Cosas imprescindibles que hacer en Lisboa

Virgynia Duque 3 septiembre, 2018
Lisboa hay que verla despacio, pero también disfrutarla a través de cosas que solo podrás hacer en ella.

Lisboa, la capital de Portugal, es una ciudad antigua y algo decadente, lo que se aprecia en sus calles y su modo de vida y hace de ella un lugar aún más hermoso. Ya te hemos hablado sobre todo lo que hay que ver en esta ciudad, pero hoy vamos a explicarte esas cosas imprescindibles que hacer en Lisboa. Aquello que no te puedes perder.

Escuchar fados improvisados en la Alfama

El fado es la música típica de Portugal. Por ello, ir al país y no escucharla en directo sería como ir a España y no ver un espectáculo de flamenco. Hay muchas opciones para escuchar fado, pues este es un gran reclamo turístico.

Restaurante en la Alfama de Lisboa
Restaurante en la Alfama – Leandro Fridman / Flickr.com

Aunque a veces los reclamos turísticos son una manera de lucrarse, en la Alfama hay tascas típicas en las que escuchar fados improvisados por solo una consumición a un precio razonable. Esto quiere decir que cualquier cliente que se considere un artista del folclore portugués podría ponerse a cantar sin previo aviso.

Estos son lugares donde muchos de los cantantes más famosos de este estilo fueron descubiertos. La ventaja de estas tabernas frente a otros lugares es que en otros te ofrecen un espectáculo más profesional, pero puedes pagar mucho más por una comida que a veces no es tan buena ni tan abundante.

Otra idea es asistir a un espectáculo de fado profesional por menos de 20 € en un teatro. Este sí es un precio razonable por algo que merece la pena.

Comer pasteles de Belém

Pasteis de Belém
Pasteis de Belém – Heather Cowper / Flickr.com

Los pasteis do Belém, como se llaman en Portugal, son el dulce típico del país. Se cree que comenzaron a hacerse en Monasterio de los Jerónimos, situado en la zona de Belém, y que pasaron la receta a los mejores pasteleros cuando los monjes dejaron el lugar.

Hoy día son los más buscados por los turistas y en Lisboa la pastelería más famosa se llama precisamente como ellos, Pasteis do Belem. No obstante, hay quienes aseguran que la pastelería de la plaza del Comercio es aún mejor. ¿Por qué no probar las dos? Después de todo es imposible cansarse de comer estos manjares de crema.

Subir en el tranvía 28, una de las cosas más encantadoras que hacer en Lisboa

Tranvía en Lisboa
Tranvía 28 de Lisboa

Los tranvías son típicos y montarte en ellos es una de las cosas que tienes que hacer en Lisboa. Pero no en uno cualquiera. El tranvía 28 es el más conocido y uno de los más antiguos. También es más fotografiado y el que sale en todas las fotos y cuadros que puedes ver por Internet.

Sube por calles estrechas de infarto y te llevará a algunos de los lugares más representativos de la capital. Aunque comparado con el metro su precio es más del doble, no es una ruina para nadie, pues solo son 3,40 € y es una experiencia que todo el que va a Lisboa debe vivir.

Hacerse una foto en la Torre de Belém

Torre de Belém en Lisboa
Torre de Belém en Lisboa

La Torre de Belém es posiblemente el lugar más fotografiado de la ciudad y tomarse una foto junto a ella es otra de las cosas que hacer en Lisboa. Cualquier cuenta de las redes sociales con los influencers más famosos tienen una foto como esa. Pasa por ahí y verás.

Mirar el Tajo

Plaza del Comercio de Lisboa
Plaza del Comercio

La plaza del Comercio es una de las pocas plazas del mundo que miran al ‘mar’, aunque en este caso es un inmenso y caudaloso río que atraviesa gran parte de España y Portugal. Hablamos del Tajo, el cual merece que te detengas unos minutos a ver cuánto embellece la ciudad.

“Para el viajero que llega por mar, Lisboa vista así, de lejos, se erige como una bella visión de sueño, sobresaliendo contra el azul del cielo, que el sol anima.”

-Fernando Pessoa-

Comer bacalao

Comer bacalhau à Brás, una de las cosas que hacer en Lisboa
Bacalhau à Brás – Frances Ellen / Flickr.com

Por favor, no te vayas de Lisboa sin probar el bacalao. Cualquier lugar es bueno para ello. Puedes buscar lugares recomendados. No obstante, si quieres probar el tradicional bacalhau à Brás  por un módico precio, puedes pasar por el Time Out Market. 

Este sitio es pintoresco de por sí, pues es como un enorme centro comercial lleno de mesas en las que comer cualquier cosa que compres en los puestos que la rodean. La pastelería de allí también tiene unos de los mejores pasteles de Belém. ¡Todo en uno!

Toma buena nota de todo lo que hay que hacer en Lisboa sin excusas. Puedes disfrutar de ello a la vez que visitas los lugares más característicos de la capital portuguesa.

Te puede gustar