Ciudades y pueblos franceses con encanto poco conocidos

Alicia Vecino López · 18 marzo, 2019
Pasear por ellas es como retroceder en el tiempo. Son localidades maravillosas, aunque a veces alejadas de los circuitos turísticos habituales.

Muchas personas, cuando deciden viajar a Francia, se decantan por los lugares y ciudades más turísticos del país. Sin embargo, existen pueblos franceses con mucho encanto y que no son muy conocidos por los turistas. De hecho, algunos son joyas alejadas de las grandes ciudades que deberían ser descubiertas y exploradas.

¿Te gusta descubrir nuevos destinos poco transitados? ¿Explorar lugares alejados y poco conocidos te interesa? Si tu respuesta es afirmativa, sigue leyendo. ¡Esto te interesa! Este país ofrece una gran cantidad de rincones increíbles para satisfacer incluso a los viajeros más exigentes y estos pueblos franceses te van a enamorar.

1. Pueblos franceses con encanto: Balazuc

Vista de Bazaluc
Bazaluc

Balazuc se encuentra en la cordillera de los Alpes franceses. Es cierto que esta región tiene un gran auge turístico. Sin embargo, Balazuc apenas ha sido descubierto y explorado por viajeros. De esta manera, se considera que este pueblo es uno de los secretos mejor guardados de la zona.

La Edad Media se puede contemplar en cada una de sus calles y pasadizos. No hay que perderse su fortaleza feudal y su iglesia románica, sus dos grandes tesoros. Y, si quieres ver una imagen de postal, cruza el puente para llegar al otro lado del río.

Precisamente, es el río Archède otro de los grandes protagonistas en Bazaluc. Aquí puedes darte un baño, disfrutar de una pequeña playa y descender en piragua si te apetece hacer algo de ejercicio.

2. Troyes

Calle de Troyes, uno de los pueblos franceses más bonitos
Calle de Troyes

Pasear por sus estrechas calles y observar sus casas con el entramado de madera te sumergirá en su mágico pasado. En Troyes, además, podrás ver algunos palacios y monumentos de interés.

Entre esos monumentos destacan sus fabulosas iglesias. La catedral Saint-Pierre-et-Saint-Paul es el lugar perfecto para admirar el arte del vidrio. Aquí puedes contemplar 1500 m² de vidrieras de todas las épocas, ya que se fabricaron entre los siglos XIII y XIX

Troyes es también conocida por su gran tradición textil. No solo eso, sino que es una ciudad conocida por sus tiendas de ropa a precios reducidos.

3. Provins

Torre César en Provins
Torre César

Provins es una de las ciudades medievales más importantes de Francia. Tal es su belleza que forma parte de la lista de lugares Patrimonio de la Humanidad de la Unesco. Y un dato que quizá te interese: está a solo 90 kilómetros de París.

Recorrer Provins es viajar en el tiempo, de hecho, destaca su magnífico estado de conservación. Aún podemos visitar la muralla, que data del siglo XII. También podemos observar casas del siglo XIII o la imponente colegiata de Saint-Quiriace.

Desde lo alto de la torre César disfrutarás de unas vistas espectaculares de la ciudad y su entorno. Una torre singular, ya que tiene forma cuadrada en la base y octogonal en la parte alta. Por cierto, dicen las leyendas que  ordenó construirla Julio César, aunque en realidad es del siglo XII.

Provins era un lugar clave para las ferias comerciales más importantes de Europa. De hecho, fue una ciudad de enorme relevancia entre los siglos XII y XIII, tanto, que incluso acuñó su propia moneda.

4. Cassis

Puerto de Cassis
Puerto de Cassis

Otro de los pueblos franceses poco conocidos pero con muchísimo encanto es Cassis. Es un pequeño pueblo de tradición pesquera. Está a tan solo 30 kilómetros de Marsella y, debido a su clima, es el lugar ideal para disfrutar de la costa y el mar.

Una de las actividades favoritas de los turistas es visitar Les Calanques. Es un parque natural bañado por las aguas turquesas del Mediterráneo, con pequeñas calas escondidas de las que no querrás irte. No te pierdas la Calanque d’en Vau, una preciosidad, aunque dicen que es la playa más escondida de Francia.

5. Conques, uno de los pueblos franceses más bellos

Calle de Conques
Calle de Conques

Conques es otro de los pueblos franceses que reflejan la esencia medieval del país. Se encuentra en la región de Occitania, es decir, al sur de Francia y a solo dos horas de Toulouse.

Contemplar su arquitectura, observar su ambiente y recorrer sus rincones te harán viajar, sin duda alguna, a la Edad Media. No te pierdas la abadía ni el castillo de la familia Humières, dos de sus joyas.