5 castillos con leyendas mágicas. ¿Te atreves a visitarlos?

Edith Sánchez · 16 noviembre, 2019
Son muchos los castillos de los que se dice que están encantados. Son construcciones que a veces esconden laberintos y pasadizos secretos o que han sido escenario de acontecimientos terribles.

Los castillos son escenarios perfectos para cuentos de hadas, pero también para historias de terror. Esto se debe a que se trata de edificaciones que, de una u otra manera, están envueltas en un halo de misterio. Visitamos algunos castillos con leyendas centenarias y escalofriantes. ¿Te atreves a acompañarnos?

Antes, debes saber que casi todas esas historias nos hablan de fantasmas, de fenómenos extraños o de hechos paranormales. Sea cierto o falso, esas leyendas contribuyen a la magia de esas edificaciones, que en su mayoría se encuentran en Europa.

1. La Torre de Londres

Torre de Londres
Torre de Londres

La Torre de Londres es uno de los castillos más emblemáticos de todo el mundo. Está situada en la ribera norte del río Támesis y fue prisión de personajes históricos. Recordemos que allí fue confinado el famosísimo Tomás Moro, así como la célebre Ana Bolena, segunda esposa de Enrique VIII.

Precisamente, la mayoría de las historias tienen que ver con Ana Bolena. Se dice que muchas personas han presenciado apariciones de su fantasma, vestido de blanco y sin cabeza.

También son famosas las apariciones del príncipe Eduardo V, que fue asesinado con su hermano por Ricardo III. Muchos aseguran haberlos visto paseando por los corredores tomados de la mano.

2. El castillo del Buen Amor, España

Castillo del Buen Amor uno de los castillos con leyendas
Castillo del Buen Amor – El Pantera / Wikimedia Commons

En España hay infinidad de castillos con leyendas. Uno de los más famosos es este castillo del Buen Amor. Está en en la localidad salmantina de Topas y actualmente es un fabuloso hotel histórico. La cuestión es que algunos huéspedes aseguran haber visto a una dama blanca de otro mundo que se pasea a sus anchas por el hotel.

Este sería el fantasma de doña María de Ulloa, amante secreta del arzobispo Alonso de Fonseca, quien habitaba este lugar en el pasado. Se dice que aquí, a veces, suceden fenómenos extraños, como puertas que se abren solas y llamadas a la recepción desde habitaciones vacías. ¿Te atreves a dormir en este castillo?

3. Edimburgo, otro de los castillos con leyendas

Castillo de Edimburgo
Castillo de Edimburgo

El castillo de Edimburgo fue escenario de varios combates y conflictos en la lucha de Escocia por su independencia. Esta edificación se conecta con la calle principal de la ciudad, la Royal Mile, a través de un enrevesado sistema de laberintos subterráneos secretos.

Son sus pasadizos el escenario de una singular historia. Cuando fueron descubiertos, se pidió a un gaitero que los recorriera. Se eligió ese extraño emisario para que fuera tocando gaita durante su camino y así todos supieran dónde se encontraba.

De repente, la gaita dejó de sonar. Alarmados por ello fueron a buscarlo, pero solo encontraron los restos del instrumento destruido. Se cuenta que el sonido melancólico de la gaita vuelve a escucharse en noches solitarias.

4. El castillo de Buena Esperanza en Sudáfrica

Castillo de Buena Esperanza
Castillo de Buena Esperanza

El castillo de Buena Esperanza queda cerca de Ciudad del Cabo. Se dice que en este lugar hay varios espíritus que se mantienen agonizantes, esperando que algún día puedan hallar el descanso eterno. Uno de esos espíritus es el del gobernador Pieter Gysbert van Noodt, un hombre cruel que estuvo al mando de la ciudad en el siglo XVIII.

Van Noodt mandó ejecutar a siete soldados por una infracción que no lo merecía. Antes de morir, uno de ellos pidió al cielo que este hombre fuera castigado. Esa misma noche apareció el cadáver del gobernador con una expresión de terror en el rostro. Se cuenta que desde entonces vaga por el castillo, donde hay luces que se encienden solas y campanas que suenan a media noche.

5. Bran, el más famoso de los castillos con leyendas

Castillo de Bran
Castillo de Bran

El castillo de Bran, en Rumanía, no necesita presentación si partimos de que este inspiró a Bram Stoker para escribir su novela El Conde Drácula. Esta historia se basó en la historia real del conde Vlad, del que dice la leyenda que tenía el hábito de empalar a sus enemigos.

Después de algunas investigaciones, se comprobó que el conde Vlad realmente nunca habitó el castillo de Bran. Sin embargo, quienes van a este lugar aseguran que tiene una atmósfera pesada en la que se percibe la presencia de algo extraño. Si llegas a ir allí, no dejes que te alcance la noche antes de salir de él.