Algunas curiosidades del acueducto de Segovia

· 4 octubre, 2018
Lleva dos mil años en pie, y eso a pesar de que no hay argamasa que una las piedras que le dan forma. El acueducto de Segovia es una obra de ingeniería única en el mundo.

El acueducto de Segovia se ha convertido, sin duda alguna, en todo un emblema de la ciudad. Esta magistral y colosal obra resalta ante cualquier otro tipo de atractivo que pueda haber en la zona. ¿Te gustaría conocer algunas de sus curiosidades? ¡Pues te las contamos!

Lo que no sabes sobre el acueducto de Segovia

Su estructura

Normalmente los monumentos que llevan varios siglos en pie pasan por distintas remodelaciones, pero el acueducto de Segovia se mantiene con su estructura intacta.

Pero lo realmente curioso es que está construido sin ningún tipo de argamasa. Esto quiere decir que su estructura está hecha piedra sobre piedra, sin nada que las una, más que el peso de estas. Algo que hace aún más sorprendente el hecho de que se mantenga en pie después de tanto tiempo.

Son 20.400 piedras que se sostienen gracias a una estrategia de equilibrio de fuerzas nunca antes conocida. Sin duda, el acueducto de Segovia marcó precedentes en las construcciones de la época y posteriores.

Cuándo se construyó

Arcos dobles del acueducto de Segovia
Arcos dobles del acueducto

Este parecer ser un enigma aún. Hasta ahora se creía que se trataba de una obra levantada en el siglo I. Sin embargo, estudios realizados en los últimos años han determinado que podría ser algo posterior y que se habría construido en el siglo II, en la era de Trajano.

No se puede atribuir el mérito de esta espectacular obra a nadie en concreto, pero lo que es cierto es que no hay nada semejante en el mundo. Son muchos los arquitectos y estudiantes de arquitectura e ingeniería que lo visitan para descubrir cómo se levantó.

Su tamaño

Aquellos que nunca han visto el acueducto pueden tener una idea preconcebida de que es tan solo una estructura que cruza una calzada o un río. Nada más lejos de la realidad, ya que el acueducto de Segovia tiene nada más y nada menos que 16, 1 kilómetros de longitud.

Más datos curiosos: tiene 120 pilares que soportan 167 arcos (44 de ellos de doble arcada) y en su punto más alto supera los 28 metros. Lo mires por donde lo mires, esta es una obra majestuosa. Comienza en la sierra de Guadarrama, atraviesa la ciudad y termina cerca del Alcázar.

Su objetivo

Arco del acueducto romano de Segovia
Detalle de los pilares del acueducto

Toda cosa se construye por alguien, pero también por algo. El acueducto de Segovia se construyó con el ambicioso objetivo de abastecer de agua a unas 20.000 personas. Lo más curioso es que en aquel entonces Segovia no era más que una fortificación con un centenar de habitantes. ¿Qué pretendía su constructor? Quién sabe…

El Acueducto y su leyenda

Una leyenda rodea al que es uno de los más importantes monumentos de Castilla y León. Tiene que ver con una muchacha que era la encargada de llevar agua desde el río a la ciudad, pero que cierto día decidió hacer un pacto con el diablo.

Pensó que ya que su trabajo era tan cansado, quizá el diablo podría ayudarla a llevarlo a cabo de forma más sencilla. Así que le dijo que si conseguía que durante la noche el agua llegara a su lugar sin que ella moviera un dedo, le entregaría su alma.

No obstante se dice que el diablo no tuvo tiempo de cumplir con su palabra, lo cual intentó moviendo unas piedras del Acueducto. No logró concluir el trabajo y la chica salvó su alma.

Es parte de la ciudad

Acueducto de Segovia
Vista del acueducto

Debido a su gran magnitud, atraviesa gran parte de la ciudad, cruza calles y muchas personas lo usan como punto de encuentro. Está perfectamente integrado en la vida urbana y la arquitectura de la ciudad armoniza con su encanto.

Fue casi destruido

En el siglo XI sufrió un fuerte ataque por musulmanes dirigidos por Al-Mamún de Toledo. 36 de sus arcos sufrieron daños. Siglos después, y con una remodelación que se llevó a cabo siguiendo los principios de ‘no argamasa’ y equilibrio, pudo restablecerse a su estado original.

Ya ves que cada monumento tiene su historia, sus leyendas y curiosidades. ¿Qué te han parecido todas las que rodean al acueducto de Segovia? Si aún no lo has visto de cerca, quizá sea el momento de planear un viaje.