¿Conoces todas las ventajas de los albergues?

6 julio, 2018
Los albergues suponen un medio muy económico de alojarse cuando se viaja. Establecimientos modestos, pero en los que se puede estar muy cómodo.

Estos establecimientos siempre estuvieron ahí, pero la crisis y los deseos de viajar a pesar de todo los hicieron mucho más visibles y solicitados. Queremos hablarte de esa alternativa de alojamiento económica, te explicamos algunas de las ventajas de los albergues. 

Qué son los albergues

Habitación de un albergue
Hans / Pixabay.com

Hace unas décadas, los albergues eran poco más que lugares a los que iban solo jóvenes a pasar una o dos noches. Establecimientos a veces alejados y con pocos servicios. Este concepto ha cambiado y actualmente es una de las formas más solicitadas para hospedarse en los viajes.

Hoy pueden incluso estar ubicados en zonas más céntricas de las ciudades y suelen ofrecer desayuno y una buena conexión WiFi. En las habitaciones hay varias camas o literas, además de taquillas con candados en las que guardar tus pertenencias.

Y no solo grandes habitaciones con servicios compartidos. Algunos pueden ofrecer habitaciones con baños privados, perfectas si se viaja con varios amigos.¿Te gustaría saber cuáles son las desventajas y ventajas de los albergues?

“Viajar es la única cosa que pagas y te hace más rico.”

-Autor desconocido-

Ventajas de los albergues

Hay muchas ventajas de los albergues que debes tener en cuenta en tu próximo viaje, aunque claro, también hay desventajas. Te hablamos de todas ellas. Comenzamos por las ventajas.

Precio

Habitación de un albergue
El Teularet / Flickr.com

Los albergues son muy baratos. Esta posiblemente sea la característica más atrayente para muchos viajeros. Dormir en un albergue puede costar entre 10 y 20 € la noche. Nada en comparación con los hoteles. Además, si vas solo debes tener en cuenta que se paga por persona, no por habitación

Interacción con otros viajeros

Una de las grandes ventajas de los albergues es que, al compartir las habitaciones y las zonas comunes, ir solo no es un problema. Seguro que conoces un montón de personas interesantes, e incluso podrías encontrar compañeros de turismo y aventuras.

Comenzar con fuerzas

Irte a caminar ya desayunado desde el alojamiento no tiene precio. Bueno en los albergues sí, el desayuno, por lo general, está incluido en el precio de la cama o es muy económico. Tostadas, café y zumo los tienes asegurados, para que una vez que salgas por la mañana no tengas que preocuparte más que de hacer turismo.

Situación

Los hoteles más céntricos suelen costar mucho dinero, y son pocos los que se los pueden permitir. Si hay algo que destaca de los albergues es que muchos son ya alojamientos urbanos. Pagar poco por una cama y estar en el centro. ¿Qué más puedes pedir?

Atención al cliente

Sala de estar en un albergue
El Teularet / Flickr.com

La amabilidad es la que caracteriza el trato con el cliente. Normalmente, quienes regentan los albergues son personas que están convencidas de que al cliente hay que cuidarlo e incluso ser su amigo. Un rollo social que te hará sentir muy cómodo.

Cocina

Tener cocina es una ventaja frente a los hoteles convencionales. Aunque en los albergues hay una cocina compartida, podrás usarla y guardar lo que quieras en tu nevera. Ponle unas etiquetas a tus alimentos con tu nombre o el número de tu habitación. Nadie toca lo de nadie.

¿Qué desventajas tienen?

Exterior de un albergue
Andre Wiatrak / Flickr.com

Viendo estas ventajas de los albergues, no es de extrañar que muchos viajeros tomen en cuenta esta opción a la hora de buscar hospedaje. Pero claro, también tienen algunos inconvenientes:

  • Compartes habitación: a veces puedes tener suerte y a veces no. Puedes estar en una habitación en la que alguien ronca, o en la que hay quienes llegan muy tarde por la noche y te despiertan. Aunque hay normas y el respeto es fundamental, siempre puede haber quien se las salte.
  • Compartes baño: tendrás que usar el baño que usan desconocidos, y en ocasiones puede que no esté libre cuando tú quieras usarlo.
  • No esperes mucho de las instalaciones: aunque por norma general la decoración está cuidada y los colchones son buenos, las instalaciones son sencillas. No esperes grandes lujos.
  • Puede ser complicado descansar. Es posible que una tarde quieras quedarte en la cama a descansar, pero si hay otras personas y hablan entre ellas quizá no lo consigas.

Tú eres quien decides lo que quieres de un viaje, pero si tomas en cuenta las ventajas de los albergues frente a las desventajas, quizá te compense. Ya has visto que aunque la cartera no está muy llena, siempre se pueden conocer lugares nuevos.

Fotografía principal: INTURJOVEN.COM / Flickr.com

Te puede gustar