Cómo llegar al parque Güell, una visita obligada en Barcelona

· 5 marzo, 2018
Vamos a explicar cómo llegar al parque Güell, una de las obras de Gaudí en Barcelona. Un recinto maravilloso al que se puede acceder sin problemas en transporte público.

Barcelona atrae a millones de turistas de todo el mundo cada año. Una de las razones es que aquí es posible admirar muchas obras de Gaudí: la Sagrada Familia, la Casa Milá, la Casa Batlló, etc. A continuación, te vamos a explicar cómo llegar al parque Güell, que se encuentra algo más alejado del centro que otros monumentos.

Un poco de historia: ¿por qué se construyó ahí?

Plaza en el parque Güell
Plaza del parque – catwalker

El parque Güell se comenzó a construir en el año 1900 y no se terminó hasta 1914. En principio, este encargo iba a ser una urbanización de lujo en plena naturaleza (de ahí su ubicación). Eusebi Güell, mecenas y amigo de Gaudí, fue quien realizó este encargo al artista.

Pero, el proyecto fracasó y acabó convirtiéndose en un parque donde no hay ni una línea recta. Además, su curioso estilo hace que la naturaleza se funda con lo creado por el hombre, dándole un aire muy especial. Si vas a estar más de dos días en Barcelona, asegúrate de dedicarle un poco de tiempo a este impresionante recinto.

“El arquitecto del futuro se basará en la imitación de la naturaleza, porque es la forma más racional, duradera y económica de todos los métodos.”

-Antoni Gaudí-

Cómo llegar al parque Güell

El parque se encuentra en la calle de Olot de Barcelona. Existen tres maneras de acceder a él, puesto que tiene tres entradas distintas. Estos tres accesos son los siguientes: el de la calle de Larrard (que es la entrada principal); el de la carretera del Carmel, 23 (aquí está el aparcamiento de autobuses turísticos); y el pasaje de Sant Josep de la Muntanya, al cual se accede mediante unas escaleras mecánicas.

Llegar al parque Güell en metro: línea verde

Dragón del parque Güell de Barcelona
Parque Güell – holbox

Si vas en metro, debes tomar la línea verde o L3. Por un lado, si te bajas en la parada de Lesseps, tardarás 15 minutos caminando. Te recomendamos el acceso por el pasaje de Sant Josep de la Muntanya, ya que, como hemos dicho, tiene escaleras mecánicas.

Por otro lado, si te bajas en la parada de Vallcarca, tardarás también 15 minutos. En este caso, puedes coger las escaleras mecánicas de la Baixada de la Gloria y después acceder por el pasaje de Sant Josep de la Muntanya.

El bus urbano

Parque Güell de Barcelona
Parque Güell – TTstudio

También puedes llegar al parque Güell utilizando las líneas de autobuses urbanos. En este caso, son 4 las que te dejarán cerca del parque:

  • Líneas H6 y 32: bájate en la parada de la Travessera de Dalt. Se tardan 10 minutos caminando. Los accesos recomendados son el pasaje de Sant Josep de la Muntanya y el de la calle Larrard (la entrada principal).
  • Línea 24 (Paral·lel/El Carmel): el autobús que sale de la parada de la Plaça Catalunya recorre el Paseo de Gracia y para en la carretera del Carmel-Park Güell, justo enfrente de una de las entradas.
  • Línea 92 (Pg. Marítim/Av. Tibidabo): el autobús que sale de la parada de Trelawny-Passeig Marítim pasa por la Sagrada Familia y el Hospital de Sant Pau. Después, para en la carretera del Carmel-Park Güell, justo enfrente de una de las entradas.

Si vas en el Bus Turístico o el Barcelona City Tour

Acceso al parque – TTstudio

Por un lado, el Bus Turístico tiene la parada “Park Güell” en su ruta de color azul. Por otro lado, en el Barcelona City Tour, la ruta es la este (de color verde) y la parada tiene el mismo nombre: Park Güell. En ambos casos, se suele tardar 10 minutos caminando hasta el acceso de la calle de Larrard (la entrada principal).

Autobuses de grupos o excursiones

Como hemos mencionado anteriormente, los autobuses tienen su propio acceso por la carretera del Carmel. Allí, hay un aparcamiento específico zona bus.

Recorrido para personas con movilidad reducida

Parque Güell de Barcelona
Parque Güell – Diriye Amey / Flickr.com

Cabe añadir que el parque Güell posee unas características arquitectónicas singulares: está lleno de escaleras y de caminos irregulares. Por este motivo, las personas con movilidad reducida o discapacidad podrían tener dificultades para desplazarse por él.

Sin embargo, el parque ha dispuesto un recorrido específico adaptado para personas con dificultad para moverse. Un recorrido amplio que permite disfrutar de la belleza de este singular lugar.

¡Ya no hay excusa! Si viajas a Barcelona, tienes que visitar el parque Güell. Sus extravagantes diseños, colores y estilos no te dejarán indiferente. Además, podrás disfrutar de una impresionante vista de la ciudad desde sus miradores.