Curiosidades sobre el parque Güell de Barcelona

Cristina Blanco 28 noviembre, 2017

El parque Güell de Barcelona es uno de los lugares más bellos y más populares de la ciudad. Cuenta con jardines y elementos arquitectónicos que son el reflejo de la plenitud artística de Gaudí. Se construyó entre el año 1900 y 1914, aunque no se inauguró hasta 1926. ¿Quieres saber algunas curiosidades sobre este lugar tan especial? ¡Estate atento!

Estas son las curiosidades sobre el parque Güell de Barcelona

El parque Güell de Barcelona es un lugar tan popular que es frecuente encontrarse en él a cientos de turistas llegados de todo el mundo. Desde él puedes disfrutar de una de las mejores vistas de Barcelona, con la Sagrada Familia de fondo. Y, además, cuenta con numerosos elementos artísticos. Pero lo que queremos explicarte son aspectos menos conocidos y que te van a interesar, seguro.

¿Por qué no se llama el parque de Gaudí, si fue él quien lo ideó?

Parque Güell de Barcelona
Parque Güell – TTstudio

Quizás es una pregunta que todos nos hemos hecho alguna vez. Y la razón es que un rico empresario catalán llamado Eusebio Güell, le encargó el proyecto a Gaudí. Su procedencia burguesa y su influencia, además de su pasión por las artes, la cultura y la escritura, despertó su pasión por las obras de Gaudí, de quien fue amigo íntimo y mecenas.

El empresario nunca interfirió en las decisiones artísticas y siempre le dio libertad al arquitecto, que creó una auténtica obra de arte. Además, Gaudí no solo diseñó el parque, sino que también hizo algunas obras más, como el palacio Güell, las bodegas Güell, los pabellones Güell y la cripta de la Colonia Güell.

La inspiración de Gaudí fue el cuento de Hansel y Gretel

Acceso al parque Güell de Barcelona
Acceso al parque – TTstudio

Con esta curiosidad te invitamos a la observación de los colores y las formas que bañan el parque Güell. Los pabellones del parque son una referencia a la casita de chocolate a la que acudían los niños.

Fueron construidos en el año 1901, justo cuando se estaba representando en el Liceu la obra de Hansel y Gretel, traducida por un amigo muy cercano a Gaudí. Se piensa que la forma de seta de la cúpula es un homenaje a esta obra, así como los colores de los pabellones.

En un principio, en el parque iban a construirse viviendas

Plaza del Parque Güell de Barcelona
Plaza del parque – catwalker

Seguramente, ni Gaudí ni el propietario del parque se esperaban que el destino final del parque Güell fuese a ser un parque público. En un principio, se planteó que fuese un jardín que albergarse un total de 60 viviendas para la clase alta catalana.

Sin embargo, solamente se vendieron dos viviendas, por lo que fue un fracaso inmobiliario. Más tarde, los herederos del conde Güell decidieron venderle la propiedad al ayuntamiento de Barcelona. De esta manera, el parque Güell pasó a ser un parque público en el que se reflejarían las obras de Gaudí.

Lo llaman el dragón, pero ¿qué es exactamente?

Dragón del parque Güell de Barcelona
Dragón – holbox

Cerca del edificio principal del parque Güell hay una escalinata donde reposa un supuesto dragón. Es un lugar muy popular para los turistas, que siempre posan al lado de la criatura en sus fotografías. No obstante, el animal no tiene cola, lo cual nos lleva a desconocer de qué animal se trata.

Hay quienes dicen que es un lagarto, o una salamandra, o un dragón. O incluso quienes creen que su cola es la propia escalinata. En cualquier caso, no lo sabemos. ¿Te animas a formular tu propia teoría?

La casa de Gaudí no la diseñó Gaudí

Casa-museo deGaudí en el parque Güell
Casa-museo de Gaudí – L’Oriol. / Flickr.com

Quizás esta puede ser una de las curiosidades que más te llamen la atención, ya que justo el hogar del artista no fue diseñado por él. La razón es que la casa Gaudí se planteó como una casa piloto. En ella Gaudí vivió con su familia durante la construcción del parque.

El diseño de la casa fue de su ayudante Francesc Berenguer. Perteneció a Gaudí hasta su muerte, cuando fue vendida a un matrimonio italiano. Más tarde, llegó a la Asociación Amigos de Gaudí y fue convertida en un museo en honor al artista.

La llamada Sala de las Cien Columnas solo tiene 86

Sala Hipóstila en el parque Güell de Barcelona
Sala Hipóstila – imagIN.gr photography

Otro de los datos sorprendentes del Parque Güell de Barcelona es la llamada sala Hipóstila, otro de los lugares más emblemáticos del parque. Este lugar que sirve de soporte para la explanada superior, donde puede apreciarse una de las mejores vistas de la ciudad. Cabe destacar que esta explanada fue planteada para ser un teatro.

A pesar de que su nombre hace referencia a cien columnas, tan solo 86 sostienen el mirador. Y cada una de ellas tiene una inclinación distinta. La idea era que esta sala sirviese de mercado para abastecer a los nuevos vecinos. Incluso, se pensó en que las columnas tuviesen la parte más baja de cerámica para facilitar las tareas de limpieza.

Un parque que se abastece a sí mismo

Parque Güell de Barcelona
Parque Güell – Denis Babenko

Las columnas de la sala Hipóstila son capaces de recoger el agua de la lluvia y filtrarla en un depósito que se encuentra debajo. Gaudí pensó muy bien en el mantenimiento del parque.

De esta manera, al recoger el agua de la lluvia, el parque podría abastecerse a sí mismo y todas sus especies vegetales tendrían agua suficiente. Y todo excedente de agua saldría a través de la boca del dragón de la entrada. Sin embargo, como el proyecto de Gaudí no triunfó, se terminó comercializando el agua del parque.

“El arquitecto del futuro se basará en la imitación de la naturaleza, porque es la forma más racional, duradera y económica de todos los métodos”.

-Antoni Gaudí-

Estas son las curiosidades que podemos contarte sobre el parque Güell de Barcelona. Aprovecha y piérdete por sus colores, sus formas y su estilo tan especial, fruto de la originalidad de Gaudí. ¡Adelante!

Te puede gustar