Las cataratas Multnomah, las más altas de Oregon

· 6 noviembre, 2018
El estado de Oregón cuenta con decenas de cascadas. Con casi doscientos metros de caída, las cataratas Multnomah son las más altas y espectaculares.

Oregon, en Estados Unidos cuenta con diversos encantos naturales, entre los que se encuentran las setenta y siete cataratas que alberga. Te vamos a hablar de las cataratas Multnomah, las más altas de todas ellas. No vamos a dejar de lado, sin embargo, otras igual de recomendables. ¿Te animas a descubrirlas? No te decepcionarán.

Las cataratas Multnomah, las más altas de Oregon

Puente sobre las cataratas Multnomah
Puente sobre las cataratas Multnomah

Las cataratas Multnomah tienen una altura total de 189 metros. Constan de dos tramos: uno con 165 metros de caída y otro con tan solo 21 metros. Y es que el agua del primero se acumula en una balsa hasta que se inicia esa segunda parte.

Sobre la unión de ambos tramos existe un puente, construido en 1914, desde el que disfrutar de unas vistas maravillosas. Sirve, a su vez, para cruzar y seguir el sendero que lleva a la parte alta de las cataratas Multnomah. El recorrido es de unos dos kilómetros y presenta un desnivel de doscientos metros.

Asimismo, sabiendo las medidas de esta maravilla natural, no es de extrañar que sea de las cascadas más altas de Estados Unidos. En el país solo la superan algunos saltos de agua como las Oloupena Falls y el salto Pu’uka’oku, ambas en Hawái; el salto Colonial Creek, las Johannesburg Falls o el salto Yosemite.

“El agua es la fuerza motriz de toda la naturaleza.”

-Leonardo da Vinci-

Ubicación de las cataratas Multnomah

Cataratas Multnomah
Cataratas Multnomah

Las cataratas Multnomah están situadas al este de Troutdale, a media hora de la ciudad de Portland. Más concretamente, en el parque al que le da nombre, accesible al público desde 1915. Por aquí que cada año pasan dos millones y medio de turistas, por lo que es el paraje natural más visitado de Oregon.

Una vez en el lugar, los visitantes pueden disfrutar de la privilegiada naturaleza. También se puede visitar el Multnomah Falls Lodge, construcción con muros de piedra y tejado de pizarra que data del año 1925. En el interior de esta se puede encontrar un bar, un restaurante y una tienda de regalos.

Leyenda de las cataratas Multnomah

Caída de las cataratas Multnomah
Cataratas Multnomah – Ian Sane / Flickr.com

Las cataratas, además de por su belleza, llaman la atención por la leyenda que existe entorno a su origen. Según la misma, el jefe de la tribu de Multnomah decidió casar a su hija con el jefe de los Clatsop. El amor entre ambos no tardó en surgir, por lo que anunciaron el día de la boda y se iniciaron los preparativos.

Llegado el momento, mucha gente amaneció enferma. La única forma de que sanasen, en palabras de un hombre, era la de sacrificar a una doncella hija de un jefe. Los habitantes decidieron desoírle y acatar su destino, pero la novia no fue de la misma opinión.

Al saber que la había perdido, el padre de la joven empezó a llorar. Esas lágrimas derramadas fueron las que dieron origen a las cataratas.

Otras cataratas de Oregon

Latourell Falls
Latourell Falls

Además de las cataratas Multnomah, y como ya hemos adelantado, Oregon cuenta con muchas otras. Una de las más destacadas son las Wahkeena Falls. Están cerca de las anteriores y en ellas que el agua cae desde una altura de 73 metros. Dicho espectáculo natural puede verse sin problemas desde la carretera.

Otra de las cascadas que se encuentran a lo largo del río Columbia son las de Latourell. Estas pertenecen al Parque Estatal Guy W. Talbot y son su mayor atracción. Tienen una altura total similar a las Wahkeena Falls: 76 metros. Para llegar a su parte alta es necesario caminar tres kilómetros.

Igual de recomendable son las Fairy Falls, aunque sean más pequeñas, ya que miden poco más de seis metros. Pero ofrecen una impresionante vista panorámica: el arroyo cae a través de una roca de musgo cubierta de helechos, antes de que los salientes rocosos hagan que el agua transcurra por diversos lados.

Como acabamos de ver, Oregon proporciona numerosas posibilidades turísticas relacionadas con la naturaleza para así permitir a sus visitantes desconectar y, al mismo tiempo, disfrutar del bello paisaje.