Comer en Alicante: propuestas para todos los gustos y bolsillos

Armando Cerra 12 abril, 2018
Vamos a conocer algunos restaurantes para comer en la capital alicantina. Establecimientos para probar platos tradicionales, tapear o deleitarse con cocina de autor.

Comer en Alicante es un placer. Así de sencillo. El deleite gastronómico es una de las actividades predilectas de los turistas durante unas vacaciones en la capital de la Costa Blanca. Sus arroces, pescados, productos de la huerta o las carnes protagonizan las cartas de los restaurantes. Y, por mucho que uno goce de sus playas o sus paisajes, esas vacaciones no están completas sin esos momentos alrededor de una buena mesa.

Comer en Alicante, para todos los gustos

Paella alicantina
Paella – Pablo Monteagudo / Flickr.com

Sean cuáles sean tus apetitos se podrán ver saciados por la amplísima oferta gastronómica de Alicante. Hay que tener en cuenta que por esta ciudad de la Comunidad Valenciana pasan visitantes de medio mundo, y por ello se puede encontrar prácticamente de todo, y a muchos precios.

Hay desde restaurantes exquisitos de alta cocina, hasta arrocerías tradicionales. Y entre ambos, sabores asiáticos, internacionales, italianos, griegos, andaluces, americanos… Aquí va nuestra selección:

1. Casa Riquelme

Uno de los productos estrella de la gastronomía alicantina sin duda alguna es el arroz.  Así que a la hora de mencionar los mejores lugares donde comer en Alicante no podemos empezar de mejor modo que hablando de una arrocería de primera calidad.

Casa Riquelme es un local donde se cuidan con mimo todas las recetas típicas de arroz que incluyen los productos de la huerta y la pesca local. Un auténtico lujo para el paladar.

2. L’Atelier

Restaurante L'Atelier Alicante
latelieralicante.es

Ahora nos vamos a otro restaurante, L’Atelier, que también venera la cocina mediterránea. Si bien en este caso se busca darle una vuelta de tuerca a los productos tradicionales y a las recetas clásicas.

Es decir, se busca crear platos de alta cocina, pero con el empeño de que esas creaciones tengan un precio asequible para la inmensa mayoría de gente. ¡Un empeño muy loable! Y todo en un ambiente de lo más acogedor.

“No es necesario un tenedor de plata para comer buena comida.”

-Paul Prudhomme-

3. La Taberna del Gourmet

la taberna del gourmet para comer en Alicante
latabernadelgourmet.com

Su barra tiene fama a nivel nacional. No es para menos, en ella podrás degustar una variada y exquisita selección de tapas elaboradas con los mejores ingredientes. Desde tablas de los mejores quesos a montaditos, croquetas, buñuelos de bacalao, embutidos o tostas.

Y, si prefieres algo más contundente, puedes optar por probar alguno de los deliciosos arroces que ofrecen. Y sus carnes, pescados y verduras no se quedan atrás. En su carta ofrecen un centenar de propuestas, aquí lo difícil es elegir.

4. Els Vents

El antiguo Els Vents estaba cerca del espigón del puerto y ahora abre sus puertas en el centro de la ciudad. Un cambio de local que no ha impedido que los fogones de este restaurante sigan estando entre los más aclamados por los alicantinos y sus visitantes.

Es decir, que este es uno de estos sitios clásicos para comer en Alicante, y también uno de los más exclusivos. Pero el esfuerzo económico bien merece la pena.

5. Govana

Govana en Alicante
govana.net

Sabemos que lamentablemente no todo el mundo dispone de una economía tan saneada como para darse el gusto de comer en restaurantes como el anterior. Pero si se viaja a Alicante hay que conocer sus arrocerías, y una de las más famosas es la de Govana.

Un restaurante ideal para el verano, cuando se saborean sus estupendos y variados platos arroceros prácticamente a orillas del Mediterráneo.

6. Divergente

Los foodies que se desplacen a Alicante deben apuntarse en su agenda de viaje el restaurante Divergente, situado en las inmediaciones de la plaza de toros.

Allí les espera algo sorprendente, ya que sus platos fusionan las tradiciones más mediterráneas con los sabores que han llegado desde Asia. Una experiencia muy recomendable, atractiva y moderna.

7. Big Boy Snack Bar

A veces vinculamos las hamburguesas con la comida basura, pero no tiene porque ser así. Comerse una buena hamburguesa puede ser algo magnífico. Y eso se comprueba en el Big Boy Snack Bar, un local que, sin duda, nos recordará el Estados Unidos de las películas, pero cuyos burger pueden inspirarse en otras cocinas del planeta.

Una propuesta sabrosa, económica y que es el complemento idóneo para cerrar este recorrido gourmet sobre los lugares donde mejor comer en Alicante.

Te puede gustar