5 cosas que hacer en el parque de El Retiro de Madrid

El parque de El Retiro de Madrid es, ni más ni menos, que el gran pulmón verde del centro de la capital de España. Pero se trata de algo más que un parque, es un espacio histórico, un lugar de descanso, un oasis de naturaleza rodeada de asfalto y una superficie donde los madrileños y visitantes tienen la oportunidad de disfrutar de distintas actividades de ocio.

El Retiro es, así, un lugar para disfrutar en todos los sentidos, ya que en él se programan actos de lo más variado que no hacen más que dar valor añadido a un espacio histórico y de enorme belleza. En definitiva, esta es una de las visitas imprescindibles en Madrid. Síguenos y te contamos el porqué.

1. Navegar en el estanque de El Retiro

Estanque de El Retiro
Estanque – Belyay

Una de las actividades predilectas de los asiduos al Parque de El Retiro de Madrid es llegar hasta su estanque para alquilar una barca y remar un rato. Es un magnífico ejercicio para hacer con niños o como cita romántica.

Pero además, es un ejercicio que nos traslada en el tiempo, ya que el estanque es una de las áreas más antiguas del parque. Se concibió allá por el siglo XVII, momento en el que se originaron los Jardines del Buen Retiro. Y, si no te apetece remar, siempre puedes sentarte un rato a los pies del monumento a Alfonso XII y relajarte viendo cómo lo hacen otros.

2. Asistir a conciertos y a teatro

Templete de Música en El Retiro de Madrid
Templete de Música – mati-hari / Flickr.com

Ya os hemos avanzado que en el Parque de El Retiro se programan diferentes actividades de ocio y culturales. Pues bien, hay dos de los espacios predilectos para acoger esos eventos. El primero de los espacios es el Templete de la Música, donde como os podéis imaginar se celebran conciertos.

Y otro tiene un carácter más infantil, ya que hablamos del Teatro de Títeres, un cita muy interesante para quienes hagan turismo familiar en Madrid, ya que allí es posible asistir a representaciones teatrales con marionetas.

3. Pasear entre estatuas

Estatua del Ángel Caído en el Retiro de Madrid
Estatua del Ángel Caído – Por Kiev.Victor

La actividad predilecta a realizar en el Parque de El Retiro de Madrid es simplemente caminar y respirar aire no contaminado en el centro de la capital española. O sea, que es un deleite para el olfato y los pulmones, pero también para la vista, ya que a lo largo y ancho del parque hay infinidad de esculturas que contemplar.

Desde el ya mencionando monumento a Alfonso XII a la fuente de los Galápagos o las numerosas efigies de reyes españoles. En uno de sus paseos, además, podrás admirar la célebre escultura del Ángel Caído de Ricardo Bellver.

Pero el arte que se puede ver en el Parque del Retiro no solo se muestra en forma de escultura, también es admirable como arquitectura. Hay que nombrar especialmente en uno de sus espacios más fotogénicos: el Palacio de Cristal. Un edificio de finales del siglo XIX levantado con hierro y vidrio, y que actualmente sigue siendo admirable. Lo dicho, todo un placer pasear por El Retiro.

4. Oler las rosas del Parque de El Retiro de Madrid

Rosaleda en el Retiro de Madrid
Rosaleda – Mike Norton / Flickr.com

El deleite no solo proviene por la contemplación del arte, también lo proporciona el propio entorno natural. Y uno de los lugares donde eso alcanza cotas más altas es en la Rosaleda de Cecilio Rodríguez. ¿Quién fue este señor? Pues un jardinero que en 1915 diseñó esta zona donde hoy, más de un siglo después, se pueden admirar más de 4000 rosales de todos los colores y formas.

“El secreto no es correr detrás de las mariposas…es cuidar el jardín para que ellas vengan a ti.”

-Mário Quintana-

5. Homenajear a las víctimas del terrorismo

Bosque del Recuerdo en El Retiro de Madrid
Bosque del Recuerdo – Edu Blanco / Flickr.com

Y para acabar estas propuestas de actividades a realizar en el interior del parque de El Retiro de Madrid nos vamos al llamado Bosque del Recuerdo, muy próximo a la vecina Estación de Atocha. Y es que en esta estación de tren próxima al Retiro y en otras de Madrid se produjeron los salvajes atentados terroristas del 11 de marzo de 2004.

Con este Bosque del Recuerdo se quiere homenajear a las víctimas de aquella barbarie. En él se plantaron 192 árboles, uno por cada persona que perdió la vida en los atentados. Un espacio para la memoria y para la reflexión.

Categorías: Destinos Etiquetas:
Te puede gustar