Conoce el pueblo de Ezcaray, un lugar muy pintoresco

· 24 noviembre, 2018
Es un pequeño pueblo conocido por su estación de esquí. Sin embargo, Ezcaray tiene una larga historia y rincones maravillosos para visitar.

El pueblo de Ezcaray es uno de los más bonitos de La Rioja. Una localidad con mucha historia y un entorno natural increíble para disfrutar de mil maneras diferentes. ¿No lo conoces? Entoces ven con nosotros a descubrir este pequeño tesoro.

Ezcaray, un pueblo digno de visitar

Una de las razones por las que Ezcaray es más conocido es porque se ubica muy cerca de la estación de esquí Valdezcaray. Esta se encuentra a tan solo 25 kilómetros del pueblo. Es una estación pequeña, pero muy accesible y apreciada por todo tipo de esquiadores.

Calle del pueblo de Ezcaray
Calle de Ezcaray

Pero, además de un entorno espectacular, el pueblo de Ezcaray también tiene una larga historia. Los musulmanes dejaron aquí su huella, aunque cuando abandonaron la zona, el rey Sancho Garcés de Navarra repobló el lugar con navarros vascoparlantes.

Este hecho favoreció que Ezcaray usara topónimos vascos y que hasta el siglo XIV fuera uno de los lugares con mayor influencia vasca de La Rioja.

A partir del siglo XV esta localidad encontró lo que sería su mayor fuente de ingresos: la fabricación de paños. Para ello se usaba la lana esquilada de ovejas que llegaban a estas tierras en primavera debido a la enorme extensión de pasto que había en la zona.

En el siglo XVIII, se inauguró la Real Fábrica de Paños de Santa Bárbara. Fue un importante empuje a la industria textil de la zona.

Durante la guerra de la Independencia, las tropas napoleónicas tomaron la fábrica y esta quedó arruinada. Así, los habitantes de Ezcaray comenzaron a realizar paños de manera artesanal. Sin embargo, con la industrialización pronto fue un negocio que cayó en el declive.

Qué ver en el pueblo de Ezcaray

Ahora que conocemos algo más de su historia, es momento de perdernos por las calles de Ezcaray, y hay mucho que ver. Estas son algunas de sus joyas.

Ayuntamiento

Ayuntamiento de Ezcaray
Ayuntamiento de Ezcaray

El ayuntamiento de Ezcaray es el edificio que ocupa la zona en la que estuvo la Real Fábrica de Tejidos. Pero en la construcción también podemos encontrar un albergue y un teatro.

Un pequeño telar asoma tímido en una de sus esquinas. Un lugar que se ha ganado fama internacional debido a la exportación de mantas y bufandas por todo el mundo.

El edificio en sí deja ver los daños sufridos por las guerras, pero aún se mantiene majestuoso en pie, con aires rústicos e históricos. De hecho, es una de las joyas del pueblo de Ezcaray.

Iglesia de Santa María la Mayor

Iglesia de Santa María la Mayor
Santa María la Mayor

Esta iglesia, que data del siglo XII, se levantó sobre otra construcción de origen románico, aunque su fachada es exclusivamente gótica. Dentro podemos visitar un museo parroquial en el que veremos objetos y utensilios de aldeas hoy deshabitadas y de las que solo quedan ruinas y recuerdos.

Plaza del Quiosco

Plaza del Quiosco del pueblo de Ezcaray
Plaza del Quiosco – willi_bremen / Flickr.com

La plaza del Quiosco es uno de los lugares más emblemáticos de Ezcaray. En ella se muestra toda la belleza arquitectónica del pueblo, y es que aquí verás un conjunto de casas típicas de tres plantas.

También en ella se encuentran algunos de los monumentos más reconocidos de Ezcaray. Entre ellos destacan el palacio del Conde Torremuzquiz o el palacio Barroeta.

Río Oja

Salto del Águila en Ezcaray
Salto del Águila – Senderismo Sermar / Flickr.com

Como dijimos antes, esta bella localidad cuenta con un patrimonio natural muy interesante. Por ello, tras haber conocido sus laberínticas calles, nada como ir hasta el río Oja, del que proviene el nombre de La Rioja.

Hay varios puentes que puedes cruzar para ir al otro lado. ¿Qué te espera allí? La antigua estación de ferrocarril, transformada en restaurante.

Ermita de Nuestra Señora de Allende

Ermita de Nuestra Señora de Allende
Ermita de Nuestra Señora de Allende – Javier Enjuto / Flickr.com

La Virgen de Allende es la patrona del pueblo y no podía esperarse menos que una ermita dedicada a ella. En su interior veremos una talla gótica de la Virgen, así como diez óleos de ángeles de la escuela del Virreinato del Perú. Toda una joya sagrada que merece la pena ver.

Es increíble pensar que una localidad tan pequeña pueda encerrar tanta belleza. Esperamos que hayas disfrutado tanto como nosotros este recorrido por el pueblo de Ezcaray, una de las localidades más bonitas de La Rioja.