Descubrimos la cultura y tradiciones de Menorca

Patricia 18 septiembre, 2017

Es mundialmente conocida por sus playas paradisíacas y por contar con un patrimonio cultural de gran valor. Sin embargo, pocos conocen las tradiciones de Menorca, su gastronomía o sus festividades. Si quieres saber más, no dudes en seguir leyendo.

Cultura de Menorca

Menorca puede ser una auténtica sorpresa para quien la visita pensando que solo va a encontrar calas y playas maravillosas. Pero solo hay que moverse un poco por la isla para descubrir costumbres, fiestas y tradiciones de Menorca absolutamente increíbles.

Gastronomía

Caldereta de langona, una de las tradiciones de Menorca
Caldereta de langosta – Emi Yañez / Flickr.com

Gira en torno al pescado (rape, cabracho, raya o sardina) y al marisco fresco. De hecho, uno de sus platos más conocidos es la caldereta de langosta, especialidad que los turistas pueden degustar en una gran cantidad de restaurantes de la isla.

Otros productos típicos son el Gin ‘Xoriguer’, que es una variedad de ginebra destilada en el puerto de Mahón; el queso de Coinga; la sobrasada y la Carnixua.

Mención aparte merece su repostería, que incorpora técnicas y productos de culturas como la árabe, la judía o la inglesa. Algunos ejemplos son los carquinyols, una especie de pastas secas; las ensaimadas, que también son famosas en Mallorca; o las formatjades, una empanada de carne, de queso o requesón.

Artesanía

Avarques, uan de las tradiciones de Menorca
Avarques – Núria / Flickr.com

Desde hace siglos, Menorca ha desarrollado una industria basada en productos artesanos. El repertorio es amplio, por lo que se divide en varios apartados, entre los que destaca la artesanía de la ornamentación, la del barro y la del calzado. De esta última habría que hablar de las avarques, el calzado tradicional fabricado con cuero y caucho para la suela.

La relevancia del sector que nos ocupa se manifiesta en los pequeños talleres, que están repartidos por toda la isla.También en la organización de ferias donde se reúnen los maestros artesanos para mostrar sus servicios y productos. La más famosa es la Feria de Artesanía de Menorca, que se celebra en verano.

Vestigios de la historia

Megalitos en Menorca
Megalitos en Menorca – Karol Kozlowski

El mayor interés histórico de la isla radica en su prehistoria. Menorca se halla materialmente sembrada de monumentos megalíticos que la convierten en un vasto museo al aire libre.

Asimismo, Menorca ha sido un punto estratégico comercial y militar muy codiciado. Esta es la razón de que aquí llegaran y se asentaran diferentes civilizaciones y pueblos. Huella destacada dejaron los cartagineses, que importaban sus productos manufacturados y se llevaban a cambio víveres y ganado.

Años más tarde llegarían los romanos, que conquistaron la isla en el 123 a.C., dándole su denominación actual: “Minórica”, y haciendo de Magona (Mahón) su capital. Menorca también fue ocupada por los musulmanes y siglos más tarde por los británicos. Fue en 1802, con el tratado de Amiens, cuando Menorca pasaría definitivamente a manos españolas.

“Los viajes en los jóvenes son parte de la educación; en los mayores es parte de la experiencia.”

-Francis Bacon-

Fiestas y tradiciones de Menorca

Muchas de las festividades y tradiciones de Menorca giran en torno a la doma de caballos, ya que son uno de los símbolos de la historia y de la cultura de la isla. De hecho, hay una gran cantidad de familias que viven de la cría de estos cuadrúpedos, que son entrenados durante todo el año.

Caixer en Ciutadella, una de las tradiciones de Menorca
Caixer – Xisco Ortiz / Flickr.com

Para las fiestas, los caballos son vestidos con cintas en la cola y un espejo en forma de estrella en su brida, mientras que los jinetes portan los tradicionales trajes en blanco y negro con un sombrero. Estos reciben el nombre de Caixers. Las más conocidas son las fiestas de San Juan, en Ciutadella.

Y, como no podía ser de otra forma, las distintas celebraciones van acompañadas de música y comida. La primera corre a cargo de la banda de cada pueblo; y en la segunda no falta el Gin de Menorca y limón en pequeñas tazas, el chocolate caliente o los embutidos.

Otra festividad interesante es la “matanza de bujots”, en la que se cuelgan monigotes de paja en los balcones para ser quemados posteriormente. Y podemos mencionar también la Diada del Pueblo de Menorca, en la que se celebran varios actos, como la procesión de los Tres Toques.

Te puede gustar