Corfú en Grecia, una isla de ensueño

Juan Luis Minarro 2 mayo, 2016

Grecia siempre es uno de los destinos favoritos por los turistas amantes de la cultura y el paisaje. Ofrece un sinfín de atractivos, muchos de ellos repartidos entre sus bonitas islas. Entre ellas encontraremos frente a la costa de Albania, en el mar Jónico, un bello vestigio del pasado envuelto en colinas y llanuras rodeadas de agua: Corfú. Esta isla hará las delicias de todos, ya que colmará las necesidades más variadas, desde un animado ambiente nocturno hasta playas paradisíacas. 

Cultura viva en Corfú

Corfú posee una rica herencia de culturas antiguas. Desde la Grecia más clásica hasta el Imperio Bizantino, pasando por otomanos, venecianos o ingleses, la isla esmeralda está repleta de rincones que nos transportan a épocas pasadas.

Corfú
Corfú – Kite_rin

Disfrutarán de sus estrechas calles y sus singulares plazas y monumentos los amantes de la historia y la cultura, pero también los apasionados del turismo de ocio. Tomar un helado o un café en la Spianada, una de las plaza más grandes de toda Grecia, nos permitirá disfrutar del auténtico corazón de la vida social de Corfú.

Su historia la forjaron numerosas batallas y ya en el casco antiguo seremos conscientes del manifiesto carácter estratégico de la isla, que fue dominio de diversas culturas que, naturalmente, han dejado huella.  Prueba de ello son las dos fortalezas que rodean la capital: la llamada Fortaleza Vieja y el Fuerte Nuevo.

Las fortalezas de la capital

Corfú tiene su casco antiguo, que fue declarado Patrimonio de la Humanidad en 2007, protegido por esas dos  grandes fortificaciones que hemos mencionado.

La conocida como Fortaleza Vieja es una obra bizantina del siglo VIII, posteriormente completada durante la dominación veneciana en el siglo XV. Se sitúa en un promontorio saliente en la parte este de la ciudad y cuenta con un pequeño foso.

Fortaleza Vieja en Corfú
Fortaleza Vieja – Serbi

Cien años después de la renovación de esta fortaleza, en el siglo XVI, se construyó el Fuerte Nuevo. Situado sobre la colina de Agios Marcos, la fortaleza era un elemento defensivo crucial contra las invasiones, por hallarse próximo al puerto, al noreste de la ciudadela. El paseo por sus pasillos medievales, aunque cansado, es altamente recomendable.

La religión tiene su sitio en Corfú

La isla está repleta de templos de diversas religiones. Tanto turistas católicos como ortodoxos encontrarán en Corfú un lujar de retiro y oración, ya que la ciudad está plagada de basílicas.

El primero de estaos templos se alza con rasgos típicamente venecianos cerca de la Spianada, es la Santa Capilla de San Spyridon. Su campanario es el más alto de la ciudad y todo el templo está dedicado a la patrona de la isla.

Iglesia de San Spyridon en Corfú
Iglesia de San Spyridon – Andrei Pop

Otro templo católico es la catedral de la capital, que presenta una arquitectura veneciana en el exterior, en contraste con la austeridad de su interior. Una catedrae dedicada a San Giacomo.

En contrapunto tenemos la iglesia ortodoxa de San Antonio y San André, cuya capilla de mármol nos dejará sin palabras. Y en la cara sur del antiguo fuerte encontraremos una iglesia neoclásica de 1840 dedicada a San Jorge.

Acrópolis de Corfú
Acrópolis de Corfú – Gerardo Borbolla

Pero sin lugar a dudas el principal templo del islote es el que está dedicado a Hera, diosa griega clásica legítima esposa de Zeus.

Ofertas de ocio en Corfú

La isla está bañada por el mar Jónico, lo que la hace poseedora de bellas playas y rincones que invitan al romanticismo de un picnic en pareja, a unas vacaciones de ensueño para toda la familia o a un retiro en solitario para descansar y meditar.

Costa de Corfú
Costa de Corfú – foodografie

Destacan lugares como Skudi, Jalicunas, Marahias o Perulades. Y también hay que mencionar Paleocastricha, una playa entre acantilados desde la que poder acceder a grutas marinas. Complejos de ocio donde practicar submarinismo y broncearse frente a aguas cristalinas.

Pero si además de descansar queremos curiosear en el arte y la cultura, debemos visitar el Museo Arqueológico o el Museo de Artes Asiáticas. Otra buena opción es recorrer las numerosas tiendas de artesanía de la región, donde se pueden comprar bonitos recuerdos.

Achilleion en Corfú
Achilleion – Dan Breckwoldt

Y no se puede abandonar Corfú sin visitar dos lugares más de interés. El primero de ellos es el palacete y residencia preferida de la emperatriz austro-húngara Sissí, el  Achilleion, su ostentosa residencia de retiro en Grecia.

“Lo que todas las personas tenemos en común no es el espíritu, sino el destino.”

-Sissi-

El segundo lugar imprescindible, es el Canal D’Amour, un encantador entramado de pasadizos y cavernas entre las rocas. Situado en Sidari, es un enclave único en el que perderse y dejarse imbuir por la belleza de la naturaleza en la mejor compañía.

Te puede gustar