¿Cómo elegir un hotel? Consejos para ayudarte a acertar

Cuando vamos de vacaciones, no siempre es fácil elegir un hotel. Son muchas las preguntas que se nos pasan por la mente… ¿Estará limpio? ¿Será en realidad igual a las fotos? ¿Tendrá una buena ubicación? ¿Estará en un barrio peligroso? Para ayudarte a tomar una buena decisión hemos decidido crear una lista de cosas a tener en cuenta para elegir un hotel

Dado que el hotel conlleva al menos el 50% del gasto de un viaje, es normal que te preocupes por encontrar uno bueno y que, ya que te gastas el dinero, satisfaga todas tus necesidades y tus expectativas. No te preocupes, con nuestros próximos consejos lo tendrás más fácil.

Lo que debes tener en cuenta para elegir un hotel

Son varios los aspectos que conviene tener en cuenta a la hora de elegir un hotel. Con las ofertas “gancho” que se encuentran en Internet es muy fácil que nos engañen. Pero ten presente que, como decían nuestros abuelos, “nadie da duros por pesetas”. Por tanto, las cosas buenas hay que pagarlas, pero no tienen por qué ser excesivamente caras.

Sin importar si es de dos o cuatro estrellas, podrás encontrar un buen hotel si tienes en cuenta estos detalles:

1. Ubicación

Situación, clave a la hora de elegir un hotel
Tama66 / Pixabay.com

Esta es una de las cuestiones más importantes a la hora de elegir un hotel, pues de ello dependerá cuánto disfrutarás de tu viaje. ¿Por qué? Porque si está en una zona muy alejada de las cosas que quieres ver, te pasarás medio día viajando y tendrás que volver pronto de noche para no quedarte sin transporte. O pagar mucho dinero en taxis.

Quizá en una ciudad pequeña no tenga mucha importancia, pero en una grande esto marcará una diferencia. Haz un cálculo en cuánto gastarías en transporte (tiempo y dinero) y medita si pagar un poco más por un alojamiento más céntrico te compensa.

Ayúdate con mapas de Internet creando rutas para saber la ubicación exacta y el tiempo que tardarás en transporte en llegar a los sitios turísticos.

2. Acceso al transporte

Esto también es importante, ya que si las estaciones de bus o metro están muy alejadas podrás perder mucho tiempo caminando hacia ellas sin ver nada.

Mira en Internet cuál es el mejor transporte en cada lugar. En algunos casos es el metro, como ciudades grandes, mientras que en otras quizá es más barato el taxi.

3. Limpieza

La habitación, clave para elegir un hotel
Pexels / Pixabay.com

Sin duda, este es un asunto que nos preocupa a todos, y en las calificaciones de otros clientes podrás verlo. Las fotos pueden mostrar una bonita “realidad” que no es tan real.

Haz caso a las calificaciones de la gente, cuando muchos dicen que está mal, está mal. Si hay un empate entre buenas y malas, lo mejor es buscar otro.

4. Restaurante

Restaurante, un aspecto a cuidar al elegir un hotel
StockSnap / Pixabay.com

Es posible que te hayas decidido por un hotel a las afueras para ahorrarte un poco de dinero. No está mal, pero esto conllevará que tendrás que cenar en él. Escribe al hotel que estás mirando y pregunta los precios del restaurante. Y otra vez, déjate llevar por las opiniones de otros.

5. Wifi gratis

Esto quizá no pueda parecerte muy importante si vas a viajar dentro de tu país, pero en algunos lugares se estila cobrar por el wifi y, en ocasiones, los precios casi alcanzan lo que te cobran por el hospedaje.

Es mejor pagar un poco más y que te den una buena conexión a Internet gratuita. De nuevo, confirma con opiniones de otros usuarios si la conexión funciona realmente y llega sin problemas a todas las habitaciones.

6. No pierdas tiempo

Habitación de hotel
davidlee770924 / Pixabai.com

Una vez que ya sabes lo que quieres, no pierdas el tiempo en los buscadores de hoteles. Pon todos los filtros necesarios para ver solo las opciones que se adaptan a ti y tus circunstancias.

Recuerda que además de hoteles, ahora se estila alquilar apartamentos privados o incluso habitaciones, una opción muy válida y práctica para ciudades muy caras.

“Siempre llegamos al sitio donde nos esperaban”.

-José Saramago-

Si buscas centrándote en los que quieres y haces caso de la experiencia de otros, verás cómo elegir un hotel no es tan complicado. ¡Ánimo y disfruta al máximo de tus vacaciones!

Categorías: Consejos Etiquetas:
Te puede gustar