La Gran Muralla China, ¿qué puedo hacer allí?

· 15 noviembre, 2018
La parte más cercana a Pekín es la más visitada de la Muralla China. Pero hay otras que también merecen la pena.

La Gran Muralla China es uno de los grandes tesoros del mundo. Desde que la Unesco la incluyó en su lista de monumentos Patrimonio de la Humanidad en 2007, la afluencia turística ha ido creciendo. Cada año millones de turistas la recorren. ¿Pero cómo podemos disfrutar al máximo de nuestra visita a la muralla? ¡Te lo contamos aquí!

Breve historia de la Gran Muralla China

Gran Muralla China
Muralla China

Muchos piensan que la Gran Muralla China puede verse desde la Luna, pero eso está muy lejos de la realidad. Es cierto que sus más de 4000 km de longitud hacen plantearnos esta idea, sin embargo, no deja de medir 6-7 metros de alto y 4-5 de ancho.

Su historia comienza entre los siglos VII y V a.C. y finaliza en el siglo XV. En total, dos mil años de trabajos para construir lo que actualmente es el monumento más grande del mundo.

Durante siglos, cada uno de los emperadores empleó esfuerzos en la construcción de la Gran Muralla China. El objetivo final era levantar una gran fortificación que protegiese a China de posibles ataques extranjeros, sobre todo manchúes y mongoles.

Cuando terminó de construirse medía aproximadamente 21.000 km. Pero tras numerosas guerras y el paso del tiempo, algunas partes han quedado destruidas. Afortunadamente, el resto están en perfecto estado o han sido restauradas.

¿Cuál es la mejor zona para visitar la Gran Muralla?

Como la Gran Muralla China tiene unas dimensiones tan grandes, es imposible poder visitarla al completo. No obstante, existen algunas zonas recomendadas para la visita, todas ellas muy próximas a Pekín. ¡Échales un vistazo!

Badaling

Gran Muralla en Badaling
Gran Muralla en Badaling

Está situada a 80 kilómetros de Pekín. Es la zona mejor conservada de la muralla, ya que fue una de las últimas en levantarse durante la dinastía Ming. Pero también es la más concurrida por turistas de todo el mundo. El recorrido dura unas 2-3 horas aproximadamente.

Puede que sea uno de los sitios más cómodos y más fáciles de llegar desde Pekín. No obstante, es uno de los más transitados, así que si prefieres un viaje más tranquilo quizás deberías plantearte otra zona.

Mutianyu

Gran Muralla en Muntiayu
Gran Muralla en Muntiayu

Se encuentra a 70 kilómetros de Pekín, más próxima que Badaling, pero con un reto para los que la visitan. En esta zona hay mayores zonas de desnivel, por lo que recorrer la muralla requiere estar en mejor forma física.

Esto hace que esta zona de la muralla esté menos concurrida en comparación con la anterior. Por ello, si estás en buena forma, te aconsejamos visitar este fragmento. Su historia se remonta al siglo VI, aunque se terminó de construir sobre el siglo XV.

Jinshanling

Gran Muralla China en Jinshanling
Gran Muralla en Jinshanling

Es el tramo más alejado de Pekín, pero uno de los más interesantes. La muralla va siguiendo el contorno de las montañas, por lo que el paisaje está repleto de curvas que destacan por su belleza.

En esta zona también existe un teleférico que te permitirá subir y bajar a la muralla. El recorrido es de unos 10 km y dura unas 4-5 horas. Merecerá la pena, ya que podrás presenciar unas vistas inolvidables.

¿Qué llevar a la Gran Muralla?

Ahorrar en un viaje, mujer en la Muralla China

Para hacer de tu visita a la Gran Muralla China una experiencia inolvidable, tienes que ir preparado para lo que se te presenta. Como la muralla se dispone alrededor del relieve montañoso, habrá cuestas y pendientes que tendrás que subir.

Por ello, te aconsejamos vestir cómodo, con zapatillas deportivas o incluso botas de montaña. Combina todo esto con ropa cómoda y que transpire, sobre todo si vas en verano.

Por las altas temperaturas, te aconsejamos llevar gorra, sombrero o protección solar. También, una mochila con agua o incluso un abanico. Si por el contrario vas a viajar en invierno, asegúrate de llevar ropa de abrigo, ya que sopla aire fresco debido a la altura de la muralla.

Finalmente, no olvides tu cámara de fotos para inmortalizar tu visita a la Gran Muralla o unos prismáticos para observar todo lo que rodea los muros.

La Gran Muralla, la Ciudad Perdida y el Templo del Cielo son considerados los grandes tesoros de la historia de China. Si quieres disfrutar al máximo de ellos, te animamos a viajar hasta Pekín. Prepárate para un viaje a una de las Maravillas del Mundo. ¡Estamos seguros de que te encantará!