Curiosidades del Moulin Rouge, descubre sus secretos

· 6 noviembre, 2018
El Moulin Rouge es uno de los lugares emblemáticos de París. Un local de espectáculos que lleva abierto más de cien años y que ha sobrevivido a todo tipo de circunstancias.

El Moulin Rouge es uno de los lugares más famosos de París, un local estrechamente ligado a un espectáculo tan conocido como el cabaré. Es más, forma parte de su historia. Nos vamos a la capital francesa, queremos que conozcas algunas curiosidades del Moulin Rouge. ¿Vienes?

Curiosidades del Moulin Rouge que no conocías

Símbolo de toda una época y lugar de inspiración de reconocidos pintores, el Moulin Rouge lleva más de un siglo en funcionamiento y no tiene intención de parar. ¿Quieres conocerlo más a fondo?

Su origen

Moulin Rouge
Moulin Rouge

Quizá te preguntes de quién fue idea de crear este mágico lugar. Pues bien, surgió del hijo de un adinerado empresario textil, consciente de la prosperidad de la ciudad. Ante la certeza de que visitantes de todo el mundo comenzarían a llegar, creyó que un lugar de ocio diferente sería un buen reclamo.

El local que adquirió para poner este cabaret le costó poco dinero y lo rentabilizó en muy poco tiempo gracias a su ingeniosa mezcla del aire bohemio de París con algo de excentricidad. Una mezcla explosiva que fue como un anzuelo para atraer las miradas y la curiosidad de la poderosa burguesía.

Un enclave perfecto

Un local tan especial no podía abrirse en cualquier sitio. Y qué mejor que elegir una zona que en aquella época comenzaba a destacar por su ambiente y su constante trasiego de gentes, como era el barrio de Montmartre.

A finales del XIX el barrio gozaba de una animada vida nocturna, ideal para montar un local de espectáculos como el Moulin Rouge. Y más de cien años después, esa animación no se ha perdido.

Nunca funcionó como molino

Moulin Rouge noche

Otra de las curiosidades del Moulin Rouge es que, a pesar de estar en el barrio de los molinos, nunca se uso como tal. Sin embargo, el nombre y el pequeño molino que adorna su fachada fueron como un pequeño homenaje a esos ingenios que poblaron durante siglos la colina de Montmartre.

Los reyes del molino

Si hubiera que escoger a personas que representaran el espíritu del Moulin Rouge, estas serían, sin duda alguna, Jacques Renaudin y Louise Weber, más conocida como La Goulue. Ambos fueron pareja de baile en la década de 1890.

Renaudin era famoso por su elasticidad y sus dotes contorsionista. Louis Weber, por su parte, destacó por su grand écart (apertura de piernas). Por cierto, esta bailarina tenía una facilidad pasmosa para arrebatar a los caballeros el sombrero ¡con el pie!

La inspiración de Toulouse-Lautrec

Cartel de Toulouse-Lautrec
Cartel de Toulouse-Lautrec

No sabemos si era su historia, si las mujeres que debutaban se convirtieron en sus musas, si fue su decoración o su ambiente, pero lo cierto es que Toulouse-Lautrec pasaba allí la mayor parte de su tiempo.

Allí dibujaba todo lo que veía para luego dejar los dibujos olvidados en sus mesas. Y no pasaron desapercibidos para el dueño, que le pidió hacer los carteles publicitarios a cambio (según las malas lenguas) de tener barra libre.

Ese fue el salto al estrellato de este artista, pero el Moulin Rouge siguió siendo el centro de su vida profesional. De hecho es imposible entender la figura de Toulouse-Lautrec sin este local.

“Yo pinto las cosas como son. No comento.”

-Henri de Toulouse-Lautrec-

Estuvo cerrado

Tras la Primera Guerra Mundial el cabaret, entonces convertido en teatro, sufrió un incendio que lo dejó derruido. No volvió a abrir sus puertas hasta el año 1921, pero parece que el año era el idóneo pues el cancán volvían a resurgir.

El elefante

La última de las curiosidades del Moulin Rouge hace referencia a un singular animal. En su interior, en el jardín, se colocó un gran elefante de escayola. Se le bautizó como el “efante de la Bastilla“, la razón era el parecido a un monumento que Napoleón mandó construir, aunque nunca se materializó.

Pero la sorpresa estaba en el interior. Se hicieron arreglos para que todo el que deseara entrara y pudiera disfrutar de un pasional baile de la danza del vientre en exclusiva. Por supuesto, previo pago.

¿Qué te han parecido estas curiosidades del Moulin Rouges? Estamos seguros de que ya sientes curiosidad por conocer más de cerca este famoso lugar de París. Pues no dejes pasar la oportunidad de hacerlo y anímate a pasar tus próximas vacaciones en la ciudad del amor.