Cosas que debes saber del Palacio de Bellas Artes de México

Patricia 11 febrero, 2018

El Palacio de Bellas Artes de México es el centro cultural más importante del país y está declarado monumento artístico por la Unesco. Se trata, pues, de un edificio de gran importancia que ha visto pasar por su escenario a artistas de la talla de Luciano Pavarotti. Queremos descubrirte algunas curiosidades que encierra y que no te dejaran indiferente. ¿Nos acompañas? 

1. Se construyó con motivo del centenario de la Independencia de México

Detalle del Palacio de Bellas Artes de México
Palacio de Bellas Artes – Sergio Cuellar / Flickr.com

El entonces presidente, Porfirio Díaz, mandó construir el Palacio de Bellas Artes de México para que reemplazase al demolido Teatro Nacional de México. Lo hizo con motivo de la celebración del centenario del inicio de la Independencia del país.

Las obras comenzaron en 1904 y, aunque se preveía que en cuatro años estuviera terminado, no se inauguró hasta 1934 debido a problemas económicos y al estallido de la Revolución mexicana.

Asimismo, la construcción del edificio le fue encomendada al arquitecto italiano Adamo Boari, quien ya se había hecho cargo de La Quinta Casa de Correos, situado justo enfrente de su nueva creación. El diseño del edificio mezcla los estilos art nouveau y art decó.

Mientras tanto, de los murales se encargaron varios artistas mexicanos, como David Alfaro Siqueiros, Diego Rivera o José Clemente Orozco.

2. Adamo Boari inmortalizó a su perra en el edificio

Teatro de Bellas Artes de México
Palacio de Bellas Artes – posztos

El arquitecto italiano llegaba cada mañana a la obra en construcción acompañado por su mascota Aída, una encantadora perrita. Esta fue mandada inmortalizar por su dueño en uno de los mascarones colocados en la puerta derecha de la fachada principal del Palacio de Bellas Artes.

De su escultura se encargó uno de los artistas más valiosos del equipo de trabajo de Adamo Boari: Fiorenzo Gianetti.

3. Su telón, único en el mundo

Sala principal del Palacio de Bellas Artes de México
Sala principal – Asosiacionaires.com / commons.wikimedia.org

El edificio tiene un telón antifuego, debido a que en la época en la que se construyó –principios del siglo XX- eran frecuentes los incendios en los foros de los teatros.

Este se encargó a la casa Tiffany de Nueva York, que lo realizó con cristales no transparentes a modo de un enorme rompecabezas. Posteriormente se dibujaron en él las montañas nevadas del Popocatépetl y el Iztaccíhuatl.

4. Fue escenario del debut de María Callas

Hall del Palacio de Bellas Artes de México
Hall del Palacio – BondRocketImages / Shutterstock.com

La relación de María Callas con el Palacio de Bellas Artes de México fue muy estrecha, ya que la soprano debutó en 1950 sobre su escenario para cantar la tragedia lírica Norma. En dicho lugar también realizó la célebre representación de Aída, cuya grabación ha pasado a la historia; y cantó los dos únicos pases de Rigoletto que hizo en su vida.

“Solo existe un lenguaje para la música; lo mismo que en el amor. Se ama, se respeta y se honra. Nunca se debe mentir, ni traicionar. Naturalmente hay que tener lealtad, y gratitud también, pero sin exagerar.”

-María Callas-

Por otro lado, el Palacio de Bellas Artes ha sido escenario del estreno mundial de diversas óperas (La mulata de Córdoba, Elena, El último sueño…) y de homenajes a grandes personalidades de las artes y de la cultura (Frida Kahlo, Octavio Paz, Juan Gabriel…).

También ha sido el lugar donde han tomado posesión del cargo varios presidentes de México: Miguel Alemán, Adolfo Ruiz Cortines, Adolfo López Mateos y Gustavo Díaz Ordaz.

5. El Palacio de Bellas Artes de México se está hundiendo

Palacio de Bellas Artes de México
Palacio de Bellas Artes – Felix Lipov

Aunque parezca increíble, el Palacio de Bellas Artes de México se encuentra varios metros por debajo del nivel de las calles que lo rodean. ¿La causa? El gran peso de los bloques de mármol con los que está construido y el hecho de estar asentado sobre una peculiar arcilla llamada montmorillonita.

Este fenómeno se da en más construcciones de Ciudad de México, no solo como consecuencia de la baja capacidad de resistencia del suelo, sino también de la sobreexplotación de los acuíferos y de la escasa importancia que se le ha dado a este problema. De ahí que la capital del país pueda cambiar sustancialmente respecto a como la conocemos.

No obstante, existen posibles soluciones para frenar los daños que pueden sufrir monumentos históricos como el Palacio de Bellas Artes: inyectar las capas intermedias de subsuelo donde el material de arcilla ya se ha solidificado, dejar de extraer agua de los pozos de la ciudad o colocar rejillas recicladas para no desperdiciar la lluvia.

Te puede gustar