos seguros de que descubrirás muchas más curiosidades, aunque esperamos que hayas disfrutado mucho con lo que te hemos contado. ¿Ya estás planeando una visita a la capital española?