La Ciudad Vieja de Akko y su arquitectura otomana

· 21 febrero, 2019
La historia de Akko es muy larga. Por aquí pasaron diferentes imperios y civilizaciones que dejaron su huella en forma de magníficas construcciones.

Israel es un gran destino turístico. Sus increíbles paisajes, así como su historia, cultura y monumentos son un gran atractivo. Hay muchos lugares en el país que bien merecen una visita, y Akko es una ciudad que no te dejará indiferente. Una de las urbes es con mayor historia y arte de Oriente Medio

Una ciudad histórica

Akko está al norte de Israel. En concreto, se sitúa a poco más de 20 kilómetros de Haifa, una ciudad bañada por el Mediterráneo que, con el paso del tiempo, se convirtió en un punto clave para el comercio.

También conocida como Arce o San Juan de Arce durante la Tercera Cruzada, Akko se encuentra junto a la bahía de Hifa, un puerto natural que servía como nexo para los negocios.

Dominada por varios imperios

Puerto de Akko
Puerto de Akko

Se considera que Akko es una de las ciudades más antiguas del mundo. Actualmente, se piensa que se fundó en el año 1500 a.C. Y parte de su carácter se debe a que, a lo largo de los siglos, estuvo bajo el dominio de diferentes imperios y civilizaciones.

En el año 332 a. C. estaba bajo el dominio de Alejandro Magno. Sin embargo, más tarde comenzó a formar parte del Imperio bizantino, pasando en el 638 a.C. al Imperio musulmán. Pero Akko también estaría dominada por cristianos y otomanos en los siguientes siglos.

Tal llegó a ser su importancia, que la ciudad sería capital del reino cristiano de Jerusalén durante la Edad Media.

El encanto de la Ciudad Vieja de Akko

Ciudadela de Akko
Ciudadela de Akko

De la historia de Akko nos habla su bella ciudadela. Esta fortificación de origen otomano sirvió para defender la parte norte del territorio. Por ese motivo, es el lugar perfecto para acercarnos más a la historia y cultura del país.

Pero la Ciudad Vieja de Akko es mucho más, como lo demuestra el hecho de que forma parte del Patrimonio de la Humanidad de la Unesco. Aquí se conservan maravillosos restos de la época en la que estaba bajo el dominio de los cruzados.

Además de ello, en la Ciudad Vieja de Akko podemos visitar mezquitas, baños turcos, iglesias, prisiones, museos, bazares… Rincones espectaculares que nos muestran la riqueza histórica y patrimonial de esta ciudad.

La Fortaleza Hospitalaria

Sala de las Columnas en la fortaleza de Akko
Sala de las Columnas de la fortaleza – Matthias Gutjahr / Flickr.com

Esta fortaleza es la edificación más importante de toda la Ciudad  Vieja de Akko, junto con la mezquita Jazzar. La construyeron los Caballeros Hospitalarios entre los siglos XII y XIII. La parte de la fortaleza otomana se encuentra intacta.

Dentro del recinto encontramos diferentes salas, repartidas en tres plantas. Allí podemos observar la arquitectura otomana en todo su esplendor. La Sala de los Caballeros y la Sala de las Columnas son las más destacadas.

El Jardín Encantado y el Túnel de los Templarios

túnel de los Templarios en la Ciudad Vieja de Akko
Túnel de los Templarios – Denis Jarvis / Flickr.com

El jardín se sitúa en la entrada hacia el patio de la Fortaleza Hospitalaria. Es un espacio abierto donde podemos disfrutar de la vegetación y tranquilidad del lugar. Este jardín es importante para la historia de la ciudad, ya que es una réplica del que existió en el mismo terreno en la época de las cruzadas.

Por su parte, el túnel unía la ciudadela con el puerto de Akko. Un túnel de 350 metros que era una auténtica vía de escape por el subsuelo de la ciudad.

Caravasar Khan al-Umdan

Patio de un caravasar en Akko
Caravasar – Christophe Debelmas / Flickr.com

Un caravasar era una edificación en la que las caravanas podían parar para que personas y animales pudieran descansar y reponer fuerzas. En Akko había varias, pero una de las que ha llegado a nuestros días en mejor estado de conservación es esta.

La construcción se articula en torno a un patio porticado. En la parte baja se dejaban mercancías y animales, mientras que la planta superior estaba destinada a alojamiento.

Mezquita Al Jazzar

Es la más grande y más bonita de la ciudad. Construida a finales del siglo XVIII, es, además, la mezquita más grande de Israel fuera de Jerusalén. Una mezquita de estilo otomano que, al parecer, se levanto sobre los restos de la antigua catedral.

Como ves, la Ciudad Vieja de Akko es un lugar lleno de historia y de rincones maravillosos. ¿Dispuesto a descubrirla?