5 consejos para visitar el cañón del río Fish

· 6 febrero, 2019
Es uno de los mayores cañones del planeta. Está en África y es un lugar sobrecogedor que ofrece panorámicas espectaculares.

El cañón del río Fish, además de ser uno de los más largos de todo el mundo, es de una belleza espectacular. Por ello, es uno de los lugares que debes tener en cuenta si tienes pensado viajar a Namibia. Si es el caso, aquí tienes algunos consejos que te serán de mucha utilidad a la hora de visitarlo. ¿Nos acompañas?

1. Infórmate sobre el cañón del río Fish antes de visitarlo

Antes de dirigirse al cañón del río Fish conviene documentarse un poco sobre él para saber qué nos espera allí. Ya hemos adelantado que es uno de los cañones más grandes del planeta. Y es el más grande de África.

Pues bien, esta maravilla natural tiene nada menos que 160 kilómetros de longitud, 27 kilómetros de ancho y profundidades que pueden llegar en algunos lugares a los 550 metros.

2. Visita el Parque Transfronterizo de IAi-IAis/Richtersveld

Vista del Cañón del río Fish
Cañón del río Fish – Diogo Lopes / Flickr.com

El cañón del río Fish forma parte del Parque Transfronterizo de IAi-IAis/Richtersveld, por lo que para visitarlo debemos dirigirnos a este lugar. Se extiende a ambos lados de la frontera entre Sudáfrica y Namibia. Está formado por los dos parques que le dan nombre: el IAis-Iais Hot Springs y el de Richtersveld.

Si optamos por ir en un vehículo, hay que tomar la carretera C37, en bastante buen estado. Ya en el lugar, hay que pagar una entrada de 80 dólares por persona y sumarle a dicha cantidad otros diez dólares para poder acceder con el coche.

Además del cañón del río Fish, se debe aprovechar para conocer otros encantos del parque, como la cueva Apollo 11, con pinturas rupestres de más de 25 000 años de antigüedad. También hay que fijarse en su abundante vegetación y fauna. Aquí viven cebras de montaña, leopardos, hienas o saltarrocas.

3. Dirígete a algún mirador

Vista del cañón del río Fish desde un mirador
Vista del cañón desde un mirador – Geof Wilson / Flickr.com

Para admirar en toda su grandeza el cañón del río Fish, uno de los mejores miradores es el que está a diez kilómetros de Hobas. Este primer punto de vista es espectacular, desde él se puede observar cómo el cañón serpentea entre las montañas.

Existen otros miradores más, como el Hilker’s point, para lo que hay que seguir por la misma carretera. Eso sí, conduce con precaución, pues durante el camino se puede cruzar, por ejemplo, alguna gacela saltarina.

4. Haz una excursión a pie

Interior del cañón del río Fish
Interior del cañón – Alfred Payne / Flickr.com

Si te sabe a poco ver el lugar desde un mirador, otra buena forma de conocer el cañón del río Fish y su entorno consiste en realizar una excursión a pie. Dura de tres a cinco días y consiste en recorrer 85 kilómetros de este increíble lugar (de Hobas a Ai-Ais).

Para ello, es necesario estar muy preparado físicamente. Tanto es así, que es imprescindible pasar previamente unas pruebas médicas. Se realizan en la capital del país, Windhoek. Si se superan, se obtienen un permiso que certifica que se está capacitado par realizar la ruta.

Si lo consigues y te animas a embarcarte en la aventura, al final del recorrido te dan ¡un certificado! Y un aspecto también interesante: este es el único medio de visitar la cueva Apollo 11.

Pero aún debes tener en cuenta otras cuestiones. En primer lugar, que es preciso reservar plaza con antelación porque el número es limitado, al tratarse de pequeños grupos.

Y, en segundo lugar, debes saber que no puede hacerse el recorrido de forma independiente, a no ser que se cuente con una autorización. De no acatar esta norma puedes enfrentarse a una multa.

5. Conócelo en la mejor época

Para disfrutar de todo lo que hemos explicado, lo mejor es visitar este impresionante lugar en el momento ideal. Hablamos del invierno, que es cuando las temperaturas son más suaves. De hecho, es el único momento en el que se puede hacer la excursión a pie. No obstante, cualquier época es buena para ver el cañón del río Fish.

Esperamos que todos estos consejos te ayuden para disfrutar al máximo posible de una experiencia increíble. Recorrer el cañón del río Fish será una vivencia inolvidable. Y lo más curioso, a pesar de ello, no es de las actividades turísticas más famosas de Namibia.