Conoce el arte de la taracea en Granada

29 agosto, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la historiadora del arte Cristina Moreno
De origen milenario y gusto exquisito, la técnica de la taracea ha llegado hasta nuestros días como un elemento único y singular. Un oficio artesanal que tiene como objetivo realizar auténticas joyas. ¿Quieres saber más sobre este arte?

La taracea es un técnica artesanal que consiste en la realización de elementos figurativos por medio del uso de diferentes materiales, entre ellos, maderas de diferentes colores, conchas, marfil, nácar o metales. Se utiliza para realizar objetos artísticos y decorativos y su uso se remonta a milenios atrás.

En qué consiste la taracea

La técnica de la taracea consiste en realizar mosaicos y otros elementos figurativos por medio de la aplicación de diferentes materiales que, combinados entre sí, crean formas geométricas y dibujos de formas infinitas. Así, las diferentes piezas se van encajando a la perfección unas con otras.

Artesano de la taracea
Artesano de la taracea

Para ello, los artesanos realizan diversas piezas de gran tamaño en las que juntan los diversos materiales formando el dibujo deseado. Luego las cortan en finas láminas, que se combinarán con otras y se rematarán con metales, nácar, marfil, carey, hueso, etc. En algunos casos se usa oro y plata, pudiendo llegar a tener cientos de elementos diferentes.

Cada una de estas pequeñas piezas se irá pegando sobre una base de madera que servirá de soporte para toda la combinación. Así se confeccionan las diferentes partes del mueble, cajonera, bargueño, joyero o elemento decorativo que se desee realizar.

Las composiciones que se crean son únicas gracias al diseño, pero también a los distintos materiales que aportan diversas texturas y colores. Y el resultado es siempre bello.

Un poco de historia

Su origen parece estar en Mesopotamia hacia el año 3000 antes de Cristo. También hay testimonios de este arte en China, Turquía, etc. Serán los romanos quienes la introducirán en Europa en sus construcciones, muestra de ello son sus impresionantes mosaicos.

Pero a España y a Granada la trajeron los musulmanes. En esta ciudad, en concreto, esta técnica se ha configurado como propia. Así, hoy en día es una de las artesanías granadinas más características, junto con su cerámica de fondo blanco y decoración en azul.

Su nombre, taracea, proviene de la palabra árabe ‘tarsí’, que significa incrustación. Y eso es, precisamente, en lo que se basa esta técnica. Se trata de uno de los oficios que conforman el Atlas del Patrimonio Inmaterial de Andalucía creado por el Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico.

La taracea en Granada

Objeto de taracea
Muestra de taracea – PhotoLanda / Flickr.com

Es uno de los oficios históricos con los que cuenta la ciudad. Hablamos de una actividad artesanal que tuvo su máximo esplendor durante el Reino nazarí, pues la mayor parte del mobiliario de la Alhambra y de los palacios construidos en la ciudad y la vega se realizaban por medio de esta técnica.

La decoración que se elegía para realizar los muebles y objetos de taracea era la misma que decoraba la Alhambra. Así, las figuras geométricas y la decoración de lazo que puebla en conjunto monumental se trasladó también al mobiliario.

En el Museo de la Alhambra, situado en el palacio de Carlos V de Granada, podemos ver las piezas de taracea más antiguas que se conservan en la ciudad. Entre ellas, una jamuga realizada en taracea de plata, marfil y maderas nobles, dibujando ruedas de lazo de a ocho y con asiento y respaldo de piel grabada.

Allí, también se conserva un tablero de ajedrez de los siglos XIV-XV. Tiene base de madera de nogal y de abedul y está rematado con metal y hueso. La decoración elegida para adornarlo fueron estrellas de ocho lados con otras estrellas en su interior.

Esta técnica continuó cultivándose en la ciudad con los moriscos y se utilizó en las techumbres mudéjares que pueblan todo el país. En ellas podemos encontrar estrellas incrustadas y realizadas con otros materiales distintos a los utilizados para realizar los alfarjes y los artesonados.

Una tradición en peligro

Taller artesano
Taller de taracea

En Granada, la tradición de la taracea se ha conservado y afortunadamente ha llegado hasta nuestros días. Aún podemos encontrar talleres tradicionales dentro de la Alhambra, en la cuesta Gomérez y en algunas zonas más. Sin embargo, cada vez son menos los artesanos que se dedican a su fabricación y hay un escaso relevo generacional en los talleres.

La actual producción se centra sobre todo en el mundo del souvenir. A pesar de ello, todavía quedan clientes exclusivos que no renuncian a tener un escritorio, un bargueño o cualquier otro mueble realizado en taracea.

  • La taracea en Granada. Instituto Andaluz el Patrimonio Histórico. Recuperado el 29 de agosto de 2019 de https://www.iaph.es/export/sites/default/galerias/patrimonio-cultural/documentos/atlas/oficio_taracea_granada_transhabitat.pdf
  • Taracea - Red Digital de Colecciones de Museos de España. CERES - Colecciones en Red. Recuperado el 29 de agosto de 2019 de http://ceres.mcu.es/pages/ResultSearch?txtSimpleSearch=Taracea&simpleSearch=0&hipertextSearch=1&search=simpleSelection&MuseumsSearch=MAN%7C&MuseumsRolSearch=9&listaMuseos=[Museo%20Arqueol%F3gico%20Nacional]