El Centro Conmemorativo de Guerra Australiano en Canberra

Cristina Blanco · 9 enero, 2019
Este monumento en recuerdo a los caídos en diferentes guerras es uno de los grandes lugares de interés de la capital de Australia. Un lugar de homenaje y de recuerdo.

La capital de Australia es una ciudad que nació en el siglo XX. A la hora de diseñarla se pensó en la historia y la cultura del país. Uno de los lugares más destacados de Canberra es el Centro Conmemorativo de Guerra Australiano, un monumento que rinde homenaje a los caídos. ¿Quieres saber más sobre él?

Canberra, la ciudad que nació de cero con un gran objetivo

Centro Conmemorativo de Guerra Australiano
Centro Conmemorativo de Guerra – Thennicke / Wikimedia Commons

En 1913 comenzaba a levantarse Canberra, una ciudad que surgía de cero y se convertiría en la capital de Australia. Situada entre Sídney y Melbourne, dos de las ciudades más importantes del país, en Canberra todo cuanto puedes ver ha sido pensado y organizado por arquitectos y diseñadores australianos.

A lo largo de su extensión hay numerosos edificios de gobierno, áreas naturales y centros culturales. Y mucho más, porque en sus planes entró un lugar de culto y homenaje a todos los que lucharon por Australia en diferentes guerras.

El Centro Conmemorativo de Guerra Australiano de Canberra es hoy considerado como uno de los lugares de conmemoración más importantes del mundo.

Cómo es el Centro Conmemorativo de Guerra Australiano

Aquí se rinde homenaje a todos los caídos en combate en diferentes épocas. El memorial se construyó durante el nacimiento de la ciudad, finalizando las obras en el año 1941. Se trata de un complejo arquitectónico dividido en diferentes partes donde se descubren los detalles de la historia militar de Australia.

Altar conmemorativo

Placas con los nombres de los caídos en el Centro Conmemorativo de Guerra Australiano
Placas conmemorativas – lavagirl66 / Flickr.com

Es una de las primeras partes con las que te encontrarás nada más llegar. Lo precede un paseo lleno de estatuas que dan acceso al edificio, construido en estilo bizantino. Una vez entres, en el patio llegarás a una de las zonas más importantes para la historia militar.

En el patio está la llama eterna. Mientras, en los claustros que lo rodean hay una serie de placas de bronce con los nombres de todos los que murieron por servir a la nación australiana.

Este altar que honra la memoria de todos los caídos es el lugar más sentimental del Centro Conmemorativo de la Guerra Australiana. No es extraño encontrar placas adornadas con flores que han colocado familiares de las víctimas.

Otro lugar importante es la Tumba del Soldado Desconocido. Es otro monumento revestido con mosaicos y vidrieras que simbolizan a los soldados.

Museo de la Guerra

Museo de la Guerra en Canberra
Museo de la Guerra – Jim Hoffman / Flickr.com

En primer lugar, se visita un museo dividido en varias galerías. Allí podrás conocer los detalles de diversas batallas en las que participaron los soldados australianos. También hay colecciones de obras artesanales y de armas militares que se utilizaron en los conflictos.

Junto a todo esto, podrás ver relatos escritos por soldados y familiares y numerosas narraciones sobre diversos acontecimientos que tuvieron lugar en las contiendas.

Entre las colecciones del museo hay objetos de las dos guerras mundiales y también sobre la época colonial. Incluso, en el museo verás relatos sobre los galardonados con la Cruz de la Victoria, el reconocimiento más alto de las Fuerzas Armadas.

La última parte del centro conmemorativo es un centro de investigación. En sus instalaciones se analizan archivos y más documentos de la historia australiana para poder ser catalogados.

Horarios y cómo llegar

Patio central del Memorial de la Guerra
Patio central – Oscar Gruno / Flickr.com

La entrada al Centro Conmemorativo de la Guerra Australiano es gratuita. No tendrás que pagar por ella y tendrás acceso a todas sus instalaciones. Si quieres saber más, podrás hacer visitas guiadas de diferente duración donde conocerás todos los detalles.

El memorial está abierto todos los días del año, salvo el día de Navidad. Se encuentra muy bien conectado con el transporte público de Canberra, por lo que podrás utilizarlo para llegar. No obstante, si decides hacerlo en coche podrás aparcar en las zonas habilitadas.

Por otra pare, desde el edificio del memorial podrás visualizar el Parlamento de Canberra. Se trata de un singular y moderno edificio que se ha convertido en otro de los principales atractivos turísticos de la ciudad.

Como has podido ver, en este centro conmemorativo hay un trocito del alma de Australia, de ahí  su importancia. Te recomendamos visitarlo, tanto el interior como los jardines exteriores. Pero sobre todo, recuerda que es un lugar de respeto a los caídos. Disfruta de tu visita y de tu viaje a Canberra, ¡no te arrepentirás!