Consejos para subir al Top of the Rock de Nueva York

· 4 septiembre, 2018
Es uno de más increíbles miradores de Nueva York, situado en el complejo del Rockefeller Center. Subimos al Top of the Rock.

El Top of the Rock es uno de los mejores miradores de Nueva York. Está situado, ni más ni menos, que el edificio más alto del Rockefeller Center. Un lugar desde el que disfrutar de unas vistas increíbles de Manhattan, y mirar de tú a tú a otros edificios emblemáticos de la Gran Manzana, como son el Empire State Building o el Edificio Chrysler.

La altura del Top of the Rock

El primer dato que se busca a la hora de subir a un rascacielos en Nueva York se refiere a su altura. Pues bien, en este caso, el edificio en el que está el Top of the Rock alcanza los 260 metros de altura en su planta 70. Si bien es cierto que el mirador habilitado para los turistas está un poquito más abajo, en las plantas 67 y 69.

Mucho más que subir a un rascacielos

Rockefeller Center en Nueva York
Rockefeller Center

Sin duda, la altura a la que se eleva el Top of the Rock y las vistas que ofrece sobre Manhattan son impresionantes. Pero nuestro consejo es comenzar a disfrutar de esta experiencia mucho antes. Desde que entramos en el edificio.

Allí nos recibe un maravilloso vestíbulo, el llamado Gran Atrium Lobby. Un espacio magnífico por la arquitectura art decó que todo lo inunda. No obstante, tal vez el detalle culminante sea la increíble lámpara de cristal Swarovsky que cuelga de su techo.

Después de ver eso hay que pasarse por una interesante exposición que nos relata cómo se construyó el Rockefeller Center, compuesto por 19 edificios levantados a lo largo de la década de los 30 del pasado siglo.

Se trata de un conjunto monumental que es uno de los grandes legados de la familia Rockefeller, sinónimo de riqueza y opulencia.

Una foto antes de subir al Top of the Rock

Antes de tomar uno de los cuatro ascensores que llevan a las alturas, hay que hacerse una foto casi obligada. Hay un espacio llamado Beam Walk donde se recuerda la famosa imagen de los obreros sentados en una viga mientras almuerzan. Una foto que se hizo aquí, durante la construcción del Rockefeller Center, y que tú te podrás hacer en plan montaje.

Y cientos de fotos en el mirador

Empire State Building desde el Top of The Rock
Empire State Building

Esa primera foto de abajo es la antesala para las numerosas imágenes que vas a sacar desde el mirador, al que llegarás en cuestión de segundos gracias a los ascensores. Desde ahí arriba disfrutarás de una panorámica del norte de Manhattan y de otros muchos lugares de la Gran Manzana, e incluso del Hudson y de Jersey.

Pero sobre todo, tendrás la imagen perfecta del rascacielos más icónico de Nueva York: el Empire State Building. Al cual también puedes subir, pero por razones obvias no podrás fotografiarlo tan bien como desde The Top of the Rock.

Algunas recomendaciones previas a subir al Top of the Rock

Mirador del Top of the Rock
Mirador del Top of the Rock – dog97209 / Flickr.com

Lo primero que te recomendamos al llegar a Nueva York es comprobar las ofertas de distintas tarjetas turísticas que ofrecen descuentos para gozar de los lugares más atractivos de la ciudad. Cada una tiene un programa y además va cambiando con el tiempo, por eso compara antes y mira qué descuentos hay para subir al Top of the Rock.

Una vez hecho esto, decide el día y la hora para subir al rascacielos. De hecho, tanto sacando la entrada en taquilla como online es obligado entrar a una hora determinada. ¿La mejor? Una hora antes del atardecer. Así veréis las mismas vistas con la luz natural de la tarde, la del ocaso y las de millones de bombillas iluminando la Gran Manzana.

Consejos una vez que has subido al Top of the Rock

Vista desde el Top of the Rock
Vista desde el Top of the Rock – BAron Reznik / Flickr.com

En The Top of the Rock tienes dos plataformas de observación. Una acristalada, y otra superior que permite la visión 360 grados sin cristales. Si puedes, sube al mirador más alto, pero ten mucha calma porque habrá más gente que quiere disfrutar de esa visión tan especial.

Y si eres aficionado a la fotografía, en la parte del mirador acristalado, hay huecos por donde colar la cámara. No obstante, si estás en el Top of the Rock de noche (cierra a las 0.00 horas) te recomendamos que lleves un trípode para sacar las instantáneas con las que has soñado desde que empezaste a preparar este viaje a Nueva York.