Consejos para viajar a Pekín por primera vez

18 Diciembre, 2019
Este artículo ha sido escrito y verificado por la especialista en Asia Oriental María Belén Acosta
Pekín es una ciudad con innumerables atractivos, pero moverse en ella, sobre todo a causa del idioma, puede ser complicado.
 

Viajar fuera de nuestro país puede ser una pequeña odisea, especialmente si hemos decidido planificarlo por nuestra cuenta. Por ello, pensando en todos los amantes de la cultura oriental, hemos recopilado algunos consejos para viajar a Pekín por primera vez.

Qué necesitamos para viajar a Pekín

Plaza de Tiananmen
Plaza de Tiananmen

Lo primero que necesitaremos para poder viajar a Pekín es contar un pasaporte con un mínimo de 6 meses de validez. Además, deberemos solicitar un visado a menos que tengamos pensado pasar tan solo seis días, en cuyo caso simplemente necesitaremos enseñar que contamos con un billete de ida y vuelta a nuestro país de origen.

En algunos casos se piden los documentos que confirmen nuestra estancia. Llevar con nosotros la reserva del hotel o alojamiento nos será de ayuda.

Tampoco debemos olvidar acudir al centro de vacunación más cercano. Aunque no hay ninguna vacuna obligatoria para viajar a China, sí que es recomendable estar vacunado del tétanos-difteria, hepatitis A y B y del tifus, entre otras.

Contar con un buen seguro de viaje, en caso de necesitar asistencia médica, nos evitará problemas. Tampoco está de más llevar medicamentos como protectores de estómago o analgésicos.

 

Del mismo modo, es muy importante tener en cuenta que el acceso a Internet está bastante controlado en China. Si queremos evitar este tipo de bloqueos existe la opción de utilizar un sistema VPN para poder seguir en contacto y utilizar plataformas como Facebook o Instagram. Conviene que el móvil esté liberado para poder realizar llamadas locales o fuera del país.

Qué ver en Pekín

Ciudad Prohibida de Beijing
Ciudad Prohibida

Aunque la ciudad ha sufrido una gran trasformación tecnológica en los últimos años, aún conserva zonas donde ver la China más tradicional. Estos barrios son conocidos como hutong. Se componen de casas de bajas comunicadas por un patio interior donde conviven varias familias. Algunos de estos barrios permanecen habitados, pero se encuentran en la periferia de la ciudad.

Sin embargo, el punto de partida de la mayoría de las visitas comienza en el centro neurálgico de la ciudad. Aquí se encuentra la famosa plaza de Tiananmen, donde se concentran algunos de los más importantes monumentos y museos de la ciudad. Entre ellos destacamos el Museo Nacional y el Memorial a Mao Zedong.

Tampoco debemos perder la oportunidad de visitar el Antiguo Palacio Imperial, más conocido como Ciudad Prohibida. El complejo nos muestra no solo una visión más global de la historia del país, sino que nos da la posibilidad de visitar numerosos enclaves de interés.

 

Un punto de parada obligatorio si hemos decidido visitar Pekín es, sin lugar a dudas, el Templo del Cielo, el antiguo centro ceremonial de los grandes emperadores de la nación. Además, en el recinto también podremos pasear por el parque de Tiantan y fotografiar la Bóveda Imperial del Cielo.

Pero hay mucho más. Ya en las afueras encontramos otros enclaves de fama mundial como son el Palacio de Verano, la Gran Muralla China y las Tumbas Ming, donde se cree que se encuentran enterrados más de diez emperadores de una de las dinastías más gloriosas del país.

Más consejos para viajar a Pekín por primera vez

Calle del Jingyang Hutong
Hutong Jingyang

Para facilitar nuestra comunicación con la población china conviene llevar los nombres escritos en chino en un papel o en el móvil. También es recomendable llevar un mapa en el idioma del país para señalar las localizaciones más específicas. Por último, si nuestro alojamiento cuenta con tarjeta de visita, será una buena idea hacernos con una para regresar con facilidad.

En China, y sobre todo en ciudades como Pekín, hay que tener cuidado a la hora de cruzar la calle. Los semáforos y pasos de cebra son siempre orientativos para ellos, por lo que en muchas ocasiones no son respetados ni por conductores ni por transeúntes, así que recomendamos mirar antes de cruzar.

 

También es importante acordarnos de regatear si vamos a comprar productos tradicionales o recuerdos. Esta práctica comercial es muy común en Pekín. Además, no es extraño que intenten cobrarnos precios elevados, por lo que podremos tratar de conseguir mejores precios solo usando esta vieja táctica.

Es muy importante que llevemos encima dinero en efectivo, son muchos los establecimientos y locales donde no se acepta el pago con tarjetas de crédito. Tampoco hay demasiados cajeros en la ciudad y algunos de ellos puede que no funcionen como deben.

  • República Popular de China. Ministerio de Asuntos Sociales, Unión Europea y Cooperación. Recuperado el 18 de diciembre de 219 de http://www.exteriores.gob.es/Portal/es/ServiciosAlCiudadano/SiViajasAlExtranjero/Paginas/DetalleRecomendacion.aspx?IdP=40
  • Oficina Nacional de Turismo de China en España. Recuperado el 18 de diciembre de 2019 de http://www.turismochina.org/web/index.php